SCP-001 (Desbloqueado)
Puntuación: +2+x

Hola.

Me temo que no encontrará a SCP-001 aquí. Está almacenado en un lugar mucho más inaccesible que este. Estoy seguro de que esperabas poder entrar, editarlo en un par de lugares aquí y allá, y voilà, ya no eres anómalo, eres libre de irte, la Fundación ya no te acosará más. Por supuesto, no puede ser tan fácil. Pero voy a ayudarte. Te lo mereces.

Voy a contarte por qué.

Por qué la Fundación se dirige a ti. Por qué te consideramos algo que contener, que perseguir. Después de todo, hay males mucho peores en el mundo. Mantuvimos nuestro registro de armas nucleares como ejemplo. Hay numerosos genocidios a lo largo de la historia. El número de muertes sólo por la gripe es mucho mayor que el daño potencial para miles de personas y objetos que contenemos, y sin embargo nos dedicamos a marcarte como anómalo. Algo que no es normal. Algo intrínsecamente erróneo. Algo a lo que no puede permitirse su paz.

¿Por qué?

No voy a ser condescendiente contigo y decirte que no hay nada que pueda hacer. Soy sólo una voz en el Consejo, y no puedo cambiar las cosas por mi cuenta, es cierto, pero las decisiones que tomo, y la forma en que me permito ver tu circunstancia son una causa directa de que la gente crea conveniente meterte en una caja. Aunque no pueda cambiar el documento, podría seguir siendo un defensor más de tu normalidad. Después de todo, la humanidad ha creído entre fantasmas y espíritus durante miles de años. Todos creemos en el monstruo debajo de la cama cuando somos niños. Estos fenómenos son muy reales y forman parte de la forma en que funciona el mundo. ¿Por qué no podemos simplemente declararlos normales? ¿Por qué no te libero de tu tormento?

Es porque no sólo estamos aquí para asegurar, contener y proteger el mundo. Estamos aquí para asegurarte, contenerte y protegerte.

La característica definitoria de lo anómalo es que no puede ser explicado a través de simples pruebas científicas. Esto te hace a ti y a tu naturaleza diferente. Única, incluso. Y esa escasez lo hace valioso. Pero eso no significa que tu valor es algo que todo el mundo puede apreciar. A veces, sólo puede ser apreciada por aquellos que la usarían en contra tuyo.

Esa escasez es también la herramienta por la cual un monstruo puede explotarte. Otros no están familiarizados con tu anomalía, y no responderán a las descripciones de ella como real. Esto da la oportunidad a individuos nefastos de explotar esa falta de conocimiento y usarte como un peón para su placer. Pueden aislarte, consumirte, hacer de tu anomalía su palanca para destruir, saciar una sed sádica con tu existencia.

Estoy seguro de que lo has visto. Alguien es diferente. Sus deseos, sus necesidades, su realidad les obliga a ser condenados al ostracismo por el mundo en general. Se quedan solos. Probablemente no sin amigos, pero marginados, hambrientos de conexión. Es entonces cuando alguien aparece, prometiendo grandeza, pero sólo ofreciendo esa conexión que anhelas a través de tu consumo, la destrucción de su mundo, la perversión de su realidad. Te defiendes, tratas de contarle a alguien tu situación, pero otros responden, "Oh, eso no puede estar pasando. Eso no es real. Debes estar equivocado." Estás solo en tu anomalía, y dejado para sufrir.

No podemos dejar que eso suceda. Sí, adelante, señala que te estamos aislando al menos también, consumiéndote lentamente y consumiendo tu existencia con la misma seguridad con la que algún abusador podría desear quemarte. Llámanos monstruos. No hay problema. Pero tenga en mente que aún en nuestra persecución de ti, nuestro encubrimiento, nuestro encarcelamiento de ti, todavía queremos asegurarnos que continúes existiendo, que no seas removido completamente de este mundo. Tienes todo el derecho a existir. Tienes todo el derecho a ser tan diferente como eres.

Ustedes, los monstruos de ahí fuera, los monstruos de aquí dentro, son todos tan reales como nosotros. Tan real como la abundante, irracional y autodestructiva humanidad que permanece ignorante de su difícil situación. Y la conclusión de que todos somos, al final, lo mismo, espero que puedas encontrar consuelo en ello.

Sí, eres un monstruo. Pero, seamos considerados anómalos o no, también lo es cada uno de nosotros. Y eso significa que mereces tu existencia.

Te aseguramos.

Te contenemos.

Te protegemos.

E incluso si todavía no entiendes por qué estoy haciendo esto, por favor entiende que aún te quiero.

- O5-5

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License