Que tal si ellos no fueran…
Puntuación: +1+x

"¿E-estoy fuera?" Él los miró, más confundido que sorprendido.

"Sí, tu número está arriba. Ponte de pie. Te acompañaremos a la sala de informes". El guardia salió de la puerta y señaló el pasillo. Tenía su Taser en la otra mano por si D-9897 intentaba hacer algo estúpido. No es que sucediera el día de liberacion, pero es mejor estar preparado.

Juntos caminaron por los pasillos, el otro Clase-D en el bloque de la celda estaban reteniendo sus vítores por Marcus y simplemente dándole un respetable asentimiento de 'Ya lo hizo'. Marcus bien podría haber estado flotando por ese pasillo. Había terminado. El mes había terminado. No más alimentaciones. No más limpieza. No más inyecciones o pinchazos. Todo había terminado y su recompensa estaba a su alcance.

Llegaron a la sala de informes y le ordenan a Marcus que se sentara. Se obligó con casi una sonrisa mientras le ataban las restricciones en sus piernas y brazos. Todavía tenia que seguir el protocolo a pesar de que estaba a minutos de la liberacion. Un hombre calvo y bien vestido salió por otra puerta, miró hacia atrás en el largo espejo de una vía adyacente a él, y se sentó al otro lado de la mesa con el archivo de Marcus.

"Entonces, del 10 de Marzo al 10 de Abril. De nueve, ocho, siete, siete. Marcus Stuart Turnbull. No hay familia inmediata…bueno…no familia sobreviviente al parecer. Encarcelado y sentenciado a la pena de muerte por el estado de Texas. Cuatro cargos de asesinato en primer grado-"

El hombre pasó a la siguiente página.

"-tres cargos de asesinato en segundo grado, seis cargos de asalto con un arma mortal, dos cargos de homicidio vehicular, quince cargos de trata de personas y un cargo de agresión sexual agravada contra un menor…y parece ser que usted tiene algúnos otros casos pendientes, pero no importa. Usted cumplió un total de doscientos treinta y cuatro días en el corredor de la muerte antes de ser requisado por la Fundación".

El hombre cerró el archivo y cruzó las manos. "¿Estás listo para regresar a la sociedad, Sr. Turnbull?"

Marcus tragó audiblemente. "S-sí señor. Lo estoy. He hecho mi tiempo".

El hombre asintió y abrió otro archivo mucho más delgado. "Así que los detalles de tu liberacion están listos. Desde aquí, cruzará esas puertas y entrará en otra habitación donde comenzaremos el procedimiento".

"¿Procedimiento?"

"Sí, bien…" El hombre reprimió una sonrisa. "No podemos dejar que te vayas de aquí sabiendo lo que sabes, por supuesto. En realidad, es bastante sencillo. No deberían pasar más de unos minutos".

Marcus dejó escapar un suspiro tenso y asintió. "Muy bien entonces. Estoy listo cuando lo haga".

El hombre se giró de su asiento y abrió las correas de la silla de Marcus. "Directo hacia ahi, Sr. Turnbull".

Marcus se levantó y se frotó la muñeca mientras se tambaleaba nerviosamente hacia la puerta, repentinamente inundado de dudas internas. ¿Fue esto un truco? ¿Una prueba? ¿Un pelotón de fusilamiento? Su mano temblorosa agarró la manija de la puerta cromada.

"¿Oh, y Sr. Turnbull?"

"¿S-si?"

"Felicitaciones y buena suerte."

"Gracias Señor."

Marcus abrió la puerta y entró. Cuando la puerta se cerró, el hombre tomó su pluma y tachó una entrada en su portapapeles.

▪ D-9893: Vincent R. Kinnear                
▪ D-9894: Duane L. Mateiro                            
▪ D-9895: Charles J. Avitto                       
▪ D-9896: James F. Clark                              
▪ D-9897: Marcus S. Turnbull                               
▪ D-9901: Lewis T. Galvan
▪ D-9900: Andrew M. Sagendorf
▪ D-9899: Paul O. Pedigo
▪ D-9898: Sheryl G. Williams


El hombre regresó a la sala de observación donde su colega de barba blanca mayor estaba esperando. "¿Todo listo?"

El hombre asintió. "Sí, él no hizo demasiadas preguntas. Entro directo".

El hombre mayor chasqueó la lengua mientras observaba el procedimiento. "Entonces los nuevos implantes…¿escuché que no aparecen en los rayos X?"

"Eso es correcto. Optamos por una carcasa delgada de compuesto en su lugar".

Los cirujanos de abajo trabajaron febrilmente en el cerebro del Sr. Turnbull, ya que el pequeño dispositivo se implantó con delicadeza en el tronco encefálico y se conectó a ambos ventrículos cerebrales.

"¿Aún usamos los amnésicos Clase F en estos?"

El hombre asintió de nuevo y metió los archivos en su maletín. "Ha estado funcionando lo suficientemente bien. La tasa de retención es un poco menor de lo que originalmente predijimos, pero está dentro de los límites".

El hombre mayor negó con la cabeza, recordando los años previos a la desactivación de activos Clase D. "Pareciera que solo hace una vida antes…simplemente, ya sabes, las terminaciones mensuales eran lo que eran…o lo fueron. Estoy realmente muy satisfecho con esta alternativa. Los métodos más antiguos dejaban un mal sabor en la boca de todos. No era bueno para la moral".

El maletín se cerró detrás de él. "Estoy de acuerdo. Y con los implantes, no hay riesgo de una violación de la información. Una dosis disparada de cloruro de potasio en el lugar correcto…" chasqueó los dedos. "-muerte en noventa segundos o menos. Rápida, eficiente, simple".

"Entonces, ¿qué lo desencadenaría?" El caballero mayor miró por encima del hombro.

"Bueno, con la integración del programa amnésico Clase F y el programa de reacondicionamiento de identidad que sigue, solo tenemos los recuerdos post-condicionados originales que activan señales de activación nerviosa muy específicas si alguna vez pasan el cerrojos neuronales".

"Suena complicado."

El hombre caminó con confianza hacia los monitores, maletín en mano. "No es tan complejo como piensas, ¿alguna vez te despiertas de un sueño que no pudiste recordar? Básicamente, el mismo concepto y los resultados valen la pena. Quiero decir, sus vidas originales son pesadillas en comparación con lo que los estamos configurando"

Frente a donde se encontraba, cientos de monitores individuales transmitían transmisiones en vivo de otras personas condicionadas desde la inducción del programa. "Agentes incógnitos integrados en la población civil. Vivir y respirar como miembros normales de la sociedad. Estudiantes, hombres de negocios, trabajadores de la construcción, pilotos, madres amas de casa, pastores. Y pensar, que la vigilancia total se pudiera lograr dentro de nuestro tiempo de vida".

"Tal vez en tu vida. Aún así, es algo con lo que solo podíamos soñar cuando comencé".

Un monitor en blanco parpadeó al proyectar una imagen de ambos hombres desde una perspectiva más abajo, fuera de la sala de observación. Los ojos inconscientes del Sr. Turnbull se fijaron en su dirección, sin parpadear y en línea. Ambos hombres suspiraron de satisfacción por su trabajo.

"Entonces, ¿a qué se le asigna este?"

El hombre entrecerró los ojos tratando de recordar esa información. "Un conductor de camión, creo. Lo tendremos estacionado en algún lugar de Montana con su nueva identidad".

El hombre mayor se rió entre incredulidad ante esto. "Guau. Increíble que sea así de simple. Estás haciendo un buen trabajo".

"Esta es la razón por la que me uní al Comité de Ética. Me alegra que podamos utilizar a estas personas en lugar de deshacernos de ellas".

El hombre le estrechó la mano a su colega mayor. "¿Todavía vamos a almorzar mañana?"

"Por supuesto."

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License