Una Extraña Solicitud
Puntuación: +3+x

El hombre tras el escritorio observó cómo el horror cósmico delante de él caminaba de un lado para otro, vociferando con lo que solo podría describirse como su cabeza. "Soy la última mente colmena. Mi influencia está en todas partes, aunque normalmente no puedes sentirla. Soy el que espera detrás de la pared. Cuando me abro paso a través de esas pequeñas grietas en tu realidad, soy la personificación misma de la decadencia y la destrucción. Viscosidad negra, grandes tentáculos, sangre fluyendo de tus ojos. Mis seis bocas están siempre gritando, y la séptima cantará la canción que acabará con el mundo. Mi sola mirada es suficiente para conducir a los hombres a la locura”. Se acercó más, e hizo varios movimientos dramáticos con sus apéndices tentaculares.

"Ninguna fuerza puede igualar la mía. Cuando crea tu mundo acabado, deberá llegar a su fin. Mi poder va más allá que el de cualquier otro ser que puedas imaginar." Amoldó su mole a la pequeña silla de madera, y miró ferozmente al hombre. "Soy decadencia. Soy destrucción. Soy Zalgo, y estoy viniendo."

Múltiples tentáculos golpearon en la mesa. "¿Así que por qué no puedo ser un SCP?"

El director de la Fundación SCP no mostró ninguna conmoción ante la negra y amorfa monstruosidad que se había puesto ante él. La desgarradora luz roja de los puntos en lo profundo de la masa oscura no lo eliminó. En lugar de eso, sólo se reflejó en sus gafas y su cabeza calva mientras miraba hacia abajo, a su escritorio.

"Mira", empezó, hojeando rápidamente una pila de papeles, "ésta es tu quinta vez intentando aplicarte el estatus de SCP. No sé cuántas veces te he dicho esto, así que escucha. Esta es la última vez. No tenemos ningún interés en tenerte con nosotros. Tú simplemente no encajas”.

"¿No me has oído?” Preguntó bruscamente Zalgo, creciendo rápidamente en estatura. "Soy la última mente colmena, y…"

"Sí, sí, ya hemos pasado por esto antes. Eres la última fuerza de la destrucción, y puedes acabar con el mundo, y todas esas titulaciones de las que siempre estás hablando. No hay necesidad de repetirlas otra vez. Ahora, no estoy diciendo que te anime a ello ¿Pero por qué simplemente no vas y haces algo nocivo, si quieres tanto mal?”

"¿Hacer algo nocivo? Mi trabajo a lo largo de los últimos años ha estado más allá de lo nocivo. He conducido a incontables niños a la locura, causado suicidios por todo el mundo, y provocado sufrimiento en todo lugar donde pude encajar ¿Y tú me invitas a hacer algo peligroso?” La masa negra se levantó, sobre la base de su increíble poder.

"Zalgo", dijo el director secamente. "Tú encuentras webcomics, y tú los corrompes."

La abominación de más allá de las estrellas miró fijamente al director, luego se volvió a hundir en su silla, visiblemente derrotado. "¿Por qué quieres ser un SCP, de todas formas?"

"Bueno", dijo Zalgo suspirando a través de una de las bocas que no gritaban, "ese puñetero Slenderman ha estado diseminando su imagen desde hace tiempo. Consiguiendo gente que hable sobre lo que hace, poniéndose en fotografías, inspirando historias, lo típico ¡Ahora tiene incluso su propia webserie! ¿Puedes creértelo?"

"Sí", dijo el director cautelosamente, inclinando la cabeza a un lado, "¿Pero qué tiene eso que ver con nada?”
"Soy nuevo en esto de las extrañas abominaciones misteriosas, y necesito algo de publicidad.. Todo lo relacionado con los webcomics es un comienzo, pero es fácil para la gente usar mis métodos y nunca mencionar mi nombre, y déjame decirte, eso es una gran mancha en mi contra. Dejadme entrar, soy un gran nombre. No tan grande como Yog-Sothoth o Azathoth, pero lo suficiente para tener algo de reconocimiento. Así que ¿Qué te parece?”

Un incómodo silencio se asentó a lo largo de la habitación cuando el director se quitó sus gafas y las limpió con una mano, mientras sostenía su frente con la otra, inmerso en sus pensamientos. Zalgo se movió nervioso en su silla, esperando la respuesta del director. Por fin, el director se colocó sus gafas, y empezó a hablar.

"Ignorando el hecho de que me niego a participar en concursos raros de abominaciones, hay una gran razón por la que no podemos tenerte aquí. No es un asunto de dinero ni dificultad de contención, oh, no. Tenemos SCPs como 682, y se requiere una cantidad nimia de dinero para tenerlo encerrado, incluso cuando escapa. Y ya que pareces dispuesto a cooperar con nosotros, serías pan comido de contener, además. No, es solo que no eres suficientemente interesante".

Zalgo pareció hervir de furia antes esta declaración, y abrió varias bocas para hacer una réplica, pero el director le detuvo. "Déjame explicar. Estás rebosando de poder, y tienes la posibilidad de finalizar este mundo con un pensamiento. Todo eso está bien y es bueno para otras organizaciones. Pero aquí en la Fundación SCP, no podemos simplemente aceptarte en estos criterios. Es demasiado. Eres demasiado poderoso, no tienes un gancho, y francamente, eres aburrido. Cuando te pones manos a la obra, simplemente no encajas con nuestra imagen”.

Por un momento, pareció que Zalgo estaba listo para acabar con el director, aquí y ahora. Unos momentos tensos pasaron, los segundos transcurrieron tan despacio como pudieron, antes de que sus hombros se hundiesen, y la masa negra suspiró, "Está bien, está bien. Tú ganas. Simplemente me iré".

Mientras la silla chirriaba a través del suelo, el director dijo, "prueba Almacén 13, quizá Insurgencia del caos. Estoy seguro de que serán un poco más indulgentes que nosotros”. Zalgo dio un gruñido de gratitud, y desapareció, disolviéndose en las paredes. El director se dio a sí mismo unos momentos de paz, antes de gritar, "¡Siguiente!" y prepararse para la próxima historia sentimentaloide.

Un colosal hombre verde de cabeza blanda y una larga y ondulante barba de tentáculos apelotonó su cuerpo en la oficina, y se encajó a sí mismo en la silla. Rebuscando entre unos papeles más, el director alzó la vista y empezó, "gracias por acompañarme hoy ¿Señor…?"

"Cthulhu".

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License