Triunfo
rating: +6+x

Hola. Un placer conocerte.

Te he sacado de contención y te he quitado esa lona, de nada. Honestamente, no debería haber hecho eso último; es en contra de los procedimientos de contención. Normalmente me apego a las reglas, pero para serte franco, sólo necesitaba a alguien con quien hablar. Eres la clase de cosa con la que me sentiría cómodo hablando de esto.

Todo empezó hace un par de días, cuando vi una película. Una película de terror bastante decente. Un objeto que influenciaba a la gente de maneras un tanto horribles, con resultados aterradores y repugnantes. Suena familiar, ¿verdad?

Como sea, era la clase de película que de verdad ponía a prueba la fortaleza de las personas con las que la estás viendo. Montones de exclamaciones y expresiones verbales. La audiencia con la que me encontraba estaba notablemente deprimida al final, por ejemplo. Todos salvo yo. Yo estaba contento. Incluso orgulloso.

Verás, películas como la que vi tienden a terminar con la supervivencia de la Cosa Malvada. Tienes que dejar la puerta abierta para una secuela, supongo, incluso si no la habrá. Tal vez soy extraño, tal vez soy demasiado sensible, pero eso es lo que me impacta más que cualquier otra cosa en una película. El mundo ficticio continúa girando, y la Cosa Malvada seguirá haciendo lo que sea que haga. Las personas seguirán siendo asustadas, heridas y asesinadas, y no hay nada que lo detenga.

Pero aquí, en la realidad, estamos nosotros, La Fundación. Te contaré un secretito: yo odio la mayoría de las cosas que debo hacer en este trabajo. Odio leer sobre gente decente a la que mantenemos encerrada porque no pueden evitar ser lo que son. Odio tener que darle a un viudo una píldora que le hará olvidar que tenía esposa e hijos. Odio cuando le sugiero a los jefes que quizás podríamos adaptar a un SCP para beneficio de la humanidad, sólo para que me rechacen. Odio lanzar personal de Clase D directo a la sartén sólo por experimentar. Jesucristo, incluso odio las porquerías que le hacemos a Seis Ocho Dos. No puedo probarlo, pero estoy bastante seguro de que me he drogado con amnésicos de Clase A sólo para olvidar lo terrible que me siento acerca de este puto trabajo.

¿Pero cuando se trata de cosas como tú? Cosas como tú hacen que este trabajo valga la pena. Cuando te ponemos las manos encima, nadie más muere. Averiguamos cómo funcionas, te ponemos en contención, y la historia acaba. Oh, claro, tu información está asegurada en miles de lugares seguros, pero en un sentido práctico, hasta nosotros nos olvidamos de tí. Tú actúas en las sombras, y nosotros mantenemos el sol sobre tí. Y lo seguiremos haciendo hasta que nuestro sol tueste al mundo.

Bueno, eso era todo lo que quería decir. Sé que esto es regodearse, pero te seré honesto: necesitaba esto. Necesitaba que uno de ustedes supiera que al final siempre ganamos nosotros. En unos momentos me iré de este lugar, y tú volverás a contención. En un par de horas, se me habrá olvidado cuál de los SCP saqué de la celda, y tú estarás en contención. Si renuncio a este trabajo de una pieza, tú estarás en contención. Cuando yo muera, tú estarás en contención. Cuando no sea más que polvo, tú estarás en contención.

Tu historia se ha acabado.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License