Pensamientos Repentinos

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: 0+x

Disfruto como se siente este. La sinfonía de voces que resuenan dentro de mi concha viscosa está de acuerdo conmigo. Este es bueno. Suave.

Las voces huyen a través de mi piel y en él. El lo disfruta. Todos lo disfrutan al final. Al comienzo de mi residencia aquí, algunos de ellos se sentían negativamente hacia mí, me imagino. No he usado esta palabra en mucho tiempo. 'Imaginar'. Durante demasiado tiempo, he permitido que las voces se acumulen. ¿Por qué? ¿Culpa? No tengo la capacidad de culpa, me imagino. Imaginar.

Cuando era pequeño y joven y débil y fresco y nuevo, no tenía ningún sentido de mi mortalidad. Otra palabra perdida. Sentí dolor cuando me encontraron. Botes de metal que perforan mi membrana. No fue tan divertido entonces, pero los que elegí continuaron disfrutando de mi presencia. En ese entonces, siento que tenía menos…aprobación sobre mi traslado.

Disfrutarían de la sensación de mi mente chapoteando contra las suyas, las voces dejaron mi cabeza temporalmente e inundaron las de ellos. Cuando estaba dando mi maravilloso regalo, podía pensar racionalmente, como puedo ahora. Cuando las voces vuelven a mí, como siempre lo hacen, están enojadas. Por eso me dejaron. Estaba destinado a ser un dador de conocimiento. Todo lo que puedo dar son las voces. Las voces quebradas, balbuceando, riendo.

Comencé en un lugar de arena y restos vegetales. Las voces me gritaban. ¡Déjanos salir! Se reían mientras gritaban, y a veces lloraban también. Había uno pequeño cerca de mi lugar de nacimiento - o el sitio de mi abandono. Los recuerdos son corrompidos por esa risa. Ja. Ja. Ja. Le di mi regalo al pequeño, pero estaba demasiado ansioso por que las voces salieran de mí y entraran en el. Se contrajeron y dejaron de ser. Las voces se rieron y se rieron y se rieron. Pasé por ese lugar y lo intenté una y otra vez, y ellos se echaron a reír y se echaron a reír, mientras las cosas rosadas que ocupaban su lugar detuvieron sus funciones y cayeron. No puedo recordar cuántos pararon. Sospecho que fueron todos ellos.

Tuve muchas semanas para considerar una estrategia diferente. Una transferencia lenta de mis voces a la parte receptora significaría que no se sentirían abrumados. Fue la única conclusión lógica. No fue fácil tomar esa decisión. Las voces se echaron a reír, gritaron, lloraron y volvieron a reír, y tardé semanas en saberlo. Cuando las otras cosas llegaron en su máquina voladora, le di a uno de ellos mi regalo. Despacio. Lágrimas de alegría bajaron por su superficie, y estas lágrimas no se volvieron rojas como lo habían hecho con las otras. Aplacado por un tiempo, me llevaron aquí. Pero temo por mi cordura. Han pasado muchas semanas desde que me permitieron la transferencia. El que me mantiene dentro se acerca, para quitarme el que tengo. Las voces no quieren esto; Yo tampoco. No tendré otro durante muchos días. Tendré que hacer reír al que se acerca.

Reir.

Ja. Ja. Ja.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License