Pastores
Puntuación: +2+x

Mary-Ann Lewitt volvió a ajustar su manta. La noche de Noviembre brotó afuera de la ventana, el frío se filtraba por las costuras del apartamento. Por supuesto, la verdad era que el calor se estaba filtrando y el "frío" en realidad no era nada, pero Mary-Ann generalmente consideraba esa definición como el reino de los científicos que nunca habían experimentado el resfriado adecuado.

Este frío era pequeño, fácilmente combatido con una manta de lana y una taza de té chai. Alexander estaba durmiendo en la parte superior de la torre de computadoras, como a menudo lo estaba. Mary-Ann tomó un sorbo de té y volvió a desplazarse por la base de datos de grupos.

Culto del Forjador de las Palabras: Grupo disidente cristiano de aproximadamente 250. El lenguaje se considera sacrosanto en forma verbal y escrita: la destrucción de material escrito se considera gravemente pecaminoso. En posesión del Evangelio de Bartholomew. Estado Actual: Integrado. Nivel de Amenaza: Ninguno.

Mary-Ann, en cualquier sentido del término, vivió una vida bastante interesante. Había cerrado la puerta detrás de ella en el momento en que tuvo la oportunidad, juró la fe con la que había crecido, realizó varias giras por el extranjero, vio morir a demasiados amigos y regresó a Estados Unidos con algunas grietas más de las que ella habia partido, recuperó su fe mientras trataba de obtener algo de tranquilidad, regresó a la escuela, se volvió a adaptar a la vida, encontró algo de trabajo.

Aquellos que Miran en lo Profundo: Una colección de practicantes alquímicos europeos en busca del "Elemento de Dios", es decir, el material en el que se compone Dios. Conexiones con la Iglesia del Dios Roto sospechadas pero nunca confirmadas. Estado Actual: Difunto. Última Actividad: 1991.

Ese trabajo, una vez más, involucró dispararle a algunas personas bastante fanáticas, excepto que a los fanáticos a los que había disparado antes eran ahora sus compañeros de trabajo, y los fanáticos a los que disparaba ahora tenían la tendencia de juntarse con los demonios en un sentido muy literal.

Hijos de los Nephilim: Grupo de aproximadamente 50 individuos ubicados en un solo compuesto dentro del Hindu Kush. Se creen a sí mismos como descendientes de seres angelicales: las creencias se centran en volver a alcanzar un estado perfecto. Altamente violento, y en posesión de un artefacto peligroso, el supuesto cadáver de un ser angelical. Charlas de integración pendientes. Estado Actual: Activo. Nivel de Amenaza: Alto.

No tan literal como podría haber sido, pero al final del día no había mucha diferencia entre un imp con cuernos y pezuñas con una horquilla y un cadáver parlante flotando en un tanque séptico.

La familia Bramberly y sus seguidores: Grupo de 216 personas ubicadas en Dakota del Norte, Estados Unidos. Creencia central de que el jefe de la Familia Bramberly estaba en contacto con formas de vida extraterrestres y, como tal, serviría como el liberador de la humanidad del mal a través de diversos rituales sexuales. Posesión de artefactos sospechosos pero nunca confirmados. El compuesto fue allanado por agentes de la Coalición Ocultista Global. Estado Actual: Difunto. Última Actividad: 1982.

Las entradas de la base de datos eran desplazadas. Había más de seiscientas entradas en la lista, aunque una buena parte de ellas estaban extinguidas o solo existían fragmentos. Para algunos, había suficiente material almacenado para publicar un catecismo completo sobre la creencia. Para otros, la portada era todo lo que había.

Icthians: Un grupo de aproximadamente 700 practicantes en células pequeñas a lo largo de la costa noreste de los Estados Unidos. El grupo adora peces y vida acuática. En posesión de artefactos no conocidos. Los eventos notables incluyen un cisma sobre la admisión de langostas en el Canon de la Sal (seis víctimas) y la muerte de cuarenta y cinco personas dentro de una sola casa móvil bajo el argumento de que las sardinas eran el pez más sagrado. Estado Actual: Activo. Nivel de Amenaza: Mínimo.

Cuando la gente escuchó "contra-culto", ¿que esperaban ellos? La Iglesia del Dios Roto y los Quintista. La mayoría de los agentes del Proyecto Malleus alentaron ese tipo de glamour del trabajo. Mary-Ann admitiría que las historias sobre la lucha contra las oleadas de hombres de engranes y cabezas de estrella hicieron maravillas para la moral a lo largo de la Iniciativa, pero estaba bastante segura de que eran exageraciones. Al final, la gran mayoría de su trabajo consistía en limpiar las cosas pequeñas. Los grandes cultos generalmente caían bajo la jurisdicción de otros grupos, aquellos con los recursos y la capacidad para combatirlos de manera efectiva. Muy pocos de los cultos eran más de un par de docenas de personas, la mayoría no tenía mucho poder de permanencia y, finalmente, casi todos ellos se convirtieron en alguna forma de violencia o sexo, o en ambos. Si eso no dijera algo sobre la naturaleza caída del hombre, Mary-Ann no podría pensar en nada mejor.

Los Profanos: Grupo derivado de budistas, que consta de ciento ocho individuos. El grupo está en posesión de al menos cuatro artefactos anómalos. El objetivo principal es la destrucción del universo físico, para ayudar a toda la raza humana a alcanzar el nirvana. Estado actual: Activo. Nivel de Amenaza: Alto.

Ah, aquí estaba uno. Mary-Ann comenzó a convertir sus notas de esa tarde en la base de datos. No hay mucho para estos: ningún nombre, ninguna organización, ni siquiera un culto, en realidad. Solo un grupo enemigo, uno que logró construir un bonito y pequeño motor de tortura frente a una iglesia que mató a quince personas muy lentamente. Los artefactos dentro de la iglesia también eran similares.

bleep-bloop La ventana de chat se abrió en su pantalla. Ahí estaba él, justo a tiempo.

Click

"Hey, Salah". Mary-Ann continuó tocando el teclado.

"Hola. Ha habido un cambio en los planes.” Ella nunca podría ubicar su acento. Cada vez que pensaba que se definía como Medio Oriente, parecería más británico, más Medio Oriente cuando parecía británico.

"¿Oh?"

"Tres de ellos se han suicidado."

¿Dentaduras de arsénico? ¿Estrangulación autoerótico? ¿Esa otra cosa con la diarrea?

“Un pequeño explosivo escondido en la boca. La salpicadura deletreó 'Jodete' en dos de ellos. El tercero fue 'Checa tu Privilegio, usted escoria cisgenero cisnacional cislingual cistemporal cistolaridad cisdimensional'. El texto era muy pequeño para eso."

"Wow."

"Estaba pensando en grabarlo. Sería un maravilloso adorno de escritorio."

"Je. ¿Alguno de ellos se quedo?

"Uno. Estaba a punto de arbitrar."

"Calentándome aquí también."

"¿El doctor dijo algo acerca de tu pierna?

"Otra semana de descanso."

"Ah, así tendrá que ser. Bueno, Dios no espera las maquinaciones del hombre."

blooooooop


A cierta distancia, en uno de esos lugares donde las personas que necesitaban desaparecer desaparecían, un hombre paquistaní se guardó el teléfono en el bolsillo de su abrigo. Era una cosa grande, forrada de lana, algo que se compra barato y que vale mucho más que el dinero pagado por ello.

Centró su atención en la joven en la improvisada celda. Los tatuajes eran bastante llamativos, al igual que los piercings y el cabello, y las salpicaduras de sangre de sus compañeros tampoco hacían mucho. Ella le estaba gritando todo tipo de cosas viles, gritando sobre cómo pintaría al Profeta con mierda y sangre menstrual en todo el Kaaba.

Le hubiera encantado hacerla sufrir por eso. El joven con sangre hirviendo sacudió la jaula que su yo mayor había construido alrededor de el, gritando para hacerse oír sobre sus blasfemias. Deja el acto, solo mátala. Ella no es nada Menos que humano. El más bajo de los infieles. Deja que los gusanos se la coman y su alma se queme en el fuego por toda la eternidad. Estarías justificado, completamente justificado. El ritual solo frena la verdadera justicia…

Como lo hizo muchas veces antes, Salah le recordó al joven con la sangre hirviente lo que ese odio le había conseguido antes. El joven se resistió, y luchó mucho más duro de lo que podía hacer Salah. Cavó a través de la bolsa en el suelo, buscando una excusa para ocuparse de sus manos. Como siempre hacía, cada vez que el joven agitaba su jaula, pensaba que era mejor usar las armas de un anciano: un tono tranquilo y una lengua rápida.

Él se paró. En una mano, sostenía un delgado volumen encuadernado en negro, abierto a una página previamente marcada. En su otra mano llevaba una pistola.

“Como es costumbre, puede tomar este momento para hacer una expiación final. Si desea hacer un pedido de perdón, por favor hágalo."

La mujer le escupió en la cara.

"Muy bien. A la vista de Dios todopoderoso y misericordioso, te encuentro culpable por la muerte de quince individuos y la profanación de reliquias santas contenidas en la iglesia de San Antonio. Como árbitro designado de la ley eterna, por la presente te condeno a muerte. Con gran pesar y un gran corazón, hago esto y confío en la misericordia de Dios por el bien de tu alma y por la mía. ¿Tienes alguna última palabra?"

"¿Crees que eres la puta Inquisición española o algo así?"

Salah quito el seguro

"No, no lo somos."

« Hub | Segundo Turno »

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License