SCP-ES-295
Puntuación: +12+x

3/ES-295 NIVEL 3/ES-295

CLASIFICADO

classified-lv3.png

Ítem #: SCP-ES-295

Clasificación del Objeto: Seguro

Nivel de Amenaza: Verde

Procedimientos Especiales de Contención: Las muestras de SCP-ES-295-α, -β y -γ permanecen congeladas y almacenadas en el ala de la división de investigación biológica del Sitio-34. Por decisión del Comité de Ética, la experimentación con SCP-ES-295-β en humanos ha quedado prohibida.

Por cuestiones éticas y de seguridad, todos los casos de infección de SCP-ES-295-γ que eran mantenidos con fines de observación e investigación serán eliminados en la brevedad. Los individuos infestados con SCP-ES-295-β y las animales con SCP-ES-295-α serán terminados y sacrificados a su vez.

Descripción: SCP-ES-295 es la designación de dos especies de virus de origen artificial, de transmisión sexual y sanguínea que afectan a los felinos (SCP-ES-295-α) y a los humanos (SCP-ES-295-β). Ambos virus interfieren en los procesos de creación de las células sexuales (gametos), ingresando en las mismas durante su división celular (meiosis). Dentro de la célula, el virus modifica y reemplaza parte del material genético de la misma con el material que conforma su propia estructura. A su vez, utiliza el material genético reemplazado para su reproducción. Para una información más detallada del proceso de infección y reproducción de las cepas de SCP-ES-295, revisar el archivo ES-295-EX.

Los síntomas que presentan los felinos infectados con SCP-ES-295-α son: un retraso en los períodos habituales de celo en las hembras y una reducción del interés del macho por aparearse. Los síntomas empiezan a ser apreciables luego de 2 a 3 meses desde la infección inicial. Luego de 7 a 8 meses, las hembras dejarán de tener períodos de celo y los machos ya no buscarán aparearse.

El período asintomático de la infección de SCP-ES-295-β en seres humanos dura entre 2 a 3 meses desde el contagio inicial. Luego de ese tiempo, el infectado empezará a presentar una disfunción eréctil (en hombres) y un adelanto de los periodos menstruales (en mujeres) que se agrava con el tiempo1. Luego de 9 a 12 meses, las mujeres infectadas sufrirán de una menopausia precoz. Si un niño es infectado, SCP-ES-295-β permanecerá latente -aun es capaz de contagiar- hasta que el infectado llegue a la pubertad.

La alteración genética de SCP-ES-295-α en los primeros meses de infección resulta positiva. Generando crías con características físicas mejores que el promedio como una mayor resistencia, velocidad, agilidad, fuerza; como también una mejor capacidad de aprendizaje e inteligencia2. También elimina los genes -tanto recesivos como dominantes- perjudiciales (que provocan trastornos y enfermedades genéticas) que poseían los progenitores. Pero con el transcurso de la infección, esta alteración resulta cada vez más aleatoria; cambiando y modificando genes tanto positivos como negativos. En un estado avanzando de infección, aproximadamente 6 meses desde la infección inicial, las alteraciones empezarán a resultar únicamente negativas; generado genes perjudiciales para las crías del animal infectado. Comúnmente en esta etapa de infección, la supervivencia de las crías se ve imposibilitada debido a la gravedad de las malformaciones y trastornos con las que nacen.

SCP-ES-295-β genera únicamente genes perjudiciales para la descendencia del infectado. Los trastornos y malformaciones que puede sufrir su progenie aumentan de gravedad cuando la fertilización ocurre en un periodo avanzado de la infección. La supervivencia de los infantes se ve imposibilitada, sin una asistencia médica continua, debido a la cantidad y gravedad de los trastornos y malformaciones con las que nacen. Durante el primer mes de infección, SCP-ES-295-β puede ser eliminado mediante la administración de aciclovir3 pero tras ese tiempo la infección es incurable.

La descendencia de un infectado de SCP-ES-295 posee una relación genética de 89-95% con sus progenitores, si la fertilización ocurrió en los primeros meses de infección. Y un 10-16%, si ocurre en una etapa más avanzada de la misma.

Si un infectado de SCP-ES-295, en cualquier periodo de la enfermedad, contagia a otra persona, esa persona adquirirá el estado de infección del infectado original en ese momento.

Tanto los individuos que hayan estado infectados por más de un año como la descendencia de un individuo infectado con SCP-ES-295 terminan desarrollando una cepa de SCP-ES-295-γ. En el caso de los segundos, su generación se ha detectado a unos pocos días del nacimiento del individuo hasta el inicio de su edad adulta (en gatos) o luego del inicio de la pubertad (en humanos, entre los 14 y 15 años).

SCP-ES-295-γ es una cepa de SCP-ES-295 que es, como la mayoría de los efectos adversos del objeto, un resultado accidental de la fabricación del mismo. Esta cepa altera una estructura o función de cuerpo de manera aleatoria, modificando el genoma de las células de manera similar a las cepas de SCP-ES-295-α y –β. Las alteraciones de estas cepas suelen resultar fatales para el infectado.

Descubrimiento y recuperación: SCP-ES-295 fue inicialmente recuperado por la policía local de la ciudad de Trelew, Chubut, Argentina, el día ██/03/202█. La recuperación ocurrió luego de que Gabriel Herrera informase y confesase a la policía que había participado en el secuestro de cuatro mujeres, de entre 20 y 28 años, y que las mantenían cautivas en una propiedad de la zona rural de la localidad.

Cuando los agentes se trasladaron al lugar, se encontraron con Mateo Sánchez (el perpetrador de los secuestros según el Sr. Herrera), el cual se mostró agresivo con los oficiales. Posteriormente abrió fuego contra los agentes de policía y terminó falleciendo a causa de 18 disparos hechos por los oficiales. (Para información más detallada, véase el Anexo 1)

Luego del enfrentamiento, los oficiales revisaron la propiedad y se encontraron con los siguientes descubrimientos: en la planta superior, se hallaban tres mujeres en un coma inducido farmacológicamente; material médico (desde instrumentos de cirugía hasta suministros para mantener a las mujeres) y un ultrasonido obstétrico. Todas las mujeres habían sido declaradas como desaparecidas y una de ellas estaba con un embarazo de dos meses. En el sótano descubrieron un laboratorio aislado en el que se encontraba equipo médico y científico avanzado (incluyendo dispositivos con capacidades para la creación y modificación de patógenos) y 2 muestras de SCP-ES-295-α y 13 de -β. En las computadoras y documentos hallados en la propiedad se encontró también información relacionada a la creación de SCP-ES-295 y al Instituto Fergusson (Véase los Anexos 3 y 5).

Durante la investigación policial, agentes de la Fundación disfrazados como peritos federales determinaron la naturaleza anómala del suceso y su relación con el GdI conocido por la Fundación. Agentes encubiertos como miembros de gendarmería nacional se desplegaron para la recuperación de las evidencias y las muestras de SCP-ES-295, junto con el traslado del Sr. Herrera a una instalación segura de la Fundación. A su vez, agentes especializados en encubrimiento se encargaron de la amnesticación de los oficiales y familiares de las victimas relacionados con el caso, junto con los trabajos de desinformación.

Durante la revisión de la Fundación de la propiedad, se encontraron cerca de los límites del terreno 8 esqueletos infantiles humanoides severamente deformados y 2 en estado avanzado de descomposición; y un esqueleto femenino perteneciente a Valentina Bravo, una mujer de 24 años la cual había desaparecido en septiembre de 2019, que junto al mismo se encontraba [DATOS BORRADOS]. Los restos fueron enviados al Sitio-30, junto con los otros objetos recuperados, para posteriormente ser trasladados al Sitio-34.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License