SCP-ES-276
Puntuación: +10+x

Ítem #: SCP-ES-276

Clasificación del Objeto: Seguro.

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-ES-276 debe estar en una cochera blindada y nadie puede acercarse a menos de cien metros sin autorización de la doctora Liberman. A todo el personal que quiera interactuar con SCP-ES-276 deben pasar por una entrevista previa para asegurar que no posean ideologías marxistas. Tampoco se puede ingresar con ningún objeto relacionado al marxismo, como imágenes, libros, música, etc, ya que SCP-ES-276 suele actuar de manera hostil.

Descripción: SCP-ES-276 es un Ford Falcon Sedán del año 1971 de color verde oscuro. Dicho vehículo no se puede abrir para ingresar en su interior, por mucha fuerza o herramientas que se usen para tal fin. Lo mismo ocurre con el capó y el maletero. Si bien presenta desgastes por el uso, aparentemente es indestructible.

Cuando una persona con ideologías marxistas se acerca a menos de cien metros de SCP-ES-276, los faros se encienden y en el interior del vehículo se materializan tres instancias humanoides, denominadas SCP-ES-276-1. Las instancias son idénticas entre sí, de cabello corto y oscuro, ojos negros y un bigote estilo Brassens. Visten trajes militares de color verde de la época del golpe militar argentino entre los años 1976-1983. Estas instancias son aparentemente indestructibles y no sufren ninguna clase de heridas, a pesar de tener la fuerza y resistencia de un militar entrenado en combate. Localizan a las víctimas de manera inmediata, sin importar lo bien escondidas que estén. Alejarse a más de cien metros es la única manera de evadir a SCP-ES-276.

SCP-ES-276 se acerca a su víctima a una velocidad que oscila entra los 30 y 200 kilometros por hora. Una vez que se acerca lo suficiente, se detiene y dos de las instancias SCP-ES-276-1 salen del vehículo, mientras que el tercero permanece en el asiento del conductor. Capturan a su victima de manera violenta, arrastrando a su víctima hacia el maletero. Una vez hecho esto, los SCP-ES-276-1 entran al auto y desaparecen junto con el conductor, permaneciendo inactivo hasta que aparezca otra persona que cumpla con los requisitos o expulse el cadáver de las victimas del maletero. Si son más de una persona, capturará a todas y las meterá en el maletero, a pesar de que sea físicamente imposible que entre más de una persona a la vez.

Luego de capturar a sus victimas y permanecer inactivo, entre dos y siete días después de su última actividad, el maletero se abre y un cadáver perteneciente al afectado por SCP-ES-276 rueda hacia el suelo como si alguien lo empujara desde dentro. El maletero se cierra inmediatamente después.

Se ha enviado a personal Clase D con equipos de grabación y audio, pero los dispositivos dejan de funcionar apenas ingresan en SCP-ES-276. Lo mismo ocurre con los dispositivos GPS.

Autopsias a los cadáveres emergidos muestran que han sufrido diversas torturas y que la causa de muerte, sin excepción, es por ahogamiento.

Recuperación: El 16 de Septiembre de 19921, SCP-ES-276 fue conducido por Ramón Estevez, exmilitar, hasta una manifestación del Partido Comunista en la Plaza de los dos Congresos. El resultado fue una masacre donde más de cincuenta personas fueron atacadas por SCP-ES-276. La Fundación logró capturarlo bajo la excusa de una amenaza de bomba, distribuyó amnesticos de clase A a varios testigos oculares y atribuyeron el incidente a grupos nacionalistas.

Ramón Estevez no ha sido hallado hasta la fecha, pero se han recuperado varios documentos dentro de su departamento, el cual parecía haber sido vaciado a toda prisa.

Hojas arrancadas de lo que aparentan ser las memorias del señor Estevez fueron encontradas desperdigadas por el comedor. Algunas hojas estaban rasgadas.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License