SCP-935
Puntuación: 0+x
SCP-935.jpg

Naipes de SCP-935.

Ítem #: SCP-935

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-935 se mantiene dentro de una cámara de contención estándar, ubicada en el Sitio 19. Debe ser monitoreado en todo momento, y en el caso de una desmanifestación, los agentes deben comenzar a monitorear a todos los sujetos que se sabe que portan el Marcador Genético Bowe-1A. Se realizarán pruebas genéticas a todo el personal que solicite puestos en la Fundación, y los que den positivo en la prueba del Marcador Genético Bowe-1A serán supervisados por agentes de la Fundación. Si SCP-935 se desmaterializa, los agentes se les ordena primero que comiencen la vigilancia de todos los sujetos portadores del Marcador Genético Bowe-1A. Los agentes serán informados de cómo identificar a estos individuos antes de ser asignados a la contención de SCP-935. Cuando SCP-935 reaparece, debe ser recuperado y devuelto a la contención, y los procedimientos de contención deben ser actualizados.

Descripción: SCP-935 es una caja de naipes, que parece que data de antes de 1700 Alemania, específicamente de Brandenburgo. Todos los naipes que componen SCP-935 están muy usados, pero en condiciones aptas para ser jugados. En la caja, las palabras «Sepa esto: que tengo fe en tu vida, y no en tu muerte» han sido escritas.

Si cualquier naipe se desplaza 3m o más de la caja, el conjunto completo será teletransportado instantáneamente a SCP-935. El análisis no produce evidencia de vapor o residuos, y las imágenes de alta velocidad de la cámara de los naipes que desaparecen no han sido concluyentes. Si los naipes están dañadas o alteradas de alguna manera, permanecerán en las mismas condiciones hasta que se produzca un evento de reubicación, después del cual serán restauradas a su condición original. Además, cualquier daño a SCP-935 mismo se regenerará con el tiempo. Por ejemplo, al abrir la cubierta de SCP-935, el tejido fibroso del papel se anima y se extiende hacia el área desgarrada, acercando y entrelazando cada borde y eventualmente reconstituyendo el área dañada 3 minutos y 43 segundos después de que se iniciara la prueba.

Cuando un sujeto portador del Marcador Genético Bowe-1A alcanza la edad de 41 años, SCP-935 se teletransporta a sí mismo a su posesión. Intentar sacarlo del sujeto en las primeras 78 horas después de su manifestación resultará en su retorno inmediato al sujeto. Todos los sujetos que han poseído SCP-935 han desaparecido dentro de las 78 horas de haber entrado en posesión de él, con una excepción. Durante su tiempo en contención, aproximadamente 6 sujetos han desaparecido después de entrar en posesión de SCP-935, y se estima que otros 67 sujetos desaparecieron antes de la contención inicial.

Después de aparecer dentro de la posesión del sujeto, un naipe dentro de SCP-935 tendrá instrucciones detalladas sobre un juego de naipes específico a ser jugado por el sujeto. Éstos siempre se enumeran con la advertencia de que hacer trampas resultará en su desaparición. Sin embargo, la investigación en los sujetos afectados por SCP-935 muestra que todos han muerto dentro de las 78 horas de su obtención, ya sea que hayan completado o no la tarea. SCP-935 parece realizar jugadas por sí solo, con naipes siendo teletransportados a sus posiciones mientras se desarrolla el juego.

Anexo:

Anexo: Documento recuperado de las dependencias de Stan Bowe, después del incidente del 9 de julio.

Si estás leyendo esto, es probable que todo haya terminado. Estoy muerto, ya que estoy engañando a los malditos naipes o lo que sea que hayan ganado y se juega a quien sea que quiera muerto. Son mezquinas. Eso es todo lo que han sido esas cosas. A través de todo el trabajo en la comisión, la investigación y el seguimiento de cada primo segundo tres veces eliminado, nunca se sumó a nada más que eso. Se supone que no nos deja hacer trampas, por eso tenemos ambas opciones. Si somos honestos, se supone que nos deja ir. Así es como se supone que deben funcionar los artefactos de antaño, de todos modos.

Pero esta, está atada a otra cosa. Alguna otra familia, en algún lugar del mundo, a la que alguien le robó esta maldita cosa. Hay que jugar con ellos, o entregárselo al final, o algo así. Pero no podemos encontrarlos. No tiene sentido.

Cuando se lleva a la gente, es como si estuvieran muertos. Probablemente piense que estamos siendo recompensados o algo así por ser gente buena y honesta que juega con sus reglas. Tiene «fe» en nosotros. No quiero ser parte de eso.

Tengo un plan, que no funcionará por más de un par de minutos. Un poco mezquino, sí, pero dos pueden jugar en este juego. Tal vez finalmente aprenda a dejarnos en paz, a encontrar a alguien más a quien molestar.

Anexo: El 19/7/2000, se determinó que Fred Bowe era el último sujeto portador del Marcador Genético Bowe-1A. Durante el evento de manifestación de SCP-935, Bowe ganó contra el SCP-935 en un juego de guerra. Notablemente, después de este evento, todas las figuras representadas en los naipes de SCP-935 fueron alteradas para asemejarse a los sujetos que habían desaparecido después de haber sido afectados por SCP-935. Además, el texto encontrado en SCP-935 fue alterado. Fred Bowe no se vio afectado tras la conclusión del juego.

GRACIAS por terminar el juego y FELICIDADES por la paz. Todos estamos muy contentos y orgullosos de ti, Fred. Mami y papi y todas las hermanas de los hermanos aplauden por tu victoria. Pudiste ganar sin necesidad de engañar o de romper todas las reglas para ganar. Estamos contentos de que seas libre y de que todo haya terminado. Tu recompensa es no ser recompensado.

Este es un final feliz.

SCP-935 ha conservado sus propiedades regenerativas y, como tal, están en curso los procedimientos de contención para una reclasificación a Seguro.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License