SCP-8231-J

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x
mi%20lavoratorio

¡Mi laboratorio! en donde Hago dinosaurios y Robosaurus y todo tipo de cosas.

Ítem #: SCP-8231-J

Clasificación del Objeto: Keter SUPER APOLLYON

Procedimientos Especiales de Contención: ¡SCP-8231-J está guardado en mi laboratorio con mis juguetes! Sólo yo puedo jugar con él y ahora el es mi amigo.

Descripción: SCP-8231-J es el t-rex más genial. tiene alas como brazos y le gusta luchar contra el crimen y pisar fuerte. también puede hablar y pensar porque lo hice muy inteligente.

a veces me lleva a caballito.

Por el investigador James, de 10 años

Anexo: Registros de audio de 8231-J-1 a -3

Dr. James: ¡Despierta, despierta, despierta, Sr. T-rex!

SCP-8231-J: ¿Qué? ¿Dónde estoy? ¿Quién eres…? Dios mío, ¿Qué me ha pasado?

Investigador James: ¡Yo te hice!

SCP-8231-J: ¿Dónde está mi esposa? Oh, no, no <se estira> ¿Qué soy?

Dr. James: Los dinosaurios no se casan, estúpido. Aunque tengan gente dentro. ¡También las lagartijas normales! Los encontré afuera de la escuela el año pasado.

SCP-8213-J: Esto es imposible. Cuánto tiempo ha pasado… No puedo recordar su cara. ¡Jesús, ayúdame!

Dr. James: Los dinosaurios se extinguieron hace mil millones de años.

SCP-8213-J: ¿Qué le pasó a mis brazos? ¿Qué es esto? ¿¡Alas!?

Dr. James: ¡Sí! ¡Ahora eres un T-rex volador!

SCP-8231-J: Soy… ¿qué? ¡Pero si no sé volar! ¡No quiero ser un dinosaurio!

Dr. James: ¡Y vas a luchar con otros monstruos!

SCP-8231-J: ¡No quiero pelear con nadie! ¡Sólo mátenme! ¡No debería estar vivo! Yo…

Dr. James: ¡Aquí, lucha contra este camión monstruo! (La puerta de la cámara de contención se levanta y entra un gran camión monstruo conducido por el Dr. Breen).

SCP-8231-J: ¿Cómo se supone que voy a luchar contra un camión monstruo?

Dr. James: 3… 2… 1… ¡Ya!

SCP-8231-J: ¡Oh, Dios, esa cosa es enorme! No puedo. Por favor. Por favor, detén esto.

Dr. James: ¡Esquívalo Sr. T-rex!

SCP-8231-J: ¡TAL VEZ LO HARÍA SI ESTAS ALAS NO ESTUVIERAN EN EL CAMINO! (SCP-8231-J es golpeado por el camión y queda inconsciente)

Dr. James: Tienes que cepillarte los dientes antes de salir a jugar, Sr. T-Rex.

SCP-8231-J: No he visto la verdadera luz del sol en mucho tiempo. Ninguno de nosotros la ha visto. Déjame sufrir en paz.

Dr. James: ¡No-No! Gerald pudo acercarse mucho al sol la semana pasada.

SCP-8231-J: ¿Te refieres a ese pobre mono que llenaste de clavos galvanizados? el No se merecía eso. <SCP-8231-J deja caer su cepillo de dientes de nuevo> Mierda.

Dr. James: Willy el mojado tampoco se queja.

SCP-8231-J:El tarro de mermelada que… ¿no está lleno de mermelada? No creí que pudiera decir nada. <SCP-8231-J deja caer el cepillo de dientes de nuevo> Le envidio.

Dr. James: Esto es aburrido. Me estoy quedando dormido. ¿Me llevas de vuelta?.

SCP-8231-J: No. ¿Sabes por qué? ¡NO TENGO PUTOS BRAZOS!

Dr. James: ¡Hoy vas a volar Sr. T-rex!

SCP-8231-J: Bien, en primer lugar, ¡no sé volar! En segundo lugar, eres un monstruo vestido como un niño de 10 años con bata de laboratorio. ¡No puedo dejar de ver esa puta mierda abandonada por Dios que has hecho ahí abajo!

Dr. James: ¡No debería decir palabrotas, Sr. T-rex!

SCP-8231-J: Haré algo peor que eso. ¡Te expondré! ¡AYUDA! ¡QUE ALGUIEN ME AYUDE! Este chico tiene un laboratorio lleno de muertos… (El Dr. James activa el collar de choque de SCP-8231-J)

Dr. James: Ok, Sr. T-Rex, ¡vuele y podrá comer comida para personas hoy!

SCP-8231-J: Pero… pero… (Grito fuerte, posiblemente de frustración)

Dr. James: ¡Agita tus alas! Creo en ti.

SCP-8231-J: Bien… bien. (Fuerte ruido de chasquido) ¡AARGH OH DIOS! ¡OH NO! AH, OH DIOS MIO CREO QUE ME HE ROTO LOS DOS HUESOS NO NO [REDACTADO PARA BREVEDAD]

Dr. James: Te traeré otra tirita.

Dr. James: ¿Me puedes llevarme a caballito?

SCP-8231-J: Aléjate de mí.

Dr. James: Estás siendo malo otra vez.

SCP-8231-J: ¿Malo? ¿¡MALO!? Me convertiste en una abominación, me diste alas como brazos, ¡que ni siquiera funcionan! Me torturan los recuerdos de una vida que podría no haber sido la mía. No puedo hacer nada porque estas estúpidas alas me hacen tropezar con todo. igual No es que haya un lugar al que ir encerrado en tu calabozo. ¿Eres realmente un niño? ¿Por qué puedo hablar? ¿POR QUÉ EXISTO SIQUIERA?

Dr. James: Entonces … ¿no me llevaras a caballito?

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License