SCP-813
Puntuación: +1+x
Final%20SCP%20picture.jpg
Sujeto poco después del impacto de SCP-813-1.

Item #: SCP-813

Clasificación de Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-813 debe estar contenido en una caja de acero de 2 metros cúbicos llena de espuma industrial. SCP-813 debe estar encerrado dentro de esta espuma en todo momento y no debe entrar en contacto directo con las paredes interiores de la caja. La caja estará suspendida por soportes elásticos de grado industrial a no menos de 3 m de cualquier superficie.

Los huéspedes de SCP-813-1 deben ser mantenidos en celdas de contención humanoide estándar separadas. Cada instancia de SCP-813-1 debe ser quitado de su huésped tan pronto como sea razonable. Para información en procedimientos químicos necesarios para la remoción de SCP-813-1, véase Documento-813-1. Luego de la remoción, cada instancia debe ser controlada en bidones de acero hermético separados (1cm x 0.5cm x 0.5cm). En el caso de que un huésped de SCP-813-1 muera, o instancias de SCP-813-1 se vuelvan incontenibles, el área debe ser bloqueada inmediatamente y se deberá organizar una búsqueda de las instancias en cuestión. Todo el personal que manipule a SCP-813-1 o sus huéspedes deberán vestir escudos de vidrio reforzado en sus rostros. Todo personal de contención que experimente incomodidad ocular o anomalías deberán ser evaluados inmediatamente.

SCP-813 no debe ser ubicado a menos de 100 metros de SCP-882 o cualquier artefacto que posea una conexión con la Iglesia del Dios Roto.

Descripción: SCP-813 es una escultura esférica de gas. La evidencia sugiere que la escultura medía originalmente 45 cm de diámetro, sin embargo, el artefacto actualmente ha perdido aproximadamente el 17% de su masa inicial. Una inspección más cercana de SCP-813 reveló que posee un sistema microscópico de lo que parece ser una maquinaria de mecanismos de relojería metálicos. Esta maquinaria está continuamente activa, aunque los medios por los cuales acumula o genera energía no están del todo claros. Las propiedades del artefacto (ver abajo) han impedido una inspección más extensa de la maquinaria, y los análisis espectroscópicos han probado ser inconclusos.

El vidrio que compone a SCP-813 es excepcionalmente frágil y se romperá bajo presión muy por debajo de lo que cabría esperar. SCP-813 siempre se fractura en fragmentos de aproximadamente 7 mm de alto por 2 mm de ancho; estas piezas no pueden ser rotas en pedazos más pequeños bajo ningún medio, volviéndolas indestructibles al presente. Una vez rotas, todos los fragmentos (ahora designados como SCP-813-1) producidos buscarán a los objetivos humanos más cercanos1. SCP-813-1 es capaz de propulsarse a través de medios desconocidos, permitiéndoles "saltar" a velocidades de hasta 131 km/h.

Una vez alcanzado su objetivo, SCP-813-1 invadirá uno de los ojos del individuo y se incrustará en el nervio óptico. Sin importar la velocidad de impacto del fragmento, no se producirá daño sustancial al ojo o al resto del cuerpo. El sujeto sufrirá un dolor agudo y ceguera temporal, los cuales se disiparán en pocos segundos. Luego de esto, SCP-813-1 extenderá varios cables microscópicos de una sustancia no identificada dentro del cerebro del sujeto. Estos efectos no producen daño neurológico o cognitivo y son universalmente inadvertidos por el sujeto.

El huésped de SCP-813-1 comenzará a mostrar cambios notorios en su comportamiento aproximadamente dos semanas después de la exposición. En este momento, el sujeto frecuentemente cesará su actividad normal y mirará inmóvil un punto en el espacio por varias horas. Estos eventos causarán que las pupilas del sujeto se dilaten, y emitirán un leve ruido, usualmente descrito por los observadores como un "murmullo" eléctrico. Durante estos períodos, el sujeto no responderá a ningún intento de reanimación, y negarán que dichos períodos tomaron lugar alguna vez. Durante los siguientes tres a cuatro meses, estos períodos aumentarán su longitud de tiempo hasta que comprometan la actividad diaria del sujeto, y sólo se desviarán de este comportamiento por nutrición necesaria y descanso.

SCP-813-1 permanecerá en el nervio óptico del sujeto hasta su muerte. En este punto, SCP-813-1 retirará sus cables del sistema nervioso central y se eyectará desde el nervio óptico hacia el objetivo humana más cercano y repetirá el proceso. La remoción forzada del fragmento (quirúrgica o de otra forma) es fatal para el huésped, y el fragmento buscará un nuevo huésped de su forma usual.

Anexo [813-001]: Recuperación del Objeto y Materiales Adicionales

SCP-813 fue recuperado inicialmente desde un convoy armado en [ELIMINADO] operado por miembros conocidos de la Iglesia del Dios Roto. El cajón desde el cual fue recuperado SCP-813 mostraba propiedades anómalas que hacían que el dispositivo levitara en el centro de su contenedor. Sin embargo, durante el enfrentamiento subsiguiente, el cajón se dañó y SCP-813 cayó de su posición suspendida. Las almohadillas en su contenedor impidieron que el objeto se rompiera; sin embargo, lo que se cree fueron impactos de bala del conflicto golpearon a SCP-813 y soltaron varias piezas de SCP-813-1. Éstas luego se abalanzaron contra un número de operativos del Destacamento de Fuerzas Móvil (Las instancias de SCP-813-1 no parecen asignar como objetivos a miembros de la Iglesia). Luego de este evento, SCP-813 fue transportado al Sitio-127 para análisis. Ningún miembro de la Iglesia sobrevivió al incidente.

Un fragmento de papel, que se considera escrito a mano, fue recuperado del convoy; lo siguiente es un extracto de él:

Un ojo ve todas las cosas excepto a sí mismo. Por ello, deben de haber otros. Aquellos hechos en pares y ahora separados deben unirse como un todo otra vez. A través de sus fragmentos el Ojo Roto ve. A través de las mentes paganas el Dios Roto busca.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License