SCP-780
Puntuación: +2+x

Ítem #: SCP-780

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-780 debe mantenerse bajo llave en una caja de acero de 10 cm x 10 cm x 10 cm, de paredes de al menos 1 cm de espesor. Esta caja debe ser guardada en un pedestal de 5 metros, en el centro de un cuarto de concreto de 20 metros x 20 metros. Las personas que deseen acercarse a SCP-780 deben someterse a una revisión de cuerpo completo, y no deberán traer plantas (vivas o artificiales), imágenes de plantas, descripciones de plantas o pantallas digitales de ningún tipo a menos de 10 metros de SCP-780, excepto como parte de un protocolo de prueba pre aprobado. Los individuos con tatuajes de plantas también tienen prohibido acercarse a SCP-780 excepto durante las pruebas.

Descripción: SCP-780 es una pequeña cuenta de 1 cm de diámetro, en forma de gema redondeada con numerosas facetas y un agujero en el centro. Parece estar hecho de una sustancia amorfa clara; los estudios sugieren que tiene una estructura similar a la del cloruro de polivinilo, pero esto no explica su reacción a las plantas. Aunque SCP-780 no se funde a temperaturas superiores a 3500 K, al enfriarlo por debajo de 24 K cambia temporalmente su estructura a una forma cristalina, lo que permite que se dañe por impactos contundentes.

Cuando una planta o la representación de una planta (incluyendo plantas artificiales, fotografías de plantas, dibujos y pinturas de plantas, descripciones textuales particularmente vívidas de plantas, o cualquiera de las anteriores que aparezcan en una pantalla de cualquier tipo) es colocada a menos de 10 metros de SCP-780, este comienza a levitar y volará hacia la planta. Hasta el momento se desconoce la forma en que SCP-780 detecta las plantas. Si es retenido, SCP-780 se agitará progresivamente hasta que la planta sea removida de su radio.

Si se permite que entre en contacto con la planta (en adelante la "planta huésped"), SCP-780 se pegará a ella durante un período de cinco (5) segundos, momento en el que caerá al suelo. Una vez que se encuentra en el suelo, no puede ser removido excepto como se indica a continuación. Dentro de diez (10) minutos, se verá un retoño creciendo desde dentro del hoyo en el centro de SCP-780; éste madurará hasta convertirse en un espécimen completamente desarrollado de la planta huésped en un lapso de veinticuatro (24) horas. Esta nueva planta se denomina SCP-780-1. Incluso si la planta huésped no era una planta viviente o física, SCP-780-1 lo será, aunque en todos los demás rasgos (color, altura, forma general) coincidirá con la representación de la planta huésped.

SCP-780-1 posee las mismas necesidades de sol y atmósfera que la planta huésped, pero no tiene un sistema radicular y, por lo tanto, no requiere agua ni condiciones particulares de suelo. A pesar de la falta de raíces, SCP-780-1 no se caerá sin importar la inclinación o la presión aplicada; los intentos de desenterrar del suelo SCP-780-1 resultan en [DATOS BORRADOS]. SCP-780-1 es igualmente susceptible a daños como la planta huésped; cualquier cosa que mate a la planta huésped también matará a SCP-780-1. Al morir, se pudrirá inusualmente rápido y SCP-780 podrá ser recuperado.

Al madurar, cada ejemplar SCP-780-1 produce nuevas copias de SCP-780. En las plantas con flores, las copias se encuentran en la base de cada flor, generalmente reemplazando al ovario. En las plantas que no florecen, la copia reemplaza a las semillas, esporas u otros propágulos similares. Cada estructura reproductiva (cápsula de flores, conos y esporas) produce una copia exacta de SCP-780. Cuando SCP-780-1 representa una especie de planta que no se somete a reproducción sexual, solo una copia nueva de SCP-780 se formara en la base de SCP-780-1. Estas nuevas copias de SCP-780 se separarán de SCP-780-1 y se colocarán en la planta más cercana no generada por SCP-780, o permanecerán inertes si no existe tal planta dentro de su radio. Las flores o semillas extraídas de SCP-780-1 antes de la maduración contienen copias más pequeñas y deformadas de SCP-780, que no reaccionan de ninguna forma a las plantas.

Anexo 780a: SCP-780 fue recuperado cuando los sobrevuelos del desierto de Atacama reportaron una extraña masa de manglares donde el agua existente debería haber sido insuficiente para su supervivencia. La respuesta inicial del gobierno chileno incluyó a un botánico que llevaba una copia de "███████████ ██ ████," que incluía una foto de un rosal en la portada. Al acercarse al sitio, múltiples copias de SCP-780 volaron hacia el libro, y los investigadores huyeron; cuando regresaron un día después, muchos más rosales estaban creciendo en el sitio. La comunicación entre el equipo de investigación y sus contactos fue interceptada por el Agente █████, quien intervino en nombre del gobierno chileno. Se despachó el Destacamento Móvil de Contención ███ ("███████ ████") que utilizó dispositivos incendiarios para incinerar todas las plantas de la zona. Se recuperaron todos los ejemplares SCP-780, y todos menos uno han sido destruidos para reducir el riesgo de un mayor crecimiento.

Anexo 780b: Ver Bitácora de Experimentos 780 A

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License