SCP-718
Puntuación: +2+x
Bloodshotka1.jpg

SCP-718.

Ítem #: SCP-718

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: No se debe establecer un contacto visual extendido con SCP-718. Todas las observaciones e interacciones deben ser restringidas a períodos de cinco y diez minutos, con rotaciones de personal cada veinticuatro horas. Se debe tener un extremo cuidado con SCP-718, y es obligatorio para todo el personal el uso de trajes de protección contra riesgo biológico. Todo daño infligido a SCP-718 debe ser informado lo más pronto posible.

Todo personal que observe o interactúe con SCP-718 durante un período mayor al indicado deberá ser removido, haciendo uso de la fuerza si fuera necesario. Asimismo, todo aquel que actúe de una manera errática o violenta será transferido.

Descripción: SCP-718 es un ojo con un tamaño aproximado de una pelota de béisbol. Está sostenido por un tallo largo y fino, hecho de tendón y vasos sanguíneos. Mide en total 1.22 m. (4 ft.) de alto, y parece no necesitar nutrición ni excreta ningún residuo. El ojo se girará y seguirá a todo ser vivo en su campo de visión. El tallo es capaz de ejercer un movimiento limitado, y seguirá a su objetivo por una distancia corta. SCP-718, además, mirará fijamente a todo equipo de observación en su área de contención, si no hubieran seres vivos presentes. SCP-718 parece preferir observar detenidamente a humanos más que a otros animales.

La mirada fija de SCP-718 puede inducir malestar y paranoia en un período de tiempo muy breve, frecuentemente resultando en un intento del sujeto por destruir el ojo. El mismo, si es dañado, explotará, derramando un fluido claro sobre todas las superficies cercanas antes de resecarse y transformarse en polvo. Todo lo que dicha sustancia toque desarrollará una burbuja con forma de ampolla, que lentamente se tornará negra. Luego de veinticuatro horas, esta "ampolla" reventará, y emergerá una copia de SCP-718 de 20.32 cm. (8 in.), que crecerá hasta su tamaño completo en el transcurso de unos pocos días. Se ha revelado que esto ocurre en todas las superficies orgánicas, y en muchas inorgánicas.

En los seres vivos, las copias de SCP-718 quedan adheridas permanentemente. Los intentos por removerlas quirúrgicamente causan un dolor extremo en el sujeto, aunque su remoción es posible. Aparte de un deseo vago y persistente de destruir otros ejemplares de SCP-718, el huésped no sufre de efectos adversos tras la cirugía.

Si el ojo no fuera removido de un ser vivo, las pruebas indican que, en ese caso, el sujeto se volverá capaz de 'ver' a través de SCP-718. La percepción de ese tipo es diferente, ya que [DATOS BORRADOS] será ahora visible, en detrimento de una visión más convencional. Esto tiene un efecto extremadamente perjudicial en los individuos, decreciendo en forma drástica su estabilidad mental y, con frecuencia, conduciendo al suicidio. La muerte de un huésped provocará que SCP-718 reviente.

Actualmente, hay resguardados ochenta y seis ejemplares de SCP-718 en la cámara de contención.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License