SCP-666½-J
Puntuación: +3+x

Ítem #: SCP-666½-J

Clasificación del Objeto: Santa madre de la piedad es muy Keter

Procedimientos Especiales de Contención: Un mínimo de siete (7) miembros del personal del sitio con fe abrahámica deben estar presentes en la cámara de contención de SCP-666½-J en todo momento. SCP-666½-J no debe entrar en contacto con ningún organismo vivo sin el permiso escrito de un miembro del personal de Nivel-4. El uso de SCP-666½-J como arma y como contención/neutralización de ítems SCP de clase Keter está siendo revisada por el Consejo O5.

Descripción: SCP-666½-J es un plato principal de setas rellenas de cangrejo, cocinado por el servicio interno de catering de la Fundación Containment Cuisine para la 45ª fiesta anual de etiqueta del Sitio-19 de la Fundación. Aproximadamente un 42% de los 1.500 asistentes consumieron SCP-666½-J y fueron posteriormente afectados por sus propiedades anómalas. Los efectos de SCP-666½-J empezaron a hacerse aparentes aproximadamente una hora después de terminarse el plato principal, cuando los asistentes del evento comenzaron a quejarse de ligero dolor abdominal. Por la segunda hora, muchos de ellos se quejaron de significativa angustia digestiva y todos los baños en las inmediaciones se llenaron con extensas filas de gente. Sobre la tercera hora, personal médico, de investigación y de fontanería fue traído en aviones desde los sitios de alrededor para ayudar en los esfuerzos de socorro.

Aquellos que han consumido SCP-666½-J dicen que tiene un raro matiz salado, probablemente causado por un sustituto experimental de la sal usado en su creación. Se ha teorizado que esta sustancia es la causa principal de las propiedades anómalas de SCP-666½-J, aunque también ha sido considerado que la intoxicación alimentaria puede ser resultado de falta de higiene entre el personal culinario. Todos los miembros del personal afiliado con Containment Cuisine han sido puestos bajo custodia para fines de interrogatorio así como el propio bienestar de los individuos.

Cuando es consumido por un sujeto humano, SCP-666½-J desencadena cinco etapas de escenarios de Clase-K dentro del sistema digestivo del sujeto.

En su etapa inicial, SCP-666½-J causa un breve periodo de náusea leve, seguido de una necesidad repentina y urgente de aliviarse a sí mismo. Sin embargo, el instante previo al momento crucial de bendita liberación, SCP-666½-J desencadena un cambio de Dominancia de Clase-DK, tomando el control sobre las regiones inferiores del sujeto y provocando un cierre masivo de todas las salidas del cuerpo del sujeto. El profundo deseo carnal para la liberación aumenta hasta el punto en que se vuelve completamente agobiante. Los sujetos a menudo experimentan falta de aliento, dolor extremo en la mandíbula de apretar los dientes, y hematomas leves en las manos de agarrar la taza del inodoro con fuerza.

Después de 15-20 minutos de que los intestinos del sujeto experimenten un nivel de contención que rivaliza con la de SCP-106 (e involucrando considerablemente más gritos), el sujeto experimentará un breve Escenario de Rapto de Clase-RK, sintiendo una relajación de los músculos inferiores, una ola de júbilo, y una esperanza fugaz de que lo peor ha pasado.

Después de esto, las puertas del infierno se abren dentro de los intestinos del sujeto, mientras el mismo Satanás vulnera el escroto del sujeto con un pico. Un repentino Escenario de Tierra Quemada de Clase-SK arrasa por completo el recubrimiento interior del tracto digestivo como una llamarada infernal a lo largo de un vórtice demoníaco con una temperatura de aproximadamente SANTA-MIERDA-EN-UNA-MAGDALENA grados Kelvin. Cada recuerdo feliz, todo recuerdo de paz, alegría, o que no sea pura agonía rompedientes es volcánicamente destruido en una supernova gastrointestinal de proporciones bíblicas. Los sujetos podrían experimentar desmayos o periodos de tiempo perdido durante esta fase, su estado de ser reducido a una neblina borrosa lacrimógena de sudor torrencial, gemidos agónicos y jadeos desesperados por aire.

Esto continúa durante las siguientes dos o tres horas. Es común para los sujetos tener breves alucinaciones durante esta etapa, creando escenarios mentales reconfortantes en los cuales son violentamente asesinados por varias entidades SCP de Clase-Keter.

Cualquier último vestigios de esperanza es destruido en mil pedazos cuando los sujetos experimentan un Fallo Total de Clase-CK en la Contención, finalmente expulsando los contenidos de sus entrañas en una magnífica corriente de agua que mejor se podría comparar a una única y enorme fuga en la presa Hoover: una inconmensurablemente vasta extensión de líquido expulsado a un ritmo lo suficientemente rápido como para ser molesto, pero no lo bastante rápido para ser misericordioso. Los sujetos han descrito la experiencia como el equivalente digestivo del paso de la vida de uno ante los ojos, con cada alimento comido durante la vida del sujeto horriblemente canalizado en orden cronológico inverso.

Las cantidades francamente desconcertantes de residuos producidos por los afectados han llevado a los investigadores a concluir que los tractos intestinales de los sujetos están imbuidos de propiedades extradimensionales o ectoentrópicas durante este tiempo. Lo expulsado no parece ser materia fecal sana en lo más mínimo. Más bien, es una terrorífica y horrible aguanieve asada que es probablemente corrosiva y casi definitivamente radioactiva. La etapa de expulsión suele ser bastante breve, pero un campo temporal anómalo creado por SCP-666½-J hace a los sujetos percibir que la experiencia duró aproximadamente seis vidas.

A medida que inevitablemente falla la habilidad del sujeto para soportar el trauma físico y emocional de ese "infierno del fin de los días" que arde dentro de las partes más delicadas de su cuerpo, SCP-666½-J entrará en su fase final: un escenario de Colapso Unversal de Clase-UK, en el cual el sujeto experimenta un crescendo final de ragnarok gástrico seguido por un bendito y piadoso estado de inconsciencia. Los sujetos se despertarán de una a dos horas más tarde con plena memoria de su experiencia; sin embargo, un número de individuos afectados han informado de encontrarse a sí mismos moviéndose desde una ubicación a otra durante el periodo de tiempo entre el desmayo y la vuelta en sí. Un investigador testificó haberse encontrado a sí mismo en un campo cercano, limpio y completamente vestido, y sobre una pila de revistas Time de 1986 sin recuerdos de cómo ha llegado allí.

Los sujetos que padecen los efectos de SCP-666½-J a menudo mantienen un trauma psicológico como resultado del evento así como malestar intestinal residual durante la siguiente quincena.

Las investigaciones están en curso. Se está considerando la participación de un Grupo de Interés.

"Habiendo experimentado tanto un parto como los efectos de SCP-666½-J, puedo decir con seguridad que elegiría lo primero cualquier día de la semana. SCP-666½-J es como tener tres bebés a la vez, excepto que están en llamas. Además, están cubiertos en chinchetas, e intentan comerte desde dentro, todo mientras la comadrona te pega inconscientemente con una palanca y te grita en el oído que empujes." – Dra. Rights

"Yo pedí el primer plato de carne y por lo tanto no pude dar una explicación de primera mano de los efectos de SCP-666½-J. Sin embargo, puedo decir con certeza que he visto brechas de contención de Clase-Keter causar menos caos y desmoralización generalizada. Fue, sin duda, la segunda noche más tenebrosa que el Sitio-19 haya visto."1 – Dr. Gears

"Este es mi tercer cuerpo desde el incidente y sigo sintiéndome como si no hubiera salido de mi sistema todavía. Si me disculpan, voy a probar con el cuarto." - Dr. Bright

"Han pasado tres semanas y todavía no me puedo mantener derecho. He mirado a la muerte a la cara, y tiene adornos de perejil." – Dr. Kondraki

Registro de Incidente: El 26/04/2007, una pequeña cantidad de SCP-666½-J fue dada por investigadores como alimento a un objeto SCP de Clase-Euclid por entonces inofensivo. El objeto ha mostrado desde entonces extrema hostilidad hacia cualquier cosa asemejada a la vida humana. Además, una misteriosa sustancia de origen desconocido suele aparecer en el suelo de la cámara de contención del SCP y ha creado la necesidad de una limpieza rutinaria. La exposición cruzada de SCP-666½-J en cualquier situación que no sea neutralización intencionada ha sido prohibida desde entonces.

Anexo: Pese a las objeciones del Comité de Ética, se le dio SCP-666½-J de comer a SCP-682. En la cúspide de la ira de SCP-666½-J, SCP-682 alzó las manos en el aire, gritó "¡Yog Sothoth llévame ahora!" y voluntariamente dejó este cuerpo mortal. La neutralización se consideró exitosa.

"Jesús." – Dr. Clef

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License