SCP-630
Puntuación: +2+x

Ítem #: SCP-630

scpimage1.jpg

Imágenes térmicas de exploración de un SCP-630-1 a 12 metros de profundidad. El sujeto se representa en negro

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-630 es contenido a ██ m bajo tierra, en los restos de una mina de cobre, a ██ km al norte de ████, Peru (██° ██' ██" S, ██° ██' ██" O). La cámara en la que se contenga SCP-630 deberá iluminarse con tanta potencia como sea posible mediante tantas LED y luces fluorescentes como permitan los recursos disponibles y quedará sellada mediante compuertas blindadas. El mantenimiento semanal debe ser realizado únicamente por personal de clase D, incluyendo:

  • Inspeccionar y reemplazar las luces fundidas.
  • Uso de GPS y telémetro ultrasónico para medir y trazar el movimiento del borde delantero de SCP-630.

Desde ████ la mina de cobre es uno de los ambientes desérticos más duros del planeta y no contiene ninguna otra entidad SCP, la contención es tan simple como restringir el acceso a la mina y el manejo apropiado de las personas afectadas. Se estima que el SCP-630 se mueve a una velocidad aproximada de 30 metros por año a través de un extenso sistema de cavernas, y la investigación se está llevando a cabo en su futura trayectoria, así como la cartografía de las expediciones a las cuevas, mientras permanezca contenido, no se proyecta que el movimiento de SCP-630 represente una amenaza directa para las áreas pobladas.

La manipulación de cualquier muestra de SCP-630 o de materiales afectados se debe hacer únicamente con equipos térmicos totalmente reflectantes. Cualquier persona expuesta al contacto directo con la piel con SCP-630 debe ser considerada peligrosa y estará clasificada como SCP-630-1. Los sujetos expuestos deben ser puestos en cuarentena hasta que se tomen las medidas necesarias para su disposición. Las muestras de SCP-630 y los restos de los sujetos SCP-630-1 deben eliminarse por ignición a distancia con una mezcla de aluminio e hidróxido de sodio.

Descripción: El SCP-630 es un glaciar de 130 metros de ancho, y de acuerdo con los sonares de superficie, tiene al menos 12 km de largo y se mueve a una velocidad aproximada de 30 metros por año. Se compone teóricamente como una mezcla de agua-hielo, que es de color negro opaco y no refleja ninguna forma de luz visible o radiación electromagnética. El borde delantero del glaciar es lo suficientemente frágil como para tomar muestras; sin embargo, se ha demostrado que resisten temperaturas ambientales de más de 1500°C sin derretirse.Las sondas de temperatura indican que el glaciar se enfría a unos -10°C, y cualquier fusión significativa solo puede lograrse mediante una reacción exotérmica prolongada con las moléculas de agua dentro del hielo. Cuando se funde, el SCP-630 se convierte en agua ordinaria ligeramente impura y muestra un espectro normal de reflexión/absorción. Todas las fuentes de agua expuestas al SCP-630 se cristalizan, formando un hielo que se comporta a todos los efectos como parte del glaciar original. Cuando las muestras se ponen en contacto con el hielo natural, no se registra ningún cambio en ninguna de las dos muestras. Se está investigando un protocolo de contención criogénica de emergencia en caso de que algún material afectado por el SCP-630 sea introducido en una masa de agua no asegurada.

El personal que trabaja alrededor del SCP-630 reporta frecuentemente alucinaciones auditivas, con mayor frecuencia el sonido de alguien que suplica o pidiendo ayuda desde dentro del hielo. El personal ha reportado que en un período de tiempo estas alucinaciones pueden crear un impulso difícil de resistir de hacer contacto físico con SCP-630, el equipo de grabación todavía no ha detectado ningún ruido inexplicable. Pero si ha detectado sonidos consistentes de baja frecuencia con el movimiento glacial. Los informes de la adquisición también indican que los mineros originalmente se abrieron paso a través de una pared de roca en la caverna pensando que estaban siguiendo los gritos de otros atrapados por un derrumbe.

Cuando se hace contacto directo con la piel con el SCP-630, el cuerpo deja de reflejar la luz entrante. Haciendo que se vuelva negro y se vuelva ciego, sordo y mudo. Las pruebas exhaustivas indican que el SCP-630 afecta solo a animales de sangre caliente: aves y mamíferos. Los reptiles, anfibios, invertebrados y peces no se ven afectados, aparte de entrar en shock hipotérmico. Una vez expuestos, estos especímenes se clasifican como SCP-630-1, los sujetos afectados no responden a ningún estímulo visual o auditivo. Si no que sienten su entorno a través del tacto y la vibración, y a menudo siguen las paredes y se esconden en los rincones.

El análisis del SCP-630-1 indica que la temperatura interna disminuye hasta los 5°C/hora y los sujetos instintivamente intentarán hacer contacto con las fuentes de calor. Incluyendo fuego, equipo electrónico, iluminación incandescente y cualquier ser humano cercano. Se ha informado que tienden a abrumar al personal cuando se reúnen en masa puesto que tienden a buscar fuentes de calor, resultando en varios casos severos de hipotermia. Los intentos de comunicación con el SCP-630-1 han fracasado. Ya que los sujetos están demasiado decididos en su búsqueda de calor para responder. Aunque pueden ser difíciles de ver, los SCP-630-1 son vulnerables a lesiones físicas y son fáciles de despachar. Sin embargo, se debe tener cuidado al deshacerse de los restos, ya que cualquier líquido que se escape del cuerpo se solidifica rápidamente y puede afectar al personal desprotegido.

Durante el curso de la exposición, el SCP-630-1 comenzará a mostrar una disminución en la velocidad y en las habilidades motrices y eventualmente encontrará una esquina o un espacio cerrado, se acurrucará en una posición fetal, y finalmente dejará de moverse por completo. La temperatura alrededor del SCP-630-1 continúa bajando hasta alcanzar los -10°C, momento en la cual toda humedad ambiental, combinada con el contenido natural de agua del cuerpo, termina por congelarse en una capa de hielo sobre el sujeto. Después de alcanzar esta fase final, cualquier contacto con la piel crea los mismos efectos que el SCP-630, Además, los intentos de derretir el hielo aún no han revelado ningún rastro orgánico.

-Nunca pensé que me alegraría tanto de que encontraran esta cosa en un lugar tan desolado, aunque parece poco probable que esta mierda llegue a una masa de agua lo suficientemente grande como para provocar cualquier tipo de evento XK en nuestra vida, parece que se moverá a los acuíferos de la cuenca del Amazonas en los próximos ███ años. - Dr. ██████

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License