SCP-6096
Puntuación: +3+x

Ítem #: SCP-6096

Clasificación del Objeto: Keter


guest

SCP-6096 en contención en el Sitio-19.


Procedimientos Especiales de Contención: La contención de SCP-6096 será gestionada directamente por el Destacamento Móvil Zeta-29 ("Hermanos de Sangre"). SCP-6096 deberá ser retenido en una cámara de contención humanoide estándar ubicada en el Sitio-19. El personal in situ vigilará constantemente la cámara de SCP-6096 mediante dispositivos de grabación de vídeo y audio. Cualquier cambio de comportamiento debe ser registrado inmediatamente.

SCP-6096 debe ser liberado de la contención cuando lo desee.

Durante una excursión fuera del sitio, SCP-6096 debe ser escoltado directamente a su destino por el DM Zeta-29 utilizando cualquier modo de transporte que sea más conveniente. Un equipo secundario se adelantará a este grupo principal de escolta y dosificará preventivamente al objetivo con un tranquilizante de alto grado para asegurar su inconsciencia. Una vez que SCP-6096 haya terminado con éxito al civil en cuestión, se le invitará a volver a la contención.

Descripción: SCP-6096 es una entidad, presumiblemente de forma humanoide, cuyo cuerpo está perpetuamente oculto bajo una gran sábana de algodón.

Debido a la presencia de esta sábana, no es posible realizar una descripción física completa de SCP-6096. Sin embargo, un análisis superficial de la entidad indica que SCP-6096 mide 1,55 m y pesa aproximadamente 48 kg. La sábana que cubre a SCP-6096 es más grande que el propio cuerpo, y suele quedar a un metro de distancia cuando se mueve. El personal no ha podido intentar retirar esta sábana para obtener una descripción más precisa.

Ningún ser vivo puede realizar conscientemente una acción que podría resultar perjudicial para SCP-6096. ''Una acción que podría resultar perjudicial para SCP-6096'' es una categoría amplia, y se ha observado que consiste en actos que incluyen:

  • Intentar atacar a SCP-6096.
  • Intentar ordenar a otros que ataquen a SCP-6096.
  • Intentar engañar a otros para que ataquen a SCP-6096 sin saberlo.
  • Intentar tender una trampa a SCP-6096.
  • Intentar ordenar a otros que tiendan una trampa a SCP-6096.
  • Intentar engañar a otros para que tiendan una trampa a SCP-6096 sin saberlo.
  • Intentar crear un dispositivo que cause daño a SCP-6096 de forma independiente y automática.
  • Intentar abandonar la presencia de SCP-6096 cuando hacerlo expondría a la entidad a algún daño.
  • Intentar auto-terminarse, si dicha auto-terminación resultara en repercusiones negativas para SCP-6096.
  • Intentar quitar la sábana de SCP-6096.

SCP-6096 suele ser dócil, permitiendo que se le lleve a la contención siempre que dicho traslado no le suponga ningún daño. Sin embargo, a intervalos periódicos, SCP-6096 se vuelve activo y se mueve de forma independiente, desplazándose persistentemente a velocidad de marcha hacia un objetivo.

En todos los casos observados, este objetivo ha sido un ser humano seleccionado al azar entre la población del planeta Tierra.

Cualquier individuo que observe a SCP-6096 durante un período de actividad adquirirá una conciencia instantánea de la identidad del objetivo actual, junto con su ubicación. Además, se verá obligado a ayudar a SCP-6096 a alcanzar y asegurar su objetivo.

Las pruebas sugieren que sólo el objetivo de SCP-6096 está exento de su principal propiedad anómala: son capaces de realizar acciones que podrían causar daño a SCP-6096. Sin embargo, hasta la fecha, ninguno ha tenido éxito en hacerlo, generalmente debido a los esfuerzos involuntarios del séquito que SCP-6096 inevitablemente acumula durante su viaje hacia el objetivo.

Cuando SCP-6096 llega físicamente al objetivo, lo subsume bajo su sábana de algodón. En los casos en los que la víctima está consciente, se la puede ver y oír luchando contra SCP-6096 debajo de la sábana durante un período que oscila entre los veinte y los cuarenta minutos, tras lo cual desaparecerá por completo. Los gritos de angustia emitidos por estas víctimas sugieren que este proceso es extremadamente doloroso.

Tras la adquisición de su víctima, SCP-6096 volverá a un estado dócil.


Anexo 6096-1 (Contención Inicial)

SCP-6096 llamó por primera vez la atención de la Fundación el 09/12/2018, cuando la policía de la ciudad de Dernham, Nuevo México, fue llamada a la casa de la familia local Mallion. Los padres de la familia, Samuel y Amanda Mallion, afirmaron que SCP-6096 había entrado en su casa y había hecho que su hijo de dieciséis años, Desmond Mallion, desapareciera.

SCP-6096 seguía presente en la casa cuando llegó la policía, y cuando las autoridades se vieron posteriormente incapaces de retirar la sábana que lo cubría, los agentes integrados en el gobierno regional alertaron a la Fundación y llevaron a la entidad a una contención inicial.

El hogar de la familia Mallion estaba equipado con varias cámaras de seguridad, por lo que la llegada de SCP-6096 también fue grabada. A continuación se transcribe el registro de la parte relevante de esta filmación:

<Inicio del Registro>

(La familia Mallion está sentada en el sofá de su salón, frente al televisor. Samuel y Amanda Mallion están viendo activamente la televisión, mientras que Desmond Mallion está navegando en su teléfono. Se oye el sonido de un automóvil que se detiene — se cree que es Drake Ellen, un taxista local, que deja a SCP-6096 fuera de la casa. Varios segundos después, Samuel Mallion da un codazo a su mujer y señala hacia la ventana fuera de plano.)

Amanda: ¿Qué?

Samuel: ¿Ves eso?

Amanda: ¿Ver qué? Yo no… ¡oh! (risas)

Samuel: (risas) ¿Lo ves?

Amanda: ¿Es una cosa de Halloween? Estamos más cerca de Navidad, ¿no?

(Pausa.)

Amanda: Se está acercando. Es… oh, es… quiere… oh… oh…

(Amanda se acerca y agarra con fuerza el brazo de Desmond. Él levanta la vista de su teléfono.)

Desmond: ¿Hm? ¿Qué pasa? Estoy haciendo cosas.

Amanda: Nada, cariño, sólo — oh — sólo quédate ahí, ¿vale? Sólo quédate conmigo. Oh, no, no, no…

(SCP-6096 es apenas audible mientras golpea suavemente la puerta de entrada.)

Samuel: (audiblemente angustiado) Yo me encargo.

(Samuel se levanta temblorosamente del sofá y se dirige a la puerta principal. La abre y SCP-6096 entra.)

Desmond: (risas) ¿Qué diablos? ¿Es Kimmy1? ¿Por qué está tan bien vestida? (intenta quitar el brazo) Oye, ¿podrías dejarme ir? Estás — uh, me estás lastimando un poco.

(Amanda hace un gesto de tristeza.)

Amanda: Está bien, cariño, lo siento, cariño — es sólo que, n-no te muevas y estará bien, sólo te lastimé el brazo cuando trataste de apartarte, es sólo —

(A medida que SCP-6096 se acerca, Samuel se adelanta y agarra el otro brazo de Desmond, sujetándolo contra el sofá.)

Amanda: — está bien, quédate quieto, cariño, sólo cierra los ojos, no te dolerá si cierras los ojos, te quiero, te quiero, ¿sí? ¡¿Cariño?! ¡¿Sí?!

(Desmond intenta liberarse, pero no puede. Da una patada en el aire con las piernas. Su teléfono se resbala del brazo del sofá y cae sobre la alfombra.)

Desmond: ¿Qué están…? ¡Hablo en serio, suéltenme!

Samuel: (llorando) Sólo quédate quieto, hijo, sólo quédate quieto. No — no dolerá por mucho tiempo. No puede doler por mucho tiempo. Mantente fuerte. Mantente fuerte por mí.

Desmond: ¡Me vas a romper el puto brazo!

(SCP-6096 alcanza a Desmond y comienza a subsumirlo, primero por los pies, bajo la sábana de algodón. Amanda y Samuel observan, con la boca abierta, mientras Desmond es arrastrado por completo bajo la sábana, visiblemente forcejeando. Parece que intentan gritar, pero no pueden.)

(Desmond comienza a gritar fuertemente y se pueden ver violentos golpes bajo la sábana.)

(Esto continúa durante treinta y seis minutos.)

(Una vez que Desmond se ha desvanecido por completo, SCP-6096 vuelve a un estado dócil. Se envuelve en la sábana de algodón y se sienta en la alfombra, mirando al televisor.)

(Samuel se desploma en el suelo y se acurruca en posición fetal, aparentemente en estado de shock. Amanda se tambalea hacia atrás, hacia la pared más lejana, continuando de frente a SCP-6096, y llama a los servicios de emergencia con su teléfono móvil.)

(Todas las partes permanecen en las mismas posiciones, salvo el ocasional cabeceo de Samuel, hasta que llega la policía.)

<Fin del Registro>

Todos los testigos inmediatos fueron dosificados con un amnéstico de Clase-A y se elaboró una historia de cobertura para la desaparición de Desmond Mallion. Actualmente se desconoce cuánto tiempo estuvo operando SCP-6096 antes de este evento, si acaso fue así.


Anexo 6096-2 (Aviso de Bienvenida)

Y ahí lo tienes. Bienvenido al Destacamento Móvil Zeta-29 — el alcohol está bajo el fregadero.

No es necesario preocuparse por el profesionalismo aquí abajo: los superiores no podrían degradarme aunque quisieran. Al parecer, mi presencia como jefe de contención de SCP-6096 es lo suficientemente beneficiosa para ello como para que mi reasignación cuente como un perjuicio. Qué afortunado soy.

Probablemente te estés preguntando cómo podemos ser tan descarados como para decir que tenemos esta cosa bajo contención. Va y viene cuando le da la gana, y si alguna vez decidiera que no quiere volver a su celda de contención, no tenemos literalmente ninguna forma de forzarlo. Y, sí, probablemente también estés pensando que llamar a esa habitación una cámara de contención en lugar de una habitación de hotel es igual de vergonzoso.

A eso respondo: tienes toda la razón. No hay nada que podamos hacer contra SCP-6096. Siéntete libre de tomar un trago hasta que seas capaz de aceptarlo. No te reprimas — de todas formas te vas a familiarizar bastante con esa botella. Sé que lo hice, la primera vez que tuve que sostener la puerta de una sala de maternidad abierta para esta cosa.

La idea de contener a SCP-6096 es un mal chiste. Todos decidimos hace tiempo que la única forma de salir de esta pesadilla es la liquidación, el desmantelamiento, la neutralización, como quieras llamarlo. Pero eso tampoco es un paseo por el parque; he estado de pie en esa cámara durante horas, con la pistola apuntando a la cabeza de 6096, gritando a mi dedo para que se apretara ligeramente. No funcionó. No puedes dañar a SCP-6096, no importa cuánto lo desees. Ni siquiera puedes intentar iniciar una cosa tipo Rube Goldberg para eventualmente dañar a SCP-6096. Es simplemente un hecho del mundo — tal vez un semiopeligro o como sea que se llame.

Tal y como yo lo veo, hay tres formas principales de salir de esta pesadilla:

  • Otra organización, tal vez la COG, se lanza a por él sin darse cuenta de a qué se enfrenta. Tal vez piensen que estamos transportando algo mucho más peligroso — tal vez piensen que estamos sobrepasados con eso — y se lo cargan con un avión no tripulado o algo, mandando la cosa al infierno mientras la estamos transportando. Una bomba lo mataría fácilmente, creo — se siente débil. Esto sólo funcionaría mientras la COG piense que están bombardeando algo completamente distinto. Si supieran que es SCP-6096, se contendrían también.
  • Una .iac se encarga de ello. No sé si una inteligencia artificial es inmune a los efectos de SCP-6096, pero el hecho de que no me deje hablarle a una de ellas me da esperanzas. Tal vez un día, una de esas computadoras reciba una misión, y tal vez esa misión — por completa coincidencia — les lleve a este archivo. Entonces usarán su inteligencia superior para preparar las cosas de manera que 6096 se encuentre con un "accidente" de la nada.
  • Un objetivo tiene suerte. Tal vez 6096 va detrás de un loco de las armas, y el pobre hombre recibe un tiro de suerte antes de que podamos detenerlo. Esto casi ocurrió una vez — pero López recibió la bala. El pobre tipo se desangró mientras nosotros reteníamos al objetivo para 6096. Tal vez vuelva a ocurrir, y vaya mejor.

Tal vez, tal vez, tal vez.

Seamos honestos — estos escenarios no son escenarios, son fantasías. Las probabilidades de que cualquiera de estas cosas ocurra por sí sola son insignificantes. Minúsculas. Lo único que realmente puede hacer algo a 6096 es, por lo que puedo ver, la pura coincidencia. Al final, todo lo que podemos hacer es esperar y tener esperanza — esperanza de que uno de nosotros cometa un error genuino que haga caer las fichas de dominó correctas. Pero yo no contendría la respiración.

Después de todo, somos malditamente buenos en lo que hacemos.

Charlie Symanski, Comandante del Destacamento Móvil Zeta-29 ("Hermanos de Sangre")

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License