SCP-6034

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x

Ítem: SCP-6034

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención:

trench.jpg

Imagen tomada químicamente desde el interior de SCP-6034-1

El Sitio-6034 en Verdún, Francia, debe ser patrullado por el personal de la Fundación en todo momento. Los civiles deben ser impedidos que se acerquen al área bajo la cobertura de que el área aun contiene municiones sin detonar. El sitio debe de estar guarnecido con dos compañías completas de personal de seguridad en todo momento.

Una vez al mes, una compañía completa del DM Iota-58 (Los Doughboys) deben ser desplegados dentro de SCP-6034-1. Después de un período de servicio de un mes, todos los miembros supervivientes del equipo desplegado deben de regresar y se les proporcionará el tratamiento médico y psicológico adecuado.

Cualquier instancia de SCP-6034-2 que ingrese del lado de la Tierra de la trinchera por SCP-6034-1 debe ser eliminado de inmediato, independientemente de su afiliación de facción.

Descripción:

SCP-6034 es una trinchera remanente de la Primera Guerra Mundial originalmente excavada por el 2do Ejercito Francés en 1916.

Si algún ser vivo viaja a través del sistema de trincheras por más de 2 kilómetros, experimentará una reducción del color de su visión mientras entra al espacio extradimensional designado como SCP-6034-1.

Si el ser vivo continúa avanzando, eventualmente las trincheras se ramificarán en un patrón distorsionado a medida que su visión se reduce. Cuando ya no sean capaces de no ver ningún color, comenzarán a escuchar disparos, gritos, y sonidos de maquinaria, pero inmediatamente todos esos sonidos se silenciarán.

Además, cualquier dispositivo tecnológicamente avanzado que entre al espacio será reemplazado por una versión inferior del mismo uso. Por ejemplo, una cámara digital será reemplazado por un modelo anterior de cámara de película.

Si los organismos continúan a través de las trincheras, es probable que se encuentren con los habitantes de SCP-6034-1, denominados colectivamente como SCP-6034-2.

Todas las instancias de SCP-6034-2 están involucrados en un conflicto armado tanto dentro como fuera de las trincheras.

Anexo 1: Descubrimiento 4/9/2021

Prefacio: Lo siguiente es una declaración escrita por Louise Delphine, una exploradora urbana que termino dentro de SCP-6034-1. Se acercó a la gendarmería local contando su experiencia y fue detenida por agentes infiltrados de la Fundación. Este reporte llevo a la contención inicial del sitio.

Declaración de Louise:
Cuando entré, la primera cosa que note era lo silencioso que estaba. No había grillos, no había viento, no había nada. Traté de llamar a alguien para ver si me habían seguido, pero mis gritos sonaban como susurros. Me sentía increíblemente sola.
La falta de color realmente me desconcertaba. Me sentía como si estuviera caminando en una película vieja.
Camine lo que parecía ser varias horas antes de escuchar un ruido.
Eran disparos y gritos. Pero eran de algún modo equivocados, no se escuchaba el eco que hacían.
Traté de caminar hacía el ruido más fuerte, arrastrándome a lo largo de los bordes de las trincheras, temiendo cada esquina.
Eventualmente encontré algo. Era una especie de pulpo creo, pero del tamaño de un hombre y envuelto en oscuridad.
Y tenía máscaras. No pude contar cuantas. Se parecían a esas cosas para fiestas elegantes. No sé como se llaman.
Creo que estaba parado sobre una especie de cocodrilo, desgarrándolo con los ganchos extremos de sus apéndices.
Creo que el cocodrilo seguía respirando. Al menos al inicio.
Estaba congelado por un minuto mientras veía despedazar a su presa. Pero entonces algo más lo atacó.
Era como… Una maquina, Eso creo, al menos parcialmente. Se movía sobre pequeños pies articulados y parecía casi una persona. Tenía una cara, al menos, pero parecía no estar en el lugar correcto.
Ataco al pulpo con una especie de motosierra, pero el pulpo se defendía.
Mientras eso sucedía, un hombre vino y me agarró. Estaba llevando una de esas viejas máscara antigás y tenía un libro en el brazo como si fuera su arma.
Al principio luché contra él, pero cuando vi la mirada en sus ojos a través del cristal entendí que estaba tratando de salvarme.
El hombre me llevó de vuelta a través de las trincheras, y el color regresaba al mundo mientras caminábamos. Una vez regresamos al lugar, reconocí finalmente que me estaba hablando. Me dijo que probablemente debería olvidar lo que vi, pero que si quería saber más, debería preguntar por Jaque en el Estudio de la Biblioteca de Du Grand Verdún. Dijo que Jaque me mostraría un mundo hermoso y terrible…
Puede que me haya salvado la vida, pero todavía no confió en él. Así que vine a ti en su lugar.

Declaración de Cierre:
La Sra. Delphine recibió tratamiento amnéstico y liberada después del reporte. La inteligencia que proporcionó reveló un refugio de La Mano de la Serpiente dentro de Estudio de la Biblioteca Du Grand Verdún. Se desconoce lo que la Serpiente estaba haciendo dentro de SCP-6034-1.

Anexo 2 Exploración 6/9/2021

Prefacio: Después de que el perímetro del Sitio fuera asegurado, un equipo de cinco hombres del DM Lambda-5 ("Conejos Blancos") fue desplegado dentro de la zona anómala de la trinchera para realizar una mayor investigación. Solo un agente (Agente Dupont) regresó de la misión de exploración.
Lo siguiente es una línea de eventos sin editar, registrada manualmente con lápiz y papel durante la exploración en SCP-6034-1.

<Comienza Registro>

6/9/2021: 08:35:
A medida que entrabamos al área, nuestros equipos electrónicos comenzaron a cambiar hasta que nos dimos cuenta que teníamos cámaras enormes y rifles de la Primera Guerra Mundial. Era como si algo no quisiera que los tuviéramos. La radio del Capitán Shaw era todavía funcional (aunque enorme). Sorprendentemente captaba una señal. Era granulada, pero era lo más fuerte y claro que podíamos escuchar allí (estábamos listos para comunicarnos con notas escritas y lenguaje de señas).
La transmisión parecía estar dando ordenes de batalla.
No teníamos el equipo necesario para identificar la ubicación de la transmisión, así que seguimos adelante.

6/9/2021: 09:23:
Nos encontramos con un grupo de soldados taumatúrgicamente activos en combate armado con un grupo de ocho criaturas armadas aproximadamente humanoides que llevaban máscaras. No máscaras antigás, sino máscaras griegas.

Fue fácil darse cuenta de que los soldados eran miembros de la Mano, pero considerando las fuerzas hostiles circundantes, se alcanzó una tregua literalmente tácita. Luchamos contra esas cosas. Al principio parecía que lo estábamos haciendo bien, pero seguían viniendo, fluyendo sobre la parte superior de las trincheras, el alambre de púas parecía cortarlos, pero no los frenaba.

Perdimos a Ringo y a Kara en el asalto. La Mano perdió a tres de sus hombres también.

Ni siquiera los hacíamos retroceder. Cuando parecía el fin, el capitán sacó su Granada de palo (Me dijo el nombre y agradecí al cielo que supiera como usarlo) y cerró la trinchera detrás de nosotros.

Nos dio el tiempo suficiente para correr, con nuestros nuevos "amigos" a cuestas.

6/9/2021: 22:32:
En un intercambio de notas, los miembros de la Mano nos dijeron que podían llevarnos al operador de radio. Aparentemente, él era la única persona en 50 millas que podía hablar en este lugar.

No podíamos confiar en ellos, pero nuestro camino de regreso estaba bloqueado y parecíamos tener un enemigo común. Seguimos escuchando la radio mientras los seguíamos. Efectivamente, la señal se estaba volviendo más clara.

Incluso con el volumen en su nivel más bajo, era lo más ruidoso en la trinchera. El olor a productos químicos y a podredumbre llenaba el aire mientras viajábamos. Pasábamos por cadáveres. Algunos humanos, la mayoría no. Sin embargo, no creo que pueda enumerar lo que eran con ningún detalle. Todos estaban destrozados, muy mal.

Muy pocos cuerpos llevaban máscaras.

Hicimos un campamento en un pequeño búnker excavado en los lados de la trinchera. Incluso con nuestros números reducidos, estaba abarrotado. Colocamos centinelas y nos fuimos a dormir un poco. Mis sueños eran menos agradables.

7/9/2021: 9:57:
A la mañana siguiente, la Mano nos dijo que estaban mandando una señal. Apilaron un grupo de cadáveres, los encendieron y se pincharon los dedos para hacer arder su propia sangre. El olor era horrible.

Aunque para ser honesto, el resto de nosotros apenas y reaccionamos. Realmente no reaccionábamos a nada. Todo lo relacionado con las trincheras parecía que nos estaba chupando la vida. Y, considerando las bolsas bajo los ojos de los miembros de la Mano, creo que era un sentimiento común. Nos dijeron que esperáramos y, a falta de otra dirección real, lo hicimos.

Dijeron que tenían un "amigo" haciendo un túnel hacia nosotros. Que se vería extraño, pero estaríamos bien.

Todos se alinearon junto al borde fangoso de la trinchera, extendiendo sus brazos a la defensiva cuando un gusano gigante mordió la tierra detrás de ellos.

Alzamos nuestras armas, pero el gusano no nos atacó. Tenía una especie de símbolo en su cabeza, una especie de estrella de siete puntas con formas de diamantes entre las puntas.

Aparentemente el capitán conocía el símbolo. Nos hizo un gesto para bajar nuestras armas.

Los miembros de La Mano frotaban al gusano en la punta de su… ¿Cola? ¿Hocico? Con su frente. La boca del gusano se abría ampliamente. Y los miembros de La Mano se ponían sus máscaras antigás y entraban.

Nos hicieron un gesto para que los siguiéramos.

Después de algunos garabatos y gestos, decidimos a la suerte. Conseguí la pajita corta.

Mientras me metía dentro del gusano, miré atrás al Capitán y al Sargento Whitney mientras la boca se cerraba lentamente.

Nunca los volví a ver.

7/9/2021: 11:59:
Estuve allí por horas, aferrándome a la carne a los lados de la boca del Gusano mientras se deslizaba hacia atrás a través del túnel. El interior estaba completamente oscuro y podía oler la última comida del gusano incluso a través de mi máscara de gas.

Eventualmente, después de una eternidad dentro de esa cosa, su boca de abrió. La Mano y yo caímos goteando en una habitación, y el gusano regresó por el túnel.

Y entonces un milagro sucedió. Escuche una voz.

No sé qué esperaba cuando conocí al Operador de la Radio. Ciertamente no esperaba un buitre humanoide de dos metros y medio de altura con bolsas debajo de los ojos y sin la mitad de sus plumas.

Me dijo que era un Heraldo, y me dijo que podía hablar aquí por la misma razón por la que la Mano podía manejar la magia, los Ortothianos podían sentir el llamado de la sangre y los Mekhanitas podían manejar la tecnología. Dijo que a 'Él' le gustaba las cosas simples, historias controladas, y que estaban haciendo todo lo posible para luchar juntos contra 'El'.

Para evitar que 'Él' nos alcance.

Trate de escribir algo, preguntando quien era 'Él'.

El Heraldo me dijo que algunos dioses se definen por su presencia y otros por su ausencia. Tratar de convertir a uno en otro era demasiado arriesgado.

Me dijo que si quería que el mundo viviera, tenía que volver. Para traer refuerzos.

Dijo que no estaba seguro de cuánto más durarían. No con otra grieta en la trinchera.

Desenrolló un pergamino sobre un escritorio improvisado que tenía frente suyo. No podría decir qué era, dolía mirarlo. Dijo que no podía simplemente sacarme de aquí, pero podía encontrar la grieta por la que me había caído.

Sacó algo más, parecía un mapa de las trincheras, aunque dibujo algunos caminos nuevos mientras miraba.

Se lo mostró a uno de los soldados de la Mano, quien miró al ave y asintió con gravedad.

Me entregó un sobre. No se cuando tuvo tiempo de escribir algo, pero lo puso en mi mochila. Luego hizo un gesto para que sus hombres me siguieran y juntaron a su equipo.

El ave le entregó al soldado de la Mano el mapa de la trinchera y lo saludó. Entonces los soldados empezaron a marchar por un túnel y me hicieron un gesto para que los siguiera.

Debería haber estado aterrorizado por la cueva, el buitre y el gusano. Pero de algún modo era lo más seguro que me había sentido desde que llegue a este lugar.

A pesar de todo, apreté mis dientes y regrese a la superficie.

7/9/2021: 16:36:
La marcha por el túnel fue larga y miserable. Un riachuelo de agua se había metido y el suelo era blando en el mejor de los casos.

Había traído una de esas enormes radios conmigo. Incluso lo encendí para intentar escuchar la voz del buitre y así romper el silencio, pero uno de los soldados (que a este punto estaba seguro que era su comandante) lo apagó después de escuchar el primer sonido de estática.

Se llevo uno de sus dedos a los labios y eso fue todo. La marcha continuó en silencio, sin nada más que el parpadeo de la lámpara de aceite del comandante para guiarnos.

Finalmente, después de los que nos pareció una eternidad, salimos a la superficie. No reconocía la trinchera, pero sentía que estaba cerca.

El comandante se deslizó cautelosamente por el borde de una trinchera con sus binoculares y se agachó de inmediato.

Todos preparaban sus armas. El comandante me pasó los binoculares y me hizo un gesto para que mirara. Al otro lado de la trinchera había algo que no podía describir exactamente. Era como la parodia de un árbol, de color negro azabache, moviéndose con algo entre las ramas, y tenía tentáculos cubiertos por espinas que se retorcían a su alrededor. Tenía máscaras en lugar de hojas, todas las cuales parecían estar mirándome a la vez.

Múltiples sogas colgaban de sus ramas. Cientos de sogas. Muchas de ellas estaban ocupadas.

El comandante nos hizo un gesto de formación. Cuando quería unirme, negó con su cabeza. Saco el mapa y señalo hacia abajo en la dirección… Bueno, a casa.

Lo salude. Y me devolvió el saludo. Luego sacó el seguro de una vieja granada de piña, y yo corrí a la salida.

No pude escuchar lo que pasaba detrás de mí. Pero podía sentir las ondas de choque y oler la carne quemándose.

No me di la vuelta. Corrí y corrí y no pare hasta que el color regresaba.

Cuando pude volver a oír el viento.

Entonces colapse en el suelo de la antigua trinchera.

<Fin del Registro>

Anexo 3: Carta

Carta:
Querida Fundación,

Si están leyendo esto, significa que ese hijo suyo lo logró, y saben lo que está pasando aquí.

Voy a ir al grano. Si les importa tanto la Tierra, deberán comenzar a enviar tropas a este frente.

Se que ustedes, nosotros, y todos nuestros aliados no estamos en el mismo exactamente en el mejor de los casos, pero lo que esta sucediendo aquí es más grande que todos nosotros.

No se le puede permitir tomar este lugar. Ni siquiera puedo prometer que podemos detenerlo, pero tenemos que intentarlo. Y tendremos más posibilidades si todos trabajamos juntos.

Realmente es tan simple como eso.

-L.B.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License