SCP-4979
Puntuación: +4+x

Ítem #: SCP-4979

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: Todas las instancias de SCP-4979 deben dejarse en la instalación en la que fueron descubiertas, en adelante designada Sitio Provisional 4979. Las instancias de SCP-4979 con sistemas de soporte cerebral defectuosos pueden ser colocadas dentro de las unidades de crio-almacenamiento en el sitio para prevenir un mayor deterioro. En la actualidad, el presupuesto de SCP-4979 no permite disponer de suficientes unidades de crioalmacenamiento para todas las instancias de SCP-4979 con sistemas de apoyo defectuosos, por lo que se ha de aplicar el sistema de triaje médico.

El acceso está restringido al personal de la Fundación con autorización de nivel 4979/3. Ninguna persona con algún grado de telepatía psiónica debe entrar en contacto con SCP-4979, y el personal asignado a SCP-4979 puede ser amnestizado al ser transferido si así lo solicita.

Descripción: SCP-4979 es una colección de aproximadamente 750.000 cerebros humanos carentes de cuerpo. Cada instancia individual de SCP-4979 se mantiene dentro de una bolsa de diez litros hecha de plástico de grado médico y suspendida en un líquido cefalorraquídeo sintético, que circula continuamente y es esterilizado por unidades de reciclaje compartidas. Estas unidades de reciclaje están impregnadas de propiedades ecotoxicológicas suaves que les permiten funcionar indefinidamente sin pérdida de fluido utilizable, lo que convierte a SCP-4979 en un sistema cerrado. Cada bolsa también posee su propia unidad cardiopulmonar, que oxigena y hace circular la sangre a través de las arterias cerebrales y basales de cada instancia de SCP-4979.

Debido a una variedad de daños y defectos, este sistema de apoyo cerebral ya no es funcional en aproximadamente el 38% de los casos de SCP-4979.

Cada cerebro ha sido equipado con una red de una aleación taumatológicamente conductora desconocida y una unidad central de procesamiento electro-táumica, denominada SCP-4979-A. Aunque el funcionamiento de SCP-4979-A es anómalo y poco comprendido, parece que obtiene su energía de las emisiones del EVE de cada cerebro.

Basado en documentos recuperados en el Sitio Provisional 4979, el Grupo de Interés 7975 «Los Correctores», un cártel de para-cirujanos ilegales, comenzó a realizar procedimientos SCP-4979 poco después del inicio del Escenario ΩK. Se ha especulado que GdI-7975 se dirigía a personas que sufrían de lesiones que antes acababan con su vida sin ninguna esperanza de recuperación o de recibir un cuerpo donante.

Documento recuperado del GdI-7975, folleto de publicidad del procedimiento SCP-4979:

Vivir para siempre no tiene que ser un destino peor que la muerte.

Tu cuerpo envejecerá, enfermará, se romperá. ¿Por qué quedarse atado a una cosa tan frágil?

Podemos liberar tu mente, literalmente.

Alcanza la verdadera transhumanidad desechando tu cuerpo mortal y enfocándote en la única parte de ti que verdaderamente importa; tu cerebro.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitados trasplantará tu cerebro a nuestro sistema de soporte cerebral de última generación, y lo conectará a la realidad simulada más avanzada diseñada hasta la fecha.

Llama hoy para discutir nuestras excelentes opciones de pago.

El Paraíso espera.

Anexo: SCP-4979-A parece haber sido diseñado para detectar la actividad neuronal del cerebro conectado y proporcionar estimulación electro-táumica dirigida, principalmente con el propósito de simular la entrada sensorial. SCP-4979-A también parece haber poseído alguna vez la capacidad WiFi para la comunicación de cerebro a cerebro y de cerebro a hardware. Esta función ya no funciona en todas las instancias.

Aparentemente, SCP-4979-A fueron producidos en masa sin ninguna personalización individual. La extirpación de cerebros individuales y la implantación de SCP-4979-A parece haber sido a menudo tosca y descuidada, resultando típicamente en daño cerebral, inflamación y cicatrices. Como resultado de estos factores, además del diseño deficiente de SCP-4979-A, la retroalimentación sensorial que proporcionaron originalmente fue de una calidad mucho menor que la de los sentidos humanos de referencia. Como tal, las instancias de SCP-4979 a menudo sufrían de varios grados de privación sensorial.

Se cree que este efecto ha empeorado con el tiempo, a medida que la red taumatúrgica de SCP-4979-A se corroía y se desplazaba gradualmente dentro del cerebro, debilitando aún más la fuerza de la señal y resultando en fallas electro-táumicas. SCP-4979-A también ha demostrado promover la formación de placas amiloides dentro del cerebro, causando que casi todas las instancias de SCP-4979 sufran de alguna forma de demencia neurodegenerativa.

Se cree que el GdI-7975 continuó acumulando instancias de SCP-4979 hasta principios del siglo XX, cuando un cerebro recién introducido contaminó el sistema de reciclaje con una cepa resistente a los antisépticos del virus del herpes simple. Esta cepa se propagó rápidamente por todo el sistema de reciclaje e infectó a todo SCP-4979, causando encefalitis grave y, en consecuencia, dañando aún más las unidades SCP-4979-A. Se piensa que fue cuando SCP-4979-A perdió sus capacidades inalámbricas, aislando SCP-4979 tanto del mundo exterior como entre sí.

En lugar de realizar reparaciones, el GdI-7975 decidió abandonar las instalaciones. Cuando la Fundación descubrió la instalación en el año 2138, se creía que SCP-4979 había pasado más de treinta años sin ningún contacto externo. Todo SCP-4979 muestra signos de atrofia y trauma extremo, así como descomposición biológica en las instancias en las que el sistema de apoyo cerebral ha fallado. Se han hecho múltiples intentos de comunicación, y todos ellos han fracasado en recibir una respuesta lúcida.

Mientras que la falta de comunicación directa dificulta el diagnóstico adecuado de las patologías, los electroencefalogramas y las tomografías computarizadas espectrales indican que en todas las instancias existen fuertes correlaciones neurales de una amplia gama de desórdenes psicológicos y neurológicos, entre los que hay que mencionar el síndrome de estrés postraumático severo y la depresión.

Aunque todas las unidades SCP-4979-A siguen funcionando, ya no parecen proporcionar ninguna información sensorial coherente. Los neurocientíficos de la Fundación han llegado a la conclusión de que lo más probable es que la estimulación que proporcionan se interprete como extremadamente agitada y sin un significado concreto. Se ha especulado que como SCP-4979 está experimentando universalmente una angustia tan alta, el EVE que genera es extremadamente negativo, que las unidades SCP-4979-A luego canalizan de vuelta a ellos, creando un bucle de retroalimentación positiva de entrada nociva en constante aumento.

La evaluación de SCP-4979 ha descartado cualquier grado de rehabilitación significativa. Todos los intentos de regeneración o reconstrucción quirúrgica han demostrado ser inútiles, y SCP-4979-A está tan profundamente arraigado en las instancias de SCP-4979 que cualquier intento de removerlas resultaría en un daño neurológico aún mayor, y no parece haber ningún método de desactivación de SCP-4979-A.

SCP-4979 también están demasiado dañados para ser integrados en cualquier forma de cuerpo donante, ya sea biológico, robótico o virtual. Incluso si este no fuera el caso, su avanzado estado de deterioro cognitivo hace que cualquier tipo de interacción normal sea completamente imposible.

A falta de otras alternativas, el Comité de Ética ha dictaminado que no debe molestarse lo más posible a SCP-4979.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License