SCP-4941
Puntuación: +5+x
POR ORDEN DEL CONSEJO SUPERVISOR
El siguiente archivo tiene una Clasificación de Nivel 2/4941
El acceso no autorizado está prohibido.
4941

Ítem #: SCP-4941

Clasificación del Objeto: Euclid


header.png

Fotograma del vídeo tomado de SCP-4941 durante el descubrimiento inicial.


Procedimientos Especiales de Contención: Un solo miembro del equipo de contención de SCP-4941 se reunirá con SCP-4941 en el Punto Bravo en Long Down Island durante todos los Eventos de Activación y llevará un registro del comportamiento de la entidad durante esas interacciones. Si en cualquier momento la entidad hace alguna indicación de que está angustiada, el personal de contención debe hacer todo lo posible por calmarla, normalmente asegurándole que Charlie Mason volverá pronto, y tocando la caja de música de cristal encontrada en la isla.

Dado que Long Down Island se encuentra fuera de las principales rutas marítimas, es poco probable que algún buque se acerque involuntariamente a la zona de exclusión establecida. No obstante, el personal de seguridad del lugar debe mantener la zona de exclusión de 1 km y aprehender cualquier embarcación no autorizada que entre en la zona durante los períodos de activación.

Descripción: SCP-4941 es una gran Megaptera novaeangliae hembra incorpórea, o ballena jorobada.

SCP-4941 sólo se manifiesta durante los eventos de activación de SCP-4941, que ocurren al atardecer en noches de luna llena. Durante estos eventos, SCP-4941 aparecerá cerca del punto más oriental (un acantilado elevado de unos 24 m de altura) en Long Down Island y levitará en el aire frente al borde del acantilado. SCP-4941 permanecerá allí hasta el amanecer, cuando desaparecerá.

Si SCP-4941 es dejada sola durante un período de activación, la entidad emitirá sonidos fuertes y bajos que pueden ser escuchados tan lejos como el territorio inglés. Esto se previene típicamente haciendo que un miembro del personal de contención permanezca con SCP-4941 durante los eventos de activación, y consolando a la entidad con la caja de música de cristal que se encontraba originalmente dentro de la única estructura de la isla. Siempre que un miembro del personal de contención toque la caja de música, SCP-4941 cantará junto a ella durante la duración de la canción. Una muestra de esta vocalización está disponible a continuación.

Anexo 4941.1: Descubrimiento

SCP-4941 fue descubierta en 1995 por los activos de la Fundación que patrullaban la zona después de haber encontrado inadvertidamente un evento de activación en curso. El reconocimiento de la isla resultó después en el descubrimiento de una única construcción abandonada. Aparte de una silla, una mesa, una cama y una pequeña colección de libros, la estructura estaba vacía y parecía haberlo estado durante algún tiempo.

Además, se encontraron varias cartas y una pequeña caja de música de cristal bajo la cama. Muchas de las cartas habían sido dañadas por el clima hasta el punto de ser ilegibles; sin embargo, otras habían caído a través de un espacio en las tablas del suelo y en general no estaban dañadas. El texto de esas cartas está disponible a continuación.

Anexo 4941.2: Cartas

Querida Aoife,

No pasa un día sin que piense en ti. La lucha empeora cada día, y cada día se nos dice que seamos fuertes. No sé qué fuerza me queda sin ti. En el peor de mis momentos mi mente encuentra tu cara, el olor de tu pelo, la suavidad de tus manos, el sonido del mar detrás de nosotros y estoy en casa otra vez.

Espérame, cariño. Estaré en casa pronto.

Por siempre tuyo,

Charlie


Querida Aoife,

Nos hemos estado moviendo de nuevo. Los chicos del correo han sido muy diligentes trayéndome tus cartas y debo agradecérselos. Tus palabras son aire en mi pecho, las leo y luego las vuelvo a leer justo después. Escucho tu voz a la distancia, y a veces temo que pueda perderla, como una canción escuchada hace mucho tiempo y olvidada. Las armas me han quitado mucho, pero la música de tu voz será lo último que se lleven.

Espero que estés bien. Espero que la lucha no haya alcanzado nuestra pequeña isla.

Espérame, mi amor. No tardaré mucho.

Por siempre tuyo,

Charlie


Querida Aoife,

Dicen que Joffre está trasladando el ejército francés a Verdún. Recuerdas cuando visitamos a la tía Janette allí, ¿no? El río era hermoso, y al verte ahí de pie al sol pensé que mi pecho podría reventar. Era como si toda la belleza del mundo estuviera en un solo lugar, sólo para mí.

Es difícil imaginar que este haya sido un lugar hermoso alguna vez. La guerra ha estado aquí durante algún tiempo y lo ha cambiado. Me ha cambiado a mí. Espero seguir siendo el hombre que era cuando te dejé. Espero que la parte de mí que amabas no se haya ido, rota por las bombas y el humo y el barro. Dios, espero no morir en esas trincheras.

Espérame, mi luz de estrella. Pronto estaré contigo.

Por siempre tuyo,

Charlie


Querida Aoife,

El mundo ha cambiado. Los hombres no pueden ser nobles en este nuevo mundo. No deseo nada más que estar a tu lado otra vez, lejos de esto. Rezo a Dios cada noche para que me lleve de vuelta a ti y podamos ver a las ballenas bailar a la luz de la luna otra vez. Todo se siente como un sueño lejano, apenas real ya. Muchos de esos tiempos ya se han ido, todo lo que queda es el recuerdo de tu cara. ¿O es a ti a quien veo? ¿Cómo puedo saberlo, cuando no veo nada más que barro, sangre y alambre?

El Teniente dice que después de esto, nos iremos a casa. Para verte de nuevo, para oír tu voz, para tocar tu cara, aunque sea una vez más. Eso sería suficiente.

Por siempre tuyo,

Charlie

Anexo 4941.3: Correspondencia No Enviada

Una sola carta más fue descubierta posteriormente entre dos libros de la estantería. Esta carta, dirigida simplemente "Para Charlie", estaba intacta. El texto de esta carta está a continuación.

Mi Charlie,

Los marineros dicen que la guerra ha terminado, pero ha pasado tanto tiempo desde la última vez que supe de ti. Guardé tus cartas y las leí todos los días. Tu lugar en nuestra cama está vacío. Te extraño profundamente.

He envejecido, Charlie. El mar y el sol han pasado sobre mí y la chica que conocías se ha ido con ellos. Temía por ti cuando escribiste que habías cambiado, pero supongo que el cambio nos llega a todos de una forma u otra, como dice la canción. Queda poco de esa chica en mí ahora. Sólo la parte que te ama permanece.

Pronto llegará un día en que tendré que volver al mar. Iré a la orilla del acantilado, aquel donde me encontraste en aquella noche estrellada de hace años, cuando las ballenas nos cantaban en la oscuridad. Esperaré por ti, aunque me lleve mil vidas. Sé que volverás a casa.

charlie.jpg

Charlie Mason.

Te amo, Charlie. Vuelve a mí.

Por siempre tuya,

Aoife


Junto a esta carta había una fotografía de un joven, posteriormente identificado como Charlie Mason, un soldado del Cuarto Ejército Británico. Mason figura como muerto durante el primer día de lucha en la Batalla de Somme en julio de 1916, y es probable que esté enterrado en una fosa común en el norte de Francia.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License