SCP-4396

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x
2/4396 NIVEL 2/4396
CLASIFICADO
classified-bar.svg
classified-bar.svg
classified-bar.svg
classified-bar.svg
classified-bar.svg
classified-bar.svg
Ítem #: SCP-4396
Keter
SCP-4396.jpg

Imagen de SCP-4396 tomada por un miembro de DM Lambda-4.

Procedimientos Especiales de Contención: Miembros del DM Lambda-4 ("Aficionados a los Pájaros") han de ser estacionados en los principales centros de población a nivel global para responder a cualquier reporte de SCP-4396 o SCP-4396-1. Ante cualquier ocurrencia de SCP-4396, agentes han de investigar el área y discernir la locación de este y/o su objetivo. Víctimas de SCP-4396 han de ser administrados amnésticos Clase-A o Clase-B, según sea necesario.

Descripción: SCP-4396 es un pavo real (pavo muticus) de gran tamaño que aparece decrépito y desnutrido. Este es completamente desaturado en su color, y le hace falta una pluma de su cola1.

El comportamiento de SCP-4396 es predecible, y gira principalmente en torno al espécimen intentando recuperar a SCP-4396-1. SCP-4396-1 es una pluma de la cola de un pavo real la cual se teletransportará a una persona aleatoria en cualquier lugar del planeta, esta es designada como SCP-4396-A. Una vez se encuentra en posesión de una persona, esta sólo será capaz de descartar la pluma devolvíendola intencionalmente a SCP-4396; intentos de descartar, destruir, o abandonar a SCP-4396-1 siempre resultará en esta retornando al objetivo. SCP-4396-A tienen una tendencia de haber perdido algo, o alguien, de importancia significativa para sus vidas.

Una vez SCP-4396-1 ha sido transportado a SCP-4396-A, SCP-4396 comenzará a ir en búsqueda de su recuperación. A SCP-4396 sólo se le ha observado caminar por la duración de su búsqueda, y no se le conoce por emplear métodos sobrenaturales de transporte a medida que viaja. Sin embargo, cuando este es sometido a cualquier condición en la que el escape sería imposible para un ser ordinario, tal como estar confinado en una celda de contención metálica o estar restringido de movimiento, inexplicablemente sobrepasará cualquier obstáculo y continuará en su camino.

SCP-4396 persistirá hasta llegar a la locación de SCP-4396-A, en cuyo momento empezará a molestar al objetivo hasta que este devuelva a SCP-4396-1. SCP-4396 se comportará de manera confrontacional hacia SCP-4396-A, participando en ataques hasta que la pluma sea retornada. Estos ataques son usualmente inofensivos, y no se cree que el espécimen busque lastimar a su objetivo2. Debido a que las víctimas desconocen el método de apaciguar al espécimen, usualmente intentan huir de éste, incluso llegando a abandonar su sitio de residencia, lo cual sólo provoca encuentros prolongados con el ave.

Si SCP-4396-1 es devuelto exitosamente por SCP-4396-A, SCP-4396 lo tomará con su pico. Al hacerlo, este se revertirá al tamaño de un pavo real ordinario, y su coloración natural será restaurada a medida que interactúa con SCP-4396-1. Se arrullará felizmente, y mostrará comportamiento adicional asociado con placer y deleite. Eventualmente, SCP-4396 abandonará el área con SCP-4396-1 todavía en su pico. Se desconoce a dónde se dirige SCP-4396 después de dejar a la víctima, pero un tiempo después, SCP-4396-1 escogerá una nueva víctima y el ciclo se repetirá.


Registro de Entrevista 4396-A1

Entrevistado: Clyde Bonnet, objetivo previo el cual devolvió exitosamente SCP-4396-1 a SCP-4396

Entrevistador: Doctor Flynn, psicólogo de la Fundación

Prefacio: El Sr. Bonnet fue puesto bajo custodia después de que este subiera una publicación a redes sociales describiendo se experiencia con SCP-4396. La publicación fue eliminada por personal de la Fundación, y el Sr. Bonnet fue preparado para una entrevista, antes de ser administrado amnésticos de bajo nivel.


[Comienzo del Registro]

Bonnet: ¿Por qué estoy aquí? ¿Quienes son ustedes?

Flynn: Sólo queremos hacerte algunas preguntas sobre tu encuentro con el pavo real.

Bonnet: ¡¿Entonces de eso es que se trata?! Mira, no estoy loco, yo-

Flynn: Nadie dijo que estuvieras loco, sólo necesitamos preguntarte algunas cosas. Se apreciaría tu cooperación. Entre más rápido cooperes, más rápido podemos salir de aquí.

Bonnet: Ok, bien, ok… ¿Qué quieren?

Flynn: ¿Podría contarnos un poco sobre usted, Sr. Bonnet?

Bonnet: Mi nombre es Clyde Bonnet. Tengo 39 años de edad, y trabajo como profesor de geología en la Escuela Secundaria ████, ████, Oregon.

Flynn: (Tarda un momento en anotar los datos esenciales) Bien. ¿Podrías ahora contarme sobre tu situación familiar?

Bonnet: (Muestra un leve gesto de asombro, y se acomoda en su asiento) De hecho, preferiría no hacerlo.

Flynn: No hay ningún problema si no te sientes cómodo brindando esa información. Sin embargo, deberías saber que nos podría ayudar bastante a entender la naturaleza de esta ocurrencia.

Bonnet: Bien, supongo. ¿Donde debería empezar?

Flynn: Donde usted prefiera, Sr. Bonnet.

(Hay una larga pausa mientras el Sr. Bonnet se recompone)

Bonnet: Tenía 7 años cuando mis padres murieron. Una noche hubo un incendio, y mi padre me sacó de la cama y me llevó afuera, donde estuviera a salvo. Él- él me dijo que me quedara, mientras iba por mi madre. Ninguno de los dos lo logró… es algo que me ha atormentado desde entonces.

Flynn: (Piensa por un segundo, luego escribe algo en sus notas) Eso es terrible, de verdad lamento tu pérdida.

Bonnet: Después de eso viví en California con mis tíos, pero nunca volvió a ser igual. De verdad no creo que me haya recuperado completamente.

Flynn: ¿Es todo?

Bonnet: (Duda por un segundo antes de continuar) Toda mi vida fue así, arriba y abajo. No fue hasta los 17 que sentí la felicidad verdadera otra vez. Conocí a esta hermosa chica, y poco después estábamos casados.(Se ríe a si mismo) Se podría decir que era todo para mí; yo no era nadie sin ella. (Sonríe brevemente, antes de empezar a quebrarse) Era perfecto. Tuvimos un hermoso hijo juntos.

Flynn: (Escribiendo) Gracias, Sr. Bonnet. Esto debería bastar. Ya puedes ir-

Bonnet: No, hay más…

(Él empieza a llorar; su mano está cerrada en un puño sobre la mesa de entrevistas)

Flynn: Está bien. No tienes por qué seguir si no quieres.

Bonnet: Mi niño, Mi dulce niño… Él era todo lo que podía pedir en un hijo. Inteligente, cariñoso, educado, siempre sacaba buenas calificaciones. ¡Pero una noche tuvo que ir a hacer ese estúpido error! S- Sólo tenía 13…

Flynn: Sr. Bonnet…

Bonnet: Se hizo con la gente equivocada. Unos adolescentes ofrecieron llevarlo a una fiesta. Esa noche, bueno, él no volvió a casa, y luego lo ví en las noticias… Un choque, no muy lejos de aquí, y ahí estaba él, su nombre entre la lista de víctimas. Justo ahí, ahí fue cuando apareció esa maldita pluma.

Flynn: ¿Oh?

Bonnet: Había cinco en el carro la noche del accidente. Cuatro fallecieron. Nunca encontraron el cuerpo de mi hijo. (Pausa por un momento para recomponerse) Luego esa horrible cosa mutada empezó a aterrorizarme. Traté de alejarme, pero era implacable. No sabía qué hacer. Estaba atrapado. No me quedaba nada por qué vivir, y ahora me acechaba un monstruo.

Flynn: Sr. Bonnet, esta es información invaluable, pero-

Bonnet: Ya casi acabo, por favor, sólo… déjame acabar. Al final pensé en darle lo que quería. Le di la pluma, y yo- yo lo vi transformarse frente a mis ojos. Osea, no lo sé, chico. Su alegría pura, su felicidad. Creo que lo que trato de decir es, de alguna manera, me vi a mí mismo en él. Por la primera vez en semanas, desde el accidente, me sentí… ¿feliz? No lo sé.

Flynn: ¿Cuándo fue esto?

Bonnet: Todo esto pasó hace dos días. Luego su gente me recogió ayer, y, bueno, ya sabes el resto.

Flynn: Gracias por compartir toda esta información, Sr. Bonnet.

Bonnet: (Sollozando) Gracias a tí. Necesitaba contarle a alguien todo lo que he vivido. Necesitaba esto.

Flynn: (Asintiendo) Creo que hemos concluido esta entrevista. Te llevaremos a tu celda, y luego te dejaremos ir-

(Son interrumpidos por el timbre del teléfono del Sr. Bonnet. Ninguno de los dos reconoce el número)

Bonnet: Está bien, les puedo devolver la llamada.

Flynn: No, deberías responder ahora.

(El Sr. Bonnet responde la llamada. Se sienta en silencio, escuchando, cuando sus ojos se agrandan y se tapa la boca.)

Bonnet: Gracias. Muchísimas gracias oficial. No sé qué decir… ¡Gracias a Dios! (Cuelga)

Flynn: ¿Quién era ese?

Bonnet: Era una llamada de la estación de policía. Dios, encontraron a mi hijo. ¡Mi niño está vivo!

[Fin del Registro]




Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License