SCP-3817
rating: +2+x
felixmendelssohn.jpg

Fotografía confirmada de SCP-3817, aprox. 1850

Ítem #: SCP-3817

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-3817 quedará contenido en una cámara residencial humanoide estándar en el Sitio-███. SCP-3817 será retenido físicamente de detectarse signos de intenciones violentas hacia sí mismo o hacia el personal.

SCP-3817 deberá someterse a exploraciones médicas semanales. Toda discrepancia notable en su salud mental o física serán informadas a los responsables del personal médico activo.

Se permite el acceso a SCP-3817 a:

  • un piano de pared de 88 teclas
  • un escritorio
  • papel y material de escritura

Nota: Todos los bolígrafos y lápices que se concedan a SCP-3817 deberán ser de al menos 8mm de diámetro. No se permiten poraminas.
Podrán entregarse bienes especiales como libros siempre con autorización del Director del Sitio.

Descripción: SCP-3817 es un hombre de ascendencia europea, de unos 40 años de edad. SCP-3817 declara ser el compositor alemán Felix Mendelssohn (1809-1847). El análisis genético ha demostrado que esta declaración es correcta.

SCP-3817 fue recuperado en Leipzig, Alemania, el ██/██/20██, al seguirse informes de un vagabundo local que sería incapaz de envejecer. Las investigaciones de los informes visuales y escritos sobre este vagabundo han confirmado que su edad física ha sido de unos cuarenta años durante los últimos 1██ años.

Las exploraciones del cuerpo de SCP-3817 han revelado que éste ha sufrido un grado de daño físico que probablemente sería letal para un ser humano no anómalo. No hay explicación científica para la supervivencia mantenida de SCP-3817 pese a su estado de salud crítico.

SCP-3817 ha confirmado que este daño es el resultado de múltiples esfuerzos autolíticos durante los 1██ años previos a su contención.

SCP-3817 declara que no pretende suicidarse con su automutilación. También declara que no ha experimentado síntomas de ideación suicida en los últimos 1██ años. SCP-3817 está bajo evaluación psiquiátrica para verificar estas declaraciones en la actualidad.

Los daños autoinfligidos por SCP-3817 a su cuerpo comprenden:

En general, SCP-3817 sufre de un mal estado de salud y refiere dolor físico y malestar emocional frecuentes. A pesar de su estado de salud actual, SCP-3817 no hecho ninguna de las solicitudes de ejecución que se preveían y ha afirmado explícitamente que no desea una eutanasia paliativa.

La declaración sostenida de SCP-3817 de que carece de deseos suicidas ha conducido a la especulación de que la causa de su inmortalidad biológica podría estar asociada a su automutilación.

En respuesta a una solicitud por parte de la Fundación, SCP-3817 ha accedido a redactar una referencia escrita de las razones que justifican su autolisis para continuar la investigación sobre su propiedad anómala:

Entiendo que deseen saber por qué he escogido este proceder. Mis pensamientos están poco claros y enloquecidos, pero intentaré organizarlos y explicarme lo mejor que pueda.

[Tres líneas de escritura mal garrapateada y muy densa, por completo ilegibles]

Se me explicado que Los Grandes Compositores
Las tripas de Beethoven se retorcían, él vomitaba y vivía en un mundo de doloroso silencio; Mozart, enfermizo y desdichado, terminó endeudándose hasta su peluca empolvada; Chopin tosía flemas sin fin, desde sus pulmones y desde su alma; Schumann veía ángeles y demonios y tenía cambios de carácter tan tormentosos como lo era la literatura de su tiempo.
Estos hombres fueron los grandes compositores. Sabían lo que era sentirse eufóricos, lo que era caer a los abismos de la desesperación. Conocían las emociones. Su música cambió y se movió y se desarrolló y creció con los cambios durante sus vidas.

Todos los grandes compositores soportaron dolor y sufrimiento para llevar a cabo su deseo creador. ¡Y los resultados de su labor: obras eternas!

¿Y yo? ¡Tan feliz y tan afortunado que podrían ser mis apellidos! Nacido en una familia rica, con apoyo y alabanzas y dinero para toda una vida - y nunca sufrí para escribir música. Ningún otro compositor sufrió un aislamiento tan absoluto de la adversidad. Nunca entendí la tristeza y la desventura auténticas. Durante mis 38 años de vida, mi música nunca cambió en estilo o calidad, y no me cabe duda de que mi existencia tan patéticamente cómoda me impidió desarrollarme como artista.

¿Y están de acuerdo, con el hecho de que la primera condición que un artista debería aceptar es el respeto a cuanto es grande, e inclinarse ante ello y reconocerlo?

Es por eso que he decidido conocer el sufrimiento por mi propio bien. No debo perecer, jamás; debo soportar el tormento.

Destruí mi oído para que jamás pudiera volver a experimentar los placeres del sonido, como Beethoven, quien quedó sordo
Muchos de mis ilustres predecesores, como Schubert, Schumann, y Donizetti sufrieron de sífilis, y yo hice lo que de mi se requería.
Y otros muchos alaban al alcohol y se vuelven beodos. He seguido fielmente su práctica del beber en exceso, sólo parando cuando cada parte de mi cuerpo chillaba 'basta, ya basta.'
Terminé viviendo en las calles como un vagabundo sin blanca para temer por la carencia, por el desamparo, por no saber de dónde vendría el siguiente bocado, pues muchos compositores ilustres vivieron endeudados o empobrecidos; me vienen a la mente Mozart y Wagner.
Y hubieron otros, y los habría apuntado de poder recordarles; mi memoria es, por desgracia, mis recuerdos se vuelven vagos.

Y aún así, con confianza puedo decirles que he hecho progresos notables desde entonces.
Siento dolor todo el tiempo Sufro de un dolor constante que me impide hasta caminar unos pasos sin sentirme mal o herido de formas que no sé cómo explicar no deseo evitar. Quiero seguir viviendo. Esto es lo que los grandes compositores padecieron en su día a día, lo que los moldeó y los alimentó, y yo también debo dejar que sea una parte inevitable de mi vida. Ellos me lo han dicho. Ellos mismos he han dicho que no me rinda en mis esfuerzos de desarrollarme.
Y desde entonces me he acostumbrado al dolor de un modo cariñoso, musical. Entiendo las grandes tristezas del hombre y ya me son tangibles. Ha cambiado por completo la forma en que lo percibo y lo entiendo todo Esto es mi vida ahora Siento emociones ya no carezco de emociones

Creo que he logrado grandes cosas, en lo que a progreso se refiere. Los espíritus celestiales de los grandes compositores difuntos me dan la razón. Puedo oírles hablar, sentir su presencia. Me dan su aprobación. Mi hora ha llegado, estoy seguro de ello.
He compuesto a buen ritmo Casi ha completado un volumen de Canciones sin Palabras. Estoy convencido de que no es mucho esperar que al público le satisfazga tanto como a mi cumpla será del agrado del público será
[Escritura ilegible y tachada el resto de la nota]

P.D. Les ruego que disculpen mis supresiones y mi mano torpe. Estoy cansado. En mi se perdió un poeta. Les ofrezco mis más sinceras disculpas.

Apéndice: Durante su tiempo al cuidado de la Fundación, SCP-3817 ha escrito una colección de piezas de piano tituladas Canciones sin Palabras. Se han asignado a musicólogos para que analicen estas piezas y las comparen a las Canciones sin Palabras escritas por Mendelssohn de 1829 a 1845. No se han detectado variaciones estilísticas.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License