SCP-3760
Puntuación: +6+x
FishHand4.jpg

Fig 1.1. Mutación de SCP-3760 10 días después de la lesión por incisión (padrastro).

NeckShark.jpg

Fig 1.2. Crecimiento avanzado de SCP-3760.

EyeScream.jpg

Fig 1.3. Cavidad ocular del sujeto en las primeras etapas de conversión en mandíbula (antes del consumo del ojo).

FishHand4.jpg

Fig 1.1. Mutación de SCP-3760 10 días después de la lesión por incisión (padrastro).


NeckShark.jpg

Fig 1.2. Crecimiento avanzado de SCP-3760.


EyeScream.jpg

Fig 1.3. Cavidad ocular del sujeto en las primeras etapas de conversión en mandíbula (antes del consumo del ojo).

Ítem #: SCP-3760

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: El Agente Memético Subliminal Kappa/Omicron ("AMS-K/O") debe permanecer en circulación global, propagado a través de un "hecho científico" inventado que actúa como un portador. El Departamento de Desinformación debe suprimir cualquier noción de que el portador del AMS-K/O pueda ser falso.

Si un individuo deja de creer que la información del portador es objetiva, perderá los efectos del AMS-K/O y se volverá susceptible a las propiedades anómalas de SCP-3760. Para prevenir un posible Escenario de Fallo de K/O del Fin del Mundo, todos los registros relacionados con la naturaleza del portador del AMS-K/O han sido restringidos al acceso de Nivel 5.

Descripción: SCP-3760 es un fenómeno mutagénico anómalo que afecta la regeneración del tejido humano en respuesta a una lesión. Los humanos que se encuentran cerca de un sujeto afectado por SCP-3760 corren un riesgo constante de infección; sin embargo, SCP-3760 no parece ser de naturaleza microbiana. Debido a las circunstancias de su contención, el vector de transmisión de SCP-3760 aún debe ser determinado de manera concluyente.1

El tejido dañado2 en los sujetos afectados desarrollará de forma anómala diversas formas de características biológicas no humanas asociadas con los miembros del clado Selachimorpha. Tales características incluyen más comúnmente (pero no se limitan a):

  • Dentículos dérmicos3
  • Tumores cartilaginosos benignos
  • Ojos (con membranas nictitantes)4
  • Ductos nasales
  • Dientes y/o mandíbulas

Los órganos sensoriales que crecen en los sujetos afectados parecen ser funcionales y responden adecuadamente a los estímulos, pero estas sensaciones no son experimentadas directamente por el sujeto en sí. Otros órganos presentan una funcionalidad independiente similar, incluidas las mandíbulas capaces de masticar. Las autolesiones involuntarias por mordeduras son frecuentes. Cualquier materia consumida por una cavidad oral desarrollada de SCP-3760 desaparecerá, a pesar de la falta de conexión observable con el tracto digestivo del sujeto.

Estos orificios antes mencionados buscarán reiteradamente material comestible para el consumo; este comportamiento se intensifica ante la presencia de sangre, e incluso puede incluir actos de auto-canibalismo. Si no se consume material comestible a intervalos regulares, el tejido afectado sufrirá necrosis. A su vez, esto requiere la extirpación del tejido necrótico, lo que consecuentemente lleva a la aparición de mutaciones y orificios adicionales de SCP-3760.

Las estadísticas epidemiológicas precisas sobre la propagación de SCP-3760 son actualmente imposibles de determinar. Las estimaciones de los investigadores de la Fundación han colocado la tasa de saturación de SCP-3760 entre el 71% y el 92% de la población mundial. El AMS-K/O ha demostrado ser capaz de suprimir los síntomas en la mayoría de los sujetos afectados, con sólo 2.785 casos registrados de actividad de SCP-3760 observados entre 1958 y 2016.

Anexo: La siguiente es una serie de anotaciones de diario hechas por el Dr. Keith Woodward, el Oficial Médico a bordo del USS Kirby. Se cree que sus pacientes fueron las primeras víctimas de SCP-3760.

Agosto 5, 1922

Dios sabe que soy el peor para llevar registros, pero esto se siente importante. Cada instinto dentro de mí está diciendo que algo está muy mal. Tengo que escribir todo esto antes de que lo olvide.

Nadie sabe cómo Willis Riggs terminó en la bebida, y mucho menos el propio Riggs. Varios hombres lo vieron dirigiéndose bajo la cubierta a las 1521. A las 1522, nos informaron de un hombre caído por la borda.

Fue Riggs. Nadie vio lo que pasó. Cuando lo subieron a bordo, dijo que no podía recordar nada de lo que había pasado desde el desayuno de ese día. También le faltaba un buen trozo de su pie izquierdo.

Me pidieron que lo examinara, por supuesto. Le cosí el pie, le puse un yeso y luego traté de averiguar por qué no podía recordar nada. Conmoción cerebral, imaginaba. Pero además del tiempo perdido, no parecía tener nada de malo. Le dije que descansara un poco, y cuando se fue llamé a los de arriba. La única explicación que se me ocurrió fue que había tomado algo de beber y se cayó por la borda. Pero no parecía intoxicado.

Fue un caso extraño. La gente habló de ello durante un par de días, pero no pensé mucho en ello. Las cosas pasan. He visto cosas peores.

Pero entonces las cosas siguieron sucediendo. Todo tipo de accidentes aquí y allá. No me enteré de la mayor parte hasta más tarde. Estos no son el tipo de hombres que van llorando al médico por una pequeña cosa. El peor caso que tuve después del incidente de Riggs fue un chico temerario con un ojo morado.

Alrededor de una semana después de que le mordieron el pie, Riggs vino tartamudeando a mi oficina. Dijo que no había podido dormir en las últimas noches debido al ruido. Le dije que debería estar acostumbrado a las noches ruidosas en un barco como éste. Luego dijo que no era el volumen lo que lo mantenía despierto, sino de dónde venía. Puso su pie sobre mi escritorio y me pidió que escuchara su yeso.

Le di unas pastillas y lo eché. Supuse que su conmoción cerebral finalmente se estaba mostrando.

Y entonces, justo anoche, arrastraron a Riggs a mi oficina. Gritaba tan fuerte que parecía que estaba en llamas. Tuvieron que sujetarlo mientras yo le cortaba el yeso.

Esperaba gangrena. Durante más de dos décadas, he visto algunos casos graves — también los he olido. Aprendes a esperar lo peor en esta profesión.

Pero el miasma del interior de ese yeso fue la peor cosa que he olido en mi vida. Era como si alguien cagara en un pez muerto y lo dejara al sol caliente de verano durante una semana. La carne alrededor de su pie era de todo tipo de negro, verde y granate. Había unas protuberancias afiladas, parecidas a dientes, que sobresalían de la piel donde yo había puesto las suturas. Habían masticado el hilo en varios lugares, dejando espacios abiertos que dejaban al descubierto más filas de dientes más pequeños y afilados en el interior.

Le dije a Riggs y a los demás que su pie se había infectado. Tuve que desguazarlo todo hasta la rodilla. Desde la operación, no puedo dormir. Ha estado afectando mi trabajo, mi juicio, incluso mi vista. He tenido esta mancha oscura en el borde de mi visión que sigue yendo y viniendo. Probablemente sólo necesite dejar de escribir e irme a dormir.



Agosto 8, 1922

Trajeron al chico con el ojo morado de nuevo hoy. Su párpado derecho estaba hinchado y la sangre salía como un grifo que goteaba. Tuve que usar pinzas para pelar el párpado. No fue sólo la hinchazón lo que lo mantenía cerrado. Fueron esos pequeños dientes otra vez. Habían crecido en la parte de atrás del párpado y lo mordían.

Empezó a hacer bromas sobre el parche enseguida.

Hablando de ojos, mi visión ha empeorado. La mancha oscura se ha movido al centro y no desaparece. Incluso cuando cierro los ojos, los colores no se mueven en ese pequeño punto. ¿Es posible que ese olor haya quemado mis córneas? Uno de los hombres que ayudó a traer a Riggs—Ronnie Gaines, creo que—dijo que había estado teniendo dolores de cabeza desde esa noche. No me sorprendería que lo que sea que Riggs tiene sea tóxico.



Agosto 9, 1922

Hoy vinieron tres hombres más. Pero sin dientes esta vez, creo.

Uno de ellos tenía un sarpullido en la espalda que le picaba como loco. Parecía acné al principio, y tenía un poco de acné allá atrás, pero estaban todos estos bultos, todos en pequeñas filas impecables, todos sensibles al tacto. Le di un ungüento.

Uno de ellos tenía un bulto en el dedo gordo del pie. Un gran trozo de algo sobresaliendo del espacio del lado izquierdo donde termina la uña. Parecía casi como coral, excepto que era translúcido y ligeramente gomoso. Se lo corté.

Uno de ellos tenía dolor de oído. Miré dentro y vi algo que me devolvió la mirada. Le dije que era su imaginación.

La mancha oscura en mi visión sigue creciendo. Ya ni siquiera es una mancha. Su forma cambia constantemente. Ojalá tuviéramos un optometrista.



Agosto 11, 1922

Le conté a los de arriba. Pensaron que estaba loco. Yo no me callaba al respecto, así que me encerraron.

La pierna de Rigg le arrancó la garganta a un hombre hoy. Así que me dejaron salir.



Agosto 18, 1922

Tengo un pequeño plato frente a mí con trozos de carne en él. Cada pocos minutos sostengo un pedazo en frente de mi dedo anular izquierdo. La uña se desliza hacia arriba y muestra sus dientes. Meto la carne y vuelvo a ocuparme de los hombres. Así son las cosas ahora.

Los de arriba me dijeron que les asegurara que nos vamos a casa. No quieren más hombres saltando al océano. Los riesgos de propagación de la enfermedad, dijeron.

Seguí órdenes. Pero también mencioné que si les apetecía saltar, vengan a verme primero.



Agosto 22, 1922

Ronnie Gaines murió esta mañana. Hay un agujero lleno de dientes donde debería estar su cara. Llevaba días quejándose de migrañas. Me imaginé que tenía algo dentro. Pero no pensé que fuera a morder.

Lo curioso es que los dientes siguen rechinando. Supongo que tiene sentido. Riggs no murió cuando su pie murió. ¿Por qué debería morir el pie si Riggs muriera?



Agosto 23, 1922

Riggs murio



Agosto 29, 1922

No hay nada más que escribir. No lo comprendo. No puedo curarlo. Ya lo describí. No tiene sentido escribir ahora. Tengo bocas que alimentar



Septiembre 5, 1922

Ahora puedo verlo claramente. No puedo distinguir bien sus características, incluso aunque sea todo lo que puedo ver. Se ve como una persona.

No se estaba haciendo más grande.

Está nadando hacia mí.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License