SCP-326
Puntuación: 0+x

Ítem #: SCP-326

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-326 está contenida en el Área Armada de Bio-Contención 14. Debido a la severa iatrofobia de SCP-326, el personal que interactuará con será visto por SCP-326 no debe vestir traje de laboratorio. Debido al trastorno de estrés postraumático de SCP-326, su tendencia a padecer ataques de pánico, y el peligro incrementado que representa para el personal durante estos episodios, SCP-326 nunca debe estar sin ver un 'cuarto de pánico' adonde pueda huir; el camino entre SCP-326 y el cuarto de pánico más cercano debe permanecer sin obstrucciones.

Se deben añadir tranquilizantes a la comida de SCP-326 diariamente, para regular su estrés; en la eventualidad que SCP-326 necesite ser transportada fuera del sitio, deberá estar sedada hasta el momento en que se le pueda proveer de un nuevo cuarto de pánico.

SCP-326 es sorda, y se comunica a través de lenguaje chino escrito; deben haber traductores disponibles en todo momento. Todas las comunicaciones con SCP-326 deberán ser guardadas.

Descripción: SCP-326 es una mujer, de aproximadamente 65-70 años,1 que ha sido sometida a significativas modificaciones corporales, usando una tecnología anómala. Al estar inactivas, estas modificaciones son detectables sólo por la anómala masa de la sujeto (230 kg, a pesar de una contextura física que indicaría una masa de, como mucho, 45 kg), y por la presencia de cicatrices de queloide significativas a lo largo de sus brazos, piernas, manos, pies, y columna espinal. Cuando la sujeto se vuelve agitada, las cicatrices se rompen a todo lo largo, y los componentes de una estructura emergen; esta estructura se parece a un exoesqueleto hecho de hueso humano, y le otorgan a SCP-326 fuerzas y velocidad aumentadas. El grado al que su velocidad y fuerza son aumentadas es desconocido, dado que ella es reacia a participar en pruebas cuantitativas; sin embargo, ha demostrado la habilidad de (cuando está en pánico) arrojar dos guardias de 100 kilogramos a distancias mayores de 4 metros, y de moverse más de 20 metros a su cuarto de pánico en 2.8 segundos. Debido a dificultades logísticas de toma de muestras (no sólo el exoesqueleto es extremadamente resistente, sino que su accesibilidad es limitada en aquellos momentos cuando SCP-326 es presa del pánico), la composición física del exoesqueleto es todavía desconocida, así como su conectividad a la musculatura y sistema nervioso de SCP-326. Las imágenes radiográficas se han visto entorpecidas por la reacción fóbica de la sujeto a las máquinas de Rayos X.

SCP-326 es sorda,2 como resultado de haberse roto deliberadamente ambos tímpanos, en algún momento previo a ingresar a la custodia de la Fundación; su objetivo declarado para hacer esto fue evitar "escuchar malas palabras". Interrogatorios subsecuentes sobre el tema resulta en SCP-326 volviéndose agitada y consternada.

Historia: SCP-326 afirma haber sido una trabajadora agrícola en el pueblo rural de [CENSURADO], en la provincia de [CENSURADO], República Popular de China, en la época de la campaña Gran Salto Adelante de Mao Zedong. Describe haber sido abordada por "ciertos hombres jóvenes de [CENSURADO]", que la indujeron a participar en un procedimiento quirúrgico "para la revolución". El procedimiento fue "muy secreto" e incluyó "doctores malos", "magia mala" y "mucha muerte"; sin embargo, eventualmente "los hombres jóvenes dejaron de venir", y SCP-326 fue "abandonada en el cuarto de hielo".3

En 20██, una brecha de contención de SCP-████ condujo al colapso de █ edificios en la ciudad china de [CENSURADO]. Equipos de limpieza de la Fundación descubrieron a SCP-326 deambulando por las ruinas del edificio [CENSURADO], la identificaron como anómala, y la pusieron bajo custodia.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License