SCP-320
Puntuación: +1+x
320-1.jpg

SCP-320

Ítem #: SCP-320

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: Cuando no está siendo investigado, SCP-320 debe ser lenta y cuidadosamente depositado dentro de su bandeja de transporte de 6m3 hecha de espuma sólida, que a su vez debe ser lentamente descendida dentro de una bóveda estabilizada de 37 toneladas métricas. Estas precauciones fueron diseñadas para proveer un amortiguador liviano y de material seguro, en el caso de que SCP-320 sea acelerado fuera de control, y para mantenerlo lo más inmóvil posible durante su contención.

Descripción: SCP-320 es una pequeña esfera de vidrio, que afecta el espacio normal euclidiano cuando es acelerada junto a cualquier línea de movimiento. La bola de vidrio en sí misma es de sólo un poco más de 10.4 cm. (4.1 in) de diámetro y 31.2 gramos (1.1 onzas). Los experimentos de refracción de luz y escaneos de tomografía computada han demostrado que SCP-320 efectivamente contiene un vacío. Ninguna prueba física ha sido capaz de explicar por qué SCP-320 reacciona con el espacio/tiempo de la manera que lo hace.

Cuando SCP-320 se acelera, su masa y su efecto gravitacional en la materia y el espacio a su alrededor se combinan exponencialmente en relación a dicha aceleración. Las corrientes teóricas de la física que predicen estos fenómenos están más en línea con la Teoría de las Cuerdas, aunque tales efectos no están completamente explicados. Cuando la bola se acelera, se conjetura que un posible 'Campo de Higgs' teórico se pliega y arrastra contra ella, lo que se observa como un incremento en la masa. Esto está en sintonía, y a la vez en contra, de la teoría de la relatividad de Einstein, que rige el límite de velocidad de la materia. Una segunda teoría afirma que mientras está en reposo, SCP-320 alberga una singularidad sin colapsar. Al estar en movimiento, el campo de gravedad sin colapsar se dobla sobre sí mismo, volviéndolo más fuerte.

320-2.jpg

Un experimento para visualizar el campo gravitacional de SCP-320. Para lograr este efecto, SCP-320 fue lanzado desde la parte superior de una tubería vertical vacía y sumergida, a 1 metro bajo la fuerza de la gravedad normal.

Cuando la materia normal se impulsa hacia la velocidad de la luz, su propia masa se vuelve el factor limitante de su propia velocidad, desacelerándola y haciéndola más y más difícil de acelerar desde el punto de vista de un observador, como si un arrastre estuviera actuando sobre ella. En un sentido similar, la masa de SCP-320 reduce su aceleración, pero lo hace de una forma única e inesperada. En reposo, dicha masa es normal, y se cree que está aclimatada a la rotación de la Tierra alrededor del Sol, y a su vez a la rotación del Sol alrededor de la galaxia. Sin embargo, el mover a SCP-320 (es decir, el acelerarlo con respecto a cualquier detenimiento o velocidad constante) causa que la masa de la esfera aumente a un ritmo exponencial, incrementando su gravedad relativa pero no la cantidad de movimiento.

Esto significa que durante un movimiento acelerado, la materia normal en el área general de SCP-320 es tirada hacia, y en dirección, al movimiento de la esfera, lo cual resulta frecuentemente en vientos violentos y devastación a gran escala, a raíz de la trayectoria de SCP-320. Aunque ha sido demasiado peligroso acelerar a SCP-320 hacia su límite de velocidad, a través de la extrapolación matemática se cree que lo más rápido que SCP-320 es capaz de viajar sería un máximo de 125.5 km/h (78 mph), para un observador, antes de que su propia masa detenga su aceleración. Aunque el incremento observado en la gravedad es atribuido a un aumento de la masa de SCP-320, el efecto es considerado sólo relativo, ya que la cantidad de movimiento de SCP-320 no es representativo de una masa mayor que la que se observa durante su estado de reposo.

320-3.jpg

SCP-320 fue lanzado a través de la ventana de esta casa, resultando en una implosión localizada.

En otras palabras, cualquier objeto siendo golpeado por SCP-320, mientras esté en movimiento, experimentará una simple colisión, como si fuera un mármol vacío, y no los efectos de ser impactado por una singularidad pequeña.

Las pruebas de espectrómetro sobre la composición del vidrio de SCP-320 revelan una alta concentración de óxido de manganeso, reminiscente del vidrio cristallo. El óxido de calcio ha ayudado a proteger la claridad de SCP-320 de la corrosión a lo largo de los últimos cientos de años.

320-4-small.png

Una imagen computarizada de cómo SCP-320 afecta el Higgs teórico bajo él, cuando se lo deja caer.

320-5.jpg

La segunda teoría, de una singularidad sin colapsar mientras SCP-320 está en reposo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License