SCP-291
Puntuación: 0+x

Ítem #: SCP-291

Clasificación del Objeto: Seguro

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-291 debe permanecer desconectado de cualquier fuente de poder cuando no está siendo usado en experimentación. Un equipo de dos (2) miembros de personal deben permanecer en guardia fuera de la zona de contención de SCP-291, y serán intercambiados semanalmente. Mientras está desconectado, SCP-291 puede considerarse seguro. La entrada principal de SCP-291 se cierra y se bloquea cuando se desconecta de la fuente de alimentación, pero la puerta se puede abrir manualmente desde el interior, en caso que cualquier miembro de personal quede atrapado.

Todos los bloques de organismos desmontados deben mantenerse guardados en un armario de almacenamiento determinado en la sala de contención, y deben ser debidamente etiquetados con un marcador Sharpie. El personal responsable de bloques perdidos o dañados será trasladado a otros proyectos.

Descripción: SCP-291 fue localizado en [DATOS EXPURGADOS]. SCP-291 parece un pequeño edificio, una caja de acero casi sin rasgos que mide 10,5 m x 30,2 m en la base y 15 m de altura. En uno de los lados más estrechos, hay una puerta grande (5 m de ancho) que se abre hacia arriba, similar a una puerta de garaje, compuesta por láminas de metal de unas cuantas pulgadas de alto cada una. No hay mango en el exterior de la puerta, y mientras está cerrada, todos los intentos de abrirla utilizando métodos no destructivos han fracasado. El interior de la puerta presenta un bloqueo que puede ser abierto manualmente para levantar la puerta por unos pocos segundos, antes que un mecanismo desconocido la fuerce a cerrarse de golpe. Al otro lado de SCP-291 hay una abertura similar con un bloqueo y una palanca en el exterior y el interior, permitiendo que la puerta se abra desde cualquier lado. Dos escotillas pequeñas similares de sólo 1 m x 1 m se pueden encontrar a la izquierda de las dos puertas, y se pueden abrir desde el exterior.

Los materiales que componen a SCP-291 no parecen ser tan fuertes como cualquier otro tipo sugeriría, y una fuerza que, normalmente, doble o corte el acero va a hacer lo mismo con SCP-291. Este tipo de pruebas no está actualmente permitido por el riesgo de dañar a SCP-291.

El interior del cubículo aún no está bien explorado debido a los confines extremadamente estrechos de la maquinaria y los fuertes pulsos electromagnéticos a través de varios puntos mientras está activada.

Cuando está conectado a una fuente de poder adecuada, SCP-291 se activa con golpes y vibraciones mecánicas, y la puerta de entrada se abre. El cuarto dentro es de 4 m x 2 m, con una consola en tablero simple, una pantalla grande y lo que es descrito como un ‘ataúd’ de plexiglás a un lado, de un tamaño adecuado para seres humanos bajo 2,13 m (7 ft) de altura que no sean obesos mórbidos. El ‘ataúd’ descansa en una cinta transportadora de un metro de largo, el propio ataúd estando aproximadamente a un metro de profundidad con un gel “colchón” azul-verde de material no identificado que recubre la parte inferior. Se ha descrito como un lugar grato, de forma ajustada y muy fresco y suave. Varios tubos salen del lado de la sala sobre el ataúd.

Al lado opuesto del ataúd, una serie de “cubículos” de varios tamaños con pequeñas puertas que pueden ser abiertas o cerradas están presentes en la pared. Su propósito se explicará más adelante.

Cuando una persona viva es dejada en el ataúd (Organismos muertos, con menos de 1,6 kilogramos de masa, o grupos múltiples no gatillarán ninguna reacción), sin importar su posición, la sala de control lo mueve en el estado “listo”. Es ese estado, la pantalla muestra una imagen en una cuadrícula escaneada del organismo en el ataúd, y los botones de la consola se vuelven operables. Algunos de los botones más pequeños activarán efectos diferentes en la imagen mostrada, como encender o apagar la ‘piel’ y los ‘músculos’ de la pantalla, y revelando ciertos órganos o sistemas, en tiempo real o congelados dependiendo de más configuraciones. No hay palabras, números o símbolos en la pantalla o en los botones, y todo ellos poseen dos modalidades: ‘Encendido’, con una luz, o ‘apagado’, sin luz. Varias combinaciones producen distintos efectos, y la Dra. Rights ha tenido la amabilidad de pasar bastante tiempo “jugando con él” para trabajar en un manual bruto de usuario. Tres grandes botones, visiblemente diferentes a los controles de la pantalla, están disponibles a un lado.

Siempre que un organismo vivo esté tumbado en el ataúd, el primer botón puede ser presionado (presionar cualquier botón en otras circunstancias no produce ningún efecto, y el botón permanece “apagado” no importa cuántas veces se presione) y los tubos que se extienden sobre el ataúd dispensan un líquido azul dentro de él. Este líquido no identificado actúa como un sedante en contacto con la piel, y el ocupante del ataúd cae rápidamente inconsciente. El líquido puede aparentemente ser inhalado e ingerido sin ningún riesgo; Personal de clase D ha afirmado que su sabor es similar al del producto “Kool-Aid”. Las muestras han arrojado pocos resultados en la identificación. Una vez que el ataúd se llena hasta el borde, el líquido se congela rápidamente en un jarabe espeso, y luego a un gel sólido. Durante este período, las funciones corporales detectables del ocupante (tales como la respiración y el ritmo cardíaco) cesan. Esto puede ser observado en la pantalla de visualización.

Una vez el líquido se solidifique completamente, la pantalla se apaga de golpe y la cinta transportadora comienza a moverse. Cualquier intento de detener la cinta o quitar al ocupante del ataúd causará que el proceso entero se detenga, luego de lo cual el gel se evaporará y el sujeto recuperará la consciencia sin daños. La cinta lleva al ataúd y a su ocupante a través de una pequeña puerta que rápidamente se cierra y bloquea, y la maquinaria completa emite una cacofonía de golpes, zumbidos y sonidos metálicos. La pantalla sólo mostrará un rectángulo que lentamente se llena, como una barra de carga, mientras SCP-291 hace su trabajo. Dependiendo del tamaño del organismo, SCP-291 termina su hasta ahora desconocido proceso en aproximadamente veinte (20) a treinta (30) minutos, momento en el cual el producto puede ser recuperado en el extremo opuesto de SCP-291.

La puerta trasera de SCP-291 dirige a una cámara similar, también conteniendo una cinta de transporte similar a la que posee el ataúd en la entrada. También posee una serie de dos docenas de cubículos o ‘casilleros’, idénticos a los encontrados en la entrada. Estos cubículos pueden ser tirados para recuperar sus contenidos: partes de un organismo, desensamblados y preservados en bloques de un sólido claro y no identificado. Estos bloques son fuertes, pero pueden derretirse a temperaturas extremadamente altas, o destrozarse con golpes fuertes. Sin embargo, romper los bloques arruina el método de preservación de SCP-291, y el objeto preservado se vuelve inútil. El resto del bloque rápidamente comienza a disolverse a polvo luego de algunos minutos. (Véase Apéndice para designación de bloques).

Los bloques enteros, por otro lado, pueden ser almacenados de forma indefinida hasta que sean reinsertados en SCP-291, vía los ‘cubículos’ en la entrada. Cada bloque posee un tamaño distinto, y sólo calza exactamente en su espacio designado. Poner bloques en los agujeros incorrectos no provocará reacción en la máquina, y no se reactivará hasta que el problema se arregle. Los cubículos pueden dejarse vacíos, y la máquina funcionará normalmente. Es poco aconsejable dejar un cubículo que contenga un órgano vital vacío.

Cuando los bloques son colocados correctamente y las puertas se cierran, el segundo botón de la consola puede ser presionado. Esto no funciona si la pantalla muestra una barra de carga, pues otra operación está tomando lugar. Las puertas de los cubículos se bloquean por unos pocos segundos, durante lo cual SCP-291 remueve los bloques a través de cierto medio, y la maquinaria del dispositivo se vuelve ruidosa, acompañado de otra barra de carga en la pantalla. El reensamblaje toma un poco más, aproximadamente cuarenta y cinco (45) minutos en terminar, luego de lo cual un contenedor de plexiglás similar al del ataúd original, emerge de la puerta sobre la cinta en la puerta de salida, sosteniendo un organismo completamente ensamblado, inmerso en líquido azul que lentamente se evapora a medida que el organismo despierta.

Los organismos reensamblados no tienen recuerdos del proceso, comparando la experiencia con un dormir tranquilo y sin sueños. Despiertan con una ligera desorientación, pero ésta cesa luego de unos pocos minutos, además de quejarse de tener mucha hambre. Las pruebas revelan que los sujetos son reensamblados con sus estómagos vacíos. Los organismos también son devueltos desnudos y desprovistos de pelo. Un bloque ha sido identificado con el contenido del sistema digestivo, pelo y rasgaduras de ropa, además de otros objetos en el organismo depositado en una de las puertas laterales, fuera de las principales, y son consideradas como desperdicios. El equipo de vigilancia enviado dentro de la máquina de escáner es desechado de la misma manera, a menudo retorcido y destrozado.

Pruebas posteriores revelaron que los organismos pueden ser reensamblados en diversas y potencialmente maliciosas formas. Véase apéndice para resultados obtenidos.

El tercer botón sólo puede ser usado cuando algo sale mal, cuando la producción se detiene y el botón parpadea. Deshace todo lo realizado de la mejor manera posible, y se apaga todo el proceso, mientras se activa algún tipo de método de limpieza y reseteo.

Apéndice: Los bloques son claros, y tanto los órganos como las partes del cuerpo contenidas pueden ser fácilmente identificadas y observables. El cuerpo es dividido en lo siguiente:

  • Cerebro
  • Pulmones y diafragma
  • Corazón
  • Sistema digestivo
  • Órganos reproductores
  • Ojo izquierdo
  • Ojo derecho
  • Sección superior izquierda del torso y musculatura del brazo hasta el codo, y varios órganos
  • Sección superior derecha del torso y musculatura del brazo hasta el codo, y varios órganos
  • Sección inferior izquierda del torso y musculatura superior de la pierna, y varios órganos
  • Sección inferior derecha del torso y musculatura superior de la pierna, y varios órganos
  • Pierna izquierda y pie
  • Pierna derecha y pie
  • Brazo izquierdo y mano
  • Brazo derecho y mano
  • Musculatura del cuello y cabeza, y varios órganos
  • Sistema esquelético, desde mediados de la columna vertebral hacia arriba
  • Sistema esquelético, desde mediados de la columna vertebral hacia abajo
  • Sistema linfático y circulatorio desde la pelvis hacia arriba
  • Sistema linfático y circulatorio desde la pelvis hacia abajo
  • Piel (cuidadosamente doblada)

Resultados de las pruebas:

Reensamblar un cuerpo sin órganos vitales resulta en el término repentino de la producción, requiriendo el uso del tercer botón. El cuerpo será redepositado en forma de bloques al final, aún inerte.

Reensamblar un cuerpo sin órganos no-vitales o partes del cuerpo resultará en una ausencia del órgano cuando el organismo despierte, con la herida sellada por métodos desconocidos dejando una cicatriz casi imperceptible.

Proveer una parte del cuerpo a un organismo que no la posea resultará en dicho organismo con esa parte adjuntada a su cuerpo sin rechazo o problemas. Ha sido probado efectivo para trasplantes de corazón, de extremidades e incluso de piel de una persona a otra.

Cambiar los cerebros de dos personas resulta en una transferencia completa de los recuerdos y personalidad del otro, y puede revertirse, aunque los sujetos a menudo terminan muy desorientados por varios días y se quejan de malestares psicológicos y físicos, como que “los zapatos que llevan no son del tamaño correcto”.

Cambiar partes del cuerpo entre especies distintas ha arrojado resultados mixtos. La Dra. Rights ha sugerido que las pruebas continúen, y su petición está pendiente. Sólo tres transferencias entre especies han ocurrido en las ya veinte (20) pruebas realizadas:

001 – El ojo izquierdo de un gato fue intercambiado por el ojo izquierdo de un humano. El sujeto pudo utilizar el ojo completamente, y mencionó que se adaptó a él rápidamente. Su nuevo ojo mostró todas las habilidades de un ojo felino, incluyendo dificultad en ver colores y agudeza en la percepción en la oscuridad. (Aunque este experimento no estaba autorizado, los resultados fueron considerados levemente impresionantes, lo suficiente como para permitir futuras pruebas). El gato, con el ojo humano, se lo arrancó con sus garras al cabo de una semana.

007 – Un cerebro humano fue exitosamente transferido dentro del cuerpo de un mastín Inglés, permitido gracias al gran tamaño del cráneo del perro. Él pidió ser transferido de regreso a su cuerpo humano tan pronto como sea posible, afirmó. El mastín, en el cuerpo del sujeto, aprendió a caminar erguido en pocas horas, pero fue desensamblado otra vez luego de un incidente involucrando la humillación de una doctora.

016 – Una personal de clase D ha cambiado sus órganos reproductivos con los de una Labrador retriever embarazada.

No se ha autorizado ningún test en SCP-291 que involucre a otros SCPs aún.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License