SCP-274
Puntuación: +1+x
GraffitiOnBuliding.gif

SCP-274-1-4

Ítem #: SCP-274

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: Todo edificio que se descubra infectado con SCP-274 deberá ser reportado inmediatamente a un superior y al líder del Destacamento Móvil (DM) Pi-1 ("Urbanitos"). El DM Pi-1 deberá incinerar los ejemplares de SCP-274-1, y asegurar el o los edificios infectados, estableciendo una cuarentena de 1 kilómetro de radio bajo la fachada de la policía local y el departamento de incendios. El DM Pi-1 debe eliminar cualquier ejemplar de SCP-274-2 a través del uso de mangueras contra incendios de alta presión. Los civiles que insistan en ingresar a cualquier ejemplar de SCP-274-1 deben ser detenidos, y se les deberá administrar un amnésico clase B. Todo aparato usado para contener o manejar a SCP-274 deberá estar totalmente compuesto de metal o vidrio, y en dicho caso ser lavado completa e inmediatamente tras su uso, o ser incinerado. La noticia de encubrimiento para una brecha de contención de SCP-274 será la de un incendio provocado por pandillas.

Descripción: SCP-274 es una pintura de color variable. Los edificios afectados por SCP-274 lucen como si tuvieran grandes cantidades de graffiti cubriendo sus lados, y usualmente diseños grandes y perturbadores sobre ellos (véase el Anexo-274). Mientras que su consistencia es la de una pintura normal, su composición revela que es 28% hemoglobina, 12% ácido gástrico, y 60% componentes comunes equivalentes a la marca de pintura en aerosol Krylon.

Cuando SCP-274 es aplicado a una pared, comenzará a propagarse hasta que haya cubierto dicha pared y todas las demás que sean conjuntas. SCP-274 es incapaz de propagarse en metal, vidrio, y superficies horizontales. Al extenderse en edificios, convertirá el interior de toda pared en una gran mesoglea, las paredes internas en una gastrodermis, y las paredes exteriores actuarán como epidermis y como una cáscara protectora. Los edificios totalmente revestidos con SCP-274 pasarán a ser ejemplares de SCP-274-1.

SCP-274-1 muestra signos de vida, reacciona a estímulos, y se comporta de una manera similar a muchas especies de la clase antozoa. Los edificios convertidos en SCP-274-1 atraen a civiles de paso emitiendo ruidos desde su interior. Han sido informados por personal de Clase D sonidos de vidrios rompiéndose, tos fuerte, o quejidos de dolor. Es hasta ahora desconocido si SCP-274-1 o SCP-274 son los responsables de este fenómeno, ya que los ruidos cesan inmediatamente al ingresar.

Graffitiantibody2.jpg

Un SCP-274-2 dentro de una pared.

Típicamente, los civiles o llamarán a la policía, o investigarán los ruidos por sí mismos. Los individuos, al inspeccionar dentro de SCP-274-1, serán reconocidos como alimento por los ejemplares de SCP-274-2, si hubieran algunos presentes. Cuando una víctima entra a un cuarto en el interior de SCP-274-1, salvo que esté en la entrada, será inmediatamente succionada en una cavidad gastrovascular perteneciente a SCP-274-1, y luego se la procesará para que forme parte de SCP-274 y de un ejemplar de SCP-274-2.

Los especímenes de SCP-274-2 son organismos compuestos de SCP-274, que se presentan como hombres o mujeres usando una máscara de gas o respirador, junto con una sudadera radiante con capucha de color pálido. Los ejemplares de SCP-274-2 son capaces de soportar su gran peso debido a su viscosidad y a la densidad en su membrana, que consiste en el 45-50% de su masa.

Los SCP-274-2 actúan como nematocistos para SCP-274-1, y pueden ocultarse a sí mismos fundiéndose con las paredes. Esto lo logran comprimiéndose intensamente, y autoimplantándose en una pared interior, salvo por su 'máscara', que se aplana alrededor de la pared, y se disimula como un graffiti estándar. Esta conducta ha demostrado ser un medio para emboscar alimento para SCP-274-1, y sólo reaccionará cuando detecte algo que considere una fuente de alimentación.

Los SCP-274-2 poseen un opérculo con bisagra que eyecta SCP-274 localizado en sus manos derechas. Este opérculo luce idéntico a una lata de aerosol normal, y puede transmitir a SCP-274 de una manera equivalente. SCP-274-2 intentará rociar a SCP-274 en los ojos y la boca de sus víctimas, en un intento de incapacitarlos y encapsularlos. Este método de ataque ha demostrado ser muy doloroso, y cegará y adormecerá a la víctima desde el cuello hacia abajo. Una vez marcada, la víctima es ubicada en una cavidad gastrovascular, transformándose en un nuevo SCP-274-2.

Los SCP-274-2 son capaces de duplicarse a sí mismos mientras estén en el interior de un ejemplar de SCP-274-1, y producirán un nuevo SCP-274-2 cada 24 horas. Una vez que doce especímenes de SCP-274-2 residan dentro de un SCP-274-1, los ejemplares posteriores de SCP-274-2 abandonarán SCP-274-1 y buscarán un nuevo edificio para rociar con SCP-274, mientras evitan a cualquier persona con la que pudieran encontrarse. Una vez que encuentran un edificio al menos a dos kilómetros de distancia de otro SCP-274-1, el SCP-274-2 rociará SCP-274 sobre las paredes del mismo hasta quedar completamente deshidratado y morir, resultando en otro caso de SCP-274-1. Si se deja sin controlar, se estima que SCP-274 podría cubrir una ciudad grande en 20 días.

Anexo-274:

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License