SCP-2680
Puntuación: +3+x

BIENVENIDO AL TERMINAL DE ACCESO DE SCiPNET. POR FAVOR INGRESE UN COMANDO

ssh pcs.noitadnuof|iaseda#pcs.noitadnuof|iaseda Bh4raDvaja!anG!rasa?barh.45patya

NOMBRE DE USUARIO: Arvind Desai
TÍTULO: Director, Sitio-42
AUTENTICACIÓN ACEPTADA. POR FAVOR INGRESE UN COMANDO

access 2680 -r -m 4

MOSTRANDO SCP-2680, SOLO REVISIONES MAYORES, AUTORIZACIÓN DE NIVEL 4.

Ítem #: SCP-2680

Clasificación del Objeto: Keter Euclid

Protocolos de Contención: Un individuo infectado está encarcelado en la Celda de Detención 48 del Sitio-75, la cual debe estar bajo constante guardia y poseer una única ranura a través de la cual se insertan las tres raciones de comida diarias. Los guardias deben hacer todos los intentos razonables para evitar entrar en contacto físico con el individuo, y estar preparados para disparar y quemar el cadáver de este si se intenta escapar. Todo el personal que pueda entrar en contacto con SCP-2680 o SCP-2680-1 debe vestir un Mackintosh de una sola pieza de cuerpo completo por sobre prendas de algodón y usar respiradores Hurd; los atuendos contaminados con fluidos o descargas de SCP-2680-1 deben ser incinerados rápidamente.

Los individuos infectados deben ser tratados con armamento de largo alcance y sus cuerpos cremados; el combate cuerpo a cuerpo está estrictamente prohibido y no se debe intentar manipular físicamente a las personas infectadas. Ya que ubicar y erradicar tanto a los individuos afligidos por la enfermedad así como también las comunidades a donde las plagas de SCP-2680 hayan llegado es vital para la contención, el Equipo de Investigación I-3 ("Doctores de la Plaga") ha sido asignado a esta tarea y se le ha proporcionado equipo ofensivo, incluyendo fusiles revolver Colt Modelo de 1855 de calibre .56, ametralladoras Gatling Modelo de 1861 de calibre de una pulgada, gelignita y dinamita.

Si más de un-cuarto de alguna comunidad ha sido infectada por SCP-2680, toda la población debe ser puesta en cuarentena y la comunidad destruida con explosivos, mientras que todos y cada uno de los supervivientes deben ser sacrificados y eliminados de la manera indicada anteriormente.

Nota Bene 16/07/1900:

El Equipo de Investigación K-3 ("Abstemios") ha comenzado a fortalecer todas las existencias comerciales de alcohol a lo largo de Estados Unidos continental con el Compuesto Jenner a una concentración de una cucharadita por bushel, doblando la proporción de Compuesto Jenner en las regiones donde SCP-2680 recurre frecuentemente; para insertar el compuesto en regiones de los Estados Unidos que desalientan el consumo comercial del alcohol y en individuos residentes de Estados Unidos que se abstengan de su consumo, este debe mezclarse en vacunas contra la viruela a una razón de 3 gotas por vial, y luego extender campañas del terror para vacunarse, las cuales serán supervisadas por el Equipo de Investigación K-4 ("Médicos Brujos").

El eficacia de Jenner para curar a SCP-2680 debe ser evaluada cada tres meses; en caso de que disminuya su eficacia, se desarrollarán y crearán nuevas variantes del compuesto siguiendo los protocolos descritos en el Documento 2680-1.

Una investigación sobre las posibles conexiones entre SCP-2680 y el GdI #001 ("El Espíritu de Chicago") está en curso.

Nota Bene 08/09/1906:

La ubiquidad del Compuesto Jenner en los residentes y ciudadanos de los Estados Unidos ha alcanzado un nivel en el que se pueden disminuir los esfuerzos por su transmisión, permitiendo al Comando Supervisor declarar un moratorio de su producción y transferencia de recursos y esfuerzos a la contención de SCP-2680 por medio de rastrear y erradicar todos los individuos infectados restantes, campaña que será supervisada por el Equipo de Investigación I-3.

smallpox.jpg

Primera instancia identificada de SCP-2680-1, foto tomada poco antes de su muerte.

Descripción: SCP-2680 es una enfermedad viral anómala que se asemeja a la viruela y que presenta síntomas similares como la formación de pústulas irregulares, inflamación, lasitud y delirios, aunque existen tres diferencias clave: Uno, es que no existe cura conocida para SCP-2680, con todos los intentos de vacunación terminando en la contracción de la enfermedad anómala. Dos, que las pústulas no solo se generan en las extremidades y cuerpo exterior de los pacientes, si no que también en la cavidades internas, como el hígado y los intestinos. Tres, que las pústulas están hinchadas con una mezcla verde que no está compuesta solo de pus, sino que también de alcohol apto para el consumo humano. El contacto con este fluido es el método principal por el que SCP-2680 se propaga de individuo a individuo; aunque se teoriza que los agentes infecciosos también pueden diseminarse a través del aire, y apenas un tercio de todos los que han sido observados contaminarse han contraído la enfermedad, mientras que el resto es contagiado de varicela.

En vez de gotear de a poco, las pústulas de SCP-2680 se hinchan continuamente con líquido hasta que explotan, rociando de esta manera el área inmediata con una descarga de líquido de hasta tres metros de radio; se ha observado que los pacientes muerden compulsivamente las llagas hasta que explotan, facilitando el proceso antes mencionado y consumiendo parte de la descarga resultando como una forma de recompensa. A pesar de carecer de voluntad para detener su auto-canibalismo, aquellos indispuestos afirman que realizan estos actos bajo su propia voluntad, y universalmente describen este comportamiento como una manera tranquilizadora para lidiar con su enfermedad.

Si bien la tasa de mortalidad por la infección de SCP-2680 es mayor al 90 por ciento, aquellos infectados por SCP-2680 solo mueren tras, al menos, treinta a cincuenta días, mientras que las víctimas de viruela mueren generalmente luego de diez a dieciséis días. La muerte es causada por el estallido rápido e inmediato de todas las pústulas y llagas dentro y fuera del cuerpo, causando que el cuerpo estalle en pedazos.

Primer Contacto
Este documento es una transcripción del comentario post-encuentro de Eustace Bagge (Capitán de I-3) dos semanas después de que su equipo confirmara la existencia de SCP-2680.

Por supuesto que oímos los rumores; una viruela que no podía ser vacunada, que causaba que derramaras cervezas por cada uno de sus orificios, lo cual terminaba en hombres rompiéndose y estallando cuales globos. Nosotros eramos La Fundación; habíamos oído rumores como este durante años, rumores de una peste bubónica que hacía que los hombres se convirtieran en necrófagos andantes, rumores de una cólera tal que hacía que los hombres se disolvieran en el agua que salía de si mismos. Y, por supuesto, justo como con la cólera y la plaga bubónica, asumimos que esto no era más que la exageración de algunos pocos granjeros rurales.

Estábamos preparados para algo anómalo, por supuesto: fuimos vacunados; usamos nuestras máscaras Hurd; vestíamos nuestros Mackintoshes y capuchas de una pieza, esos abrigos gruesos y sofocantes que con la misma fuerza con la que te ahogaban te protegían; estábamos armados hasta los dientes. Y entonces nos encontramos con una maldita plaga a mitad de Julio, en un pueblo granjero en pleno campo en el centro de Misuri. Era ya casi mediodía cuando llegamos, exhaustos, hambrientos, encorvados por el peso de nuestros paquetes y sudando como cerdos. Mediodía y el maldito pueblo estaba desierto, un desvencijado rancho lleno de cabañas y cobertizos donde no había ningún hombre a la vista. Golpeamos la puerta de la posada durante quince minutos antes de que alguien nos abriera.

Nos llevó una hora explicar el por qué estábamos allí y otra hora más para que él nos creyera. ¿Dónde se encuentra el médico del pueblo? Preguntamos. Muerto. Explotó como si fuera un globo lleno de alcohol, afirmó el posadero. ¿Donde quedó su cuerpo? Fue quemado, claramente. ¿Quién más estaba enfermo? Una chica, en cuarentena en la clínica. Su familia había huido. Seguramente hay más, ¿No? Preguntamos. Se hicieron humo al igual que sus casas, nos contestó.

Entramos a la clínica - lo que quedaba de ella, era una cáscara hueca, eviscerada y quemada hasta el suelo de lo que fue alguna vez. Al trampilla al sótano estaba sellada, así que tuvimos que abrirla a patadas. Dentro… huesos, chamuscados más allá de la imaginación. El aire era pesado y olía a putrefacción y licor. Filas tras filas de camas, todas hechas añicos. Aún habían cuerpos en algunas - esas cáscaras hinchadas, podridas y evisceradas que en algún momento explotaron como globos. Horrible. La chica… la chica estaba en un rincón lejano de la habitación. Nadie la había atendido por días. ¡La habían encerrado para pudrirse en su propia inmundicia! Estaba plagada de llagas, pústulas y erupciones. ¡Y las roía! Pus, sangre y alcohol se derramaba por todo su cuerpo y ella lo lamía todo como si de un perro se tratase. Nos acercamos a ella - cuidadosos de no tocar sus heridas - e intentamos hablarle. Todo el tiempo que estuvimos allí ella trataba de comerse a sí misma. Alejamos sus manos de su boca y ni un minuto pasó para que esta miserable criatura comenzara a mordisquear famélica las pústulas en su hombro. Simplemente no lo haría, simplemente o podría explicarnos lo que le había sucedido, el cómo había caído enferma, que le había pasado a los demás, o a su familia, a dónde se habían ido. Por supuesto, este era nuestro mayor temor - ¿A dónde se fue su familia? ¿Estaban infectados? ¿Esta viruela se propaga como un reguero de pólvora…?

Intentamos sacarle algo, cualquier cosa que nos pudiera ser útil, hasta que, tras tres horas, murió. Trató de hablarnos, e inmediatamente después se hinchó. Ordené a mis hombres que salieran del lugar a toda prisa. Miré hacía atrás mientras corríamos, y vi el miedo en sus ojos… luego hubo un sonido como el de una docena de Gatlings disparando al mismo tiempo y explotó. Cuando nos recuperamos de la explosión, lo que quedaba de la habitación estaba salpicado de sangre, pus, y alcohol. Embolsamos lo que quedaba del cuerpo, quemamos la clínica, y nos fuimos.

Dos semanas después, Campbell se desmayó. Nunca supimos cómo se infectó, probablemente alguna rasgadura en su Mack - pero no había duda de lo que le había pasado. Gracias a Dios que estábamos en una cuarentena probatoria. Luego se lo llevaron a su propia cuarentena y, gracias a él, pudimos ver todo el proceso hasta que empezó a comerse vivo. Dos semanas después explotó.

Nota Bene 18/02/1891: A partir de este momento, se estima que hasta un treinta por ciento de todas las víctimas de la viruela están realmente infectadas con SCP-2680, forzando a los Supervisores a declarar estado de emergencia con respecto a este evento y ordenando el sacrificio de todas las instancias de SCP-2680-1 como principal método de contención.

Nota Bene 16/06/1896: Las pruebas en las secreciones de [CENSURADO], combinadas con pequeñas porciones de plomo e hydrargyrum, y mezcladas con alcohol, probaron ser eficaces a la hora de eliminar y prevenir la infección de SCP-2680 en un 99% en todos los sujetos de prueba. Los esfuerzos por aumentar la producción de la sustancia están en marcha.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License