SCP-260
Puntuación: +1+x

Ítem #: SCP-260

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: El personal de la Fundación debe realizar un seguimiento de la ubicación y el objetivo actuales de SCP-260. El objetivo actual debe ser reubicado entre ██████████ y █████'██ (debido a la naturaleza del terreno intermedio), siempre que SCP-260 se acerque a su proximidad.

Descripción: SCP-260 parece ser una pequeña roca clástica cuya composición exacta es desconocida. Posee formaciones similares a las de los fenocristales que lo identifican como una forma de brecha volcánica. En una de las porciones más grandes y lisas de la superficie se inscribe el nombre de un humano, transliterado en Cirílico, que cambia con el tiempo a intervalos bien definidos. SCP-260 mantiene un movimiento continuo a lo largo de una línea geodésica atravesando todos los objetos que se interponen entre ella y el individuo actualmente nombrado en la roca (en lo sucesivo, el "objetivo"). Su velocidad en un vacío a través de una superficie sin fricción ha sido estimada en aproximadamente 1.22 centímetros por segundo, pero generalmente se mueve mucho más lento que esto debido a la fricción atmosférica y superficial. (Una estimación precisa es imposible, ya que SCP-260 es conocida por "pegarse" a la superficie de cualquier objeto en el que se encuentra actualmente, evitando su colocación al alto vacío).

SCP-260 no experimenta efectos notables de erosión debido a los objetos que atraviesa. Las pruebas han demostrado que la roca posee una resistencia extremadamente alta a la compresión y al estiramiento, superando las presiones ejercidas sobre ella por los disparos de arma de fuego y las prensas hidráulicas. Debido al movimiento continuo de la roca, no se ha llevado a cabo una experimentación seria de sensibilidad térmica o química; sin embargo, es poco probable que tal experimentación tenga éxito, ya que la composición de la piedra sugiere que ya ha experimentado condiciones de alta temperatura.

Al entrar en contacto superficial con el objetivo, todos los intentos de remover o reubicar el objetivo o el SCP son inútiles. SCP-260 comienza a escarbar en el cuerpo del objetivo en dirección al pecho a una velocidad de aproximadamente 0,5 centímetros por segundo. Todos los órganos a lo largo de la trayectoria del SCP son pulverizados. Tan pronto como cesan los signos vitales del objetivo, la roca sale inmediatamente del cuerpo por la ruta más corta (tras la cual el nombre de un nuevo objetivo aparece en el mismo espacio que el nombre anterior) y vuelve a moverse. Típicamente, el nuevo blanco es la persona más cercana a la roca en el momento en que sale del cuerpo, pero se han producido algunas variaciones (consulte el anexo para más información).

Anexo: Registro de Pruebas

Los siguientes escenarios fueron concebidos como posibles medidas preventivas para contener a SCP-260.

Escenario 1: SCP-260 fue atraído y encerrado en una celda cúbica de concreto.
Resultado: Al llegar al borde del suelo y subir hasta la mitad de la pared, SCP-260 dejó de moverse. Los observadores la describieron como "parpadeante" durante varios segundos entre su coloración natural y un "negativo fotográfico", tras lo cual desapareció. El objetivo murió poco después. Una autopsia reveló la presencia de la roca en el tórax del objetivo, habiendo perforado la aorta y la arteria pulmonar. Varios segundos después del descubrimiento, el nombre del Dr. ███████, quien realizó la autopsia, apareció en la roca e inmediatamente fue evacuado a un lugar más seguro.

Escenario 2: SCP-260 fue atraído hacia un cilindro giratorio abierto, montado sobre un soporte fijo (en lo sucesivo "rueda de jerbo") con su objetivo actual colocado fuera del cilindro, con el objetivo de permitir que el SCP continuara su movimiento y simultáneamente retardándolo con un esfuerzo mínimo.
Resultado: Después de 57 horas y 22 minutos, SCP-260 dejó de moverse. Los acontecimientos que siguieron se ajustaron muy estrechamente a los resultados del Escenario 1. No se realizó la autopsia y se ordenó la observación del cadáver durante las siguientes 72 horas. Se acataron las ordenes con respecto al cadaver. A las 9 horas de la observación, se detectaron perforaciones en el pecho del cadáver, seguidas de la aparición completa de SCP-260 en la hora siguiente. Después de permanecer inmóvil durante 47 minutos, el SCP comenzó a desplazarse hacia uno de los observadores, que fue trasladado a otra sala para continuar el estudio.
Nota 1: Esto parece ser un comportamiento normal de la roca cuando no se retira del objetivo después de la muerte. Otros experimentos confirmaron que la penetración de un ataúd de madera y 1,8 m (6 pies) de suelo requiere un poco más de 72 horas.
Nota 2: Debido al fracaso de este método de contención, no se recomienda utilizar el SCP-260 como fuente de energía.

Escenario 3: SCP-260 fue atraído hacia una esfera de plástico hueca, transparente y lisa (en lo sucesivo "bola de hámster").
Resultado: Mientras que esto le impidió a SCP-260 escalar muros y fue disuadido de la teletransportación, el movimiento del objetivo le permitió al SCP superar varios obstáculos y no impidió que comenzara la penetración una vez que la bola de hámster logró el contacto físico con el objetivo. En ese momento, el objetivo entró en pánico e intentó salir de las instalaciones, fue detenido y eliminado por agentes de la Fundación. SCP-260 parpadeó como antes, pero inmediatamente se dirigió al Agente █████, quien había disparado primero al objetivo y provocando que se detuviera. El agente █████ fue retirado de la zona y la bola de hámster fue destruida por disparos de arma de fuego. SCP-260 no sufrió daños.
Note: Antes de la eliminación del objetivo, la bola de hámster que contenía SCP-260 cayó sobre el borde de un terraplén durante su persecución. Los observadores notaron que la bola cayó con normalidad (en lugar de sujetarse a la pared y mantener su velocidad como lo hace normalmente SCP-260) y mantuvo su momentum hacia abajo, haciendo que SCP-260 siguiera al blanco a velocidades mucho más altas.

El Agente █████ ha sido relevado de sus funciones y actualmente está sujeto a transporte entre sitios frente a las costas de Asia y América del Norte, para mantener a SCP-260 en una linea geodésico en el fondo del Océano Pacífico que cruza el Abismo de Challenger.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License