SCP-236
Puntuación: 0+x
scp236.jpg

Unidad individual de SCP-236, mantenida en una solución líquida durante las pruebas.

Ítem #: SCP-236

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimiento Especial de Contención: Todo material que deje el área de contención debe ser escaneado en busca de cualquier contaminación por SCP-236. Cualquier objeto que muestren dicha contaminación deben de ser devueltos al área de contención y ser despejados de la misma. El personal que abandone el área de contención debe someterse a un examen físico completo y rayos X.

No se permite dejar ningún objeto en el área de contención sin personal presente. Cualquier objeto que aparezca en el área de contención no se debe tocar hasta que sea descontaminado por personal supervisor. Las puertas blindadas se abrirán únicamente para permitir la entrada y salida de personal en el área de contención.

No se permite ningún tipo de movimiento brusco ni acciones agresivas en el área de contención. Dicha área debe mantenerse lo más oscura posible, con el uso recomendado de gafas de visión nocturna para todo el personal interactuando. En caso de ser necesaria luz tradicional, éstas deben encenderse remotamente y esperar un periodo de una hora en observación antes de permitirse la entrada.

Descripción: SCP-236 aparenta ser un enjambre de cangrejos casi microscópicos. Cada individuo no muestra semejanzas con ninguna especie conocida de crustáceo, y su fisiología aparenta ser de un origen artificial (Véase Documento █████████████████). SCP-236 parece operar bajo alguna forma de inteligencia colectiva o "mente colmena". Esta inteligencia parece crecer cuando los individuos de SCP-236 se encuentran próximos mutuamente, y se disipa cuando son separados.

Los enjambres grandes tienden a exhibir inteligencia "depredadora", y se vuelven significantemente más agresivos que por separado. Los enjambres muestran aptitudes relacionadas con la solución de problemas, tácticas circundantes y sigilo. Además, aparentan ser capaces de tomar el aspecto y apariencia físicas de objetos inanimados, como puertas, sillas o incluso patrones complejos como los encontrados en pinturas, durante extensos periodos de tiempo. Este mimetismo es casi perfecto ante observación normal y requiere una observación con más detalle para detectarla. Los enjambres a veces intentarán destruir objetos existentes y reemplazarlos en un intento de conseguir un mejor disfraz.

SCP-236 puede crear individuos adicionales a partir de cualquier materia orgánica. Esto incluye madera, algodón o cualquier otro material derivado de origen orgánico. Los especímenes retiran pequeñas porciones de materia con sus pinzas, consumiéndola y entonces poniendo "huevos" pequeños y esféricos, de los cuales nacerán nuevos miembros después de diez (10) minutos. Los especímenes jóvenes son idénticos a sus versiones adultas, pero de menor tamaño, y carecen de los químicos usados en la respuesta defensiva. Los jóvenes alcanzan la etapa adulta después de seis (6) horas.

Los individuos de SCP-236 parecen temer a la luz, movimientos rápidos o ruidos fuertes. Este temor se reduce en proporción al número de unidades en un enjambre, pero incluso grandes colectivos pueden asustarse por un sonido repentino o una luz brillante. Especímenes de SCP-236 que son asustados mientras mimetizan un objeto provocará que se rompa bruscamente, causando que se disgreguen y se escondan. La reagrupación del enjambre puede tomar hasta 24 horas.

Cuando son acorraladas o se les impide un escape rápido, las unidades de SCP-236 iniciarán su "respuesta defensiva". Esto implica a una unidad alzar sus pinzas, y después detonarlas con una explosión equivalente a 9,07kg (20lb) de explosivo C-4. Una investigación inicial sugirió que esto era el resultado de una reacción química interna involucrando la mezcla de tres químicos normalmente inertes. La recolección de estos materiales ha sido problemática debido al tamaño relativamente pequeño de las cámaras de almacenamiento, y la probabilidad de asustar a SCP-236 durante el proceso.

SCP-236 usará a humanos o cualquier otra criatura viviente como recurso, siempre y cuando el enjambre sea lo suficientemente grande. Enjambres de tamaño moderado pueden convertir a un ser humano entero en menos de cinco minutos. Especímenes individuales de SCP-236 también han sido observados entrando en el cuerpo humano, típicamente cuando el sujeto está dormido, y empezar a consumirlo desde el interior. Este comportamiento, junto al mimetismo y la respuesta defensiva, hace a SCP-236 muy difícil de detectar y contener con eficacia.


Anexo: Aunque SCP-236 no ha sido observado mimetizando vida orgánica, la posibilidad de que SCP-236 desarrolle este comportamiento existe. Notablemente, durante las pruebas hechas con SCP-2366 cuando SCP-236 mimetizó a un oso marrón y comenzó a exhibir un comportamiento depredador y [DATOS BORRADOS]. Dichas formaciones deben de ser informadas de inmediato, y el área de pruebas completamente purgada.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License