SCP-1750
Puntuación: +2+x

Ítem #: SCP-1750

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: La Fundación colabora con gobiernos internacionales, fabricantes de automóviles y grupos/agencias/vigilantes de protección del medio ambiente para avanzar en el desarrollo y promover la adopción de vehículos híbridos, eléctricos y de etanol, al tiempo que se reduce la popularidad de los vehículos alimentados por petróleo. El Destacamento Móvil Mi-13 ("Cazafantasmas") está trabajando con el Departamento de Análisis para investigar y neutralizar tanto los vehículos como los depósitos de petróleo que puedan estar afectados por SCP-1750. Los vehículos afectados deben ser entregados al Vertedero-93 de la Fundación para su reciclaje.

Descripción: SCP-1750 se refiere a la animación espontánea de vehículos propulsados por petróleo, desde automóviles hasta aviones de hélice. Los vehículos animados por SCP-1750 muestran comportamientos similares a los de los animales, con algunas similitudes con los cocodrilos y las aves. No parece haber ningún patrón o causa subyacente detrás del fenómeno. Los exorcismos adaptados a los ectomorfos reptilianos han demostrado ser los más eficaces para neutralizar las manifestaciones de SCP-1750, que además terminan de forma natural una vez que el vehículo se queda sin combustible. Dada esta información, se plantea la hipótesis de que SCP-1750 es el resultado de ectomorfos basados en dinosaurios que habitan el combustible de los vehículos. Esto también explicaría por qué SCP-1750 no se ha producido en máquinas de gasolina inmóviles: es posible que se produzcan, pero no habría forma de que se movieran al manifestarse.

Anexo: Manifestaciones de SCP-1750 Observadas

Ubicación Evento Contención
Montana, EE.UU. Una concentración de motocicletas resulta accidentada cuando los vehículos se ven afectados por SCP-1750, desalojando a sus pilotos y tratando de atacarlos con sus neumáticos y tubos de escape expuestos. Los pilotos heridos y lesionados tienden a atraer más la atención de las motocicletas afectadas. Todas las motocicletas afectadas son llevadas a un desguace local mediante el uso de gallinas domésticas, donde son cercadas y exorcizadas. Todas las lesiones de la conducción se atribuyen a una manipulación inadecuada del vehículo. Se ordena la dispersión de amnésticos de Clase-A.
Colorado, EE.UU. Un semirremolque de dieciocho ruedas se ve afectado por SCP-1750 mientras reposta; procede a arrasar la ciudad, acercándose sigilosamente a los vehículos más pequeños, como sedanes y cupés, y embistiéndolos para derribarlos. Como el vehículo no había repostado completamente, se exorcizó a sí mismo después de dos horas. El vehículo quedó destruido y se culpó del suceso a un conductor ebrio. Se utilizaron Amnésticos de Clase-C.
Bavaria, Alemania Un avión fumigador es afectado por SCP-1750 en pleno vuelo, desviándose de su curso y volando hacia el río Wertach, donde aterriza e intenta excavar el terreno cerca del río haciendo girar sus ruedas por el suelo. El avión se quedó sin combustible y se exorcizó a si mismo. El piloto y los transeúntes recibieron amnésticos de Clase-C. La excavación del suelo reveló una pequeña nidada de huevos fosilizados que, según la hipótesis, pertenecen a Pterodactylus antiquus.
Darjan, Mongolia Un jeep y un microcoche son afectados simultáneamente por SCP-1750. Mientras el jeep deambula por la ciudad, atropellando ocasionalmente el follaje y chocando contra los árboles, el microcoche ataca a los civiles cercanos. El jeep acaba encontrándose con el microcoche, que acelera y lo embiste. Los dos vehículos se enzarzan en un combate hasta que una repentina tormenta de arena irrumpe en la ciudad y sepulta a ambos vehículos. Todos los civiles afectados reciben amnésticos de Clase-A. La destrucción causada por los vehículos se atribuye a la tormenta de arena.
Golfo de México Un petrolero se ve afectado por SCP-1750 y se sumerge con la pérdida de casi toda la tripulación. Tras su inmersión, el petrolero ha sido observado de forma intermitente por todo el Océano Atlántico, atacando a pequeños yates y ballenas barbadas y comportándose de forma similar a un gran tiburón blanco. Los tripulantes supervivientes recibieron amnésticos de Clase-C. El petrolero afectado sigue en libertad; además de las tareas de contención en curso, se ha ordenado a la Flota Atlántica de la Fundación que vigile y neutralice el barco si es avistado. El Comité de Ética ha considerado que el daño medioambiental que se estima que se producirá tras su destrucción está dentro de los parámetros aceptables.
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License