SCP-166

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x

Ítem #: SCP-166

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-166 está contenido en la Zona de Biocontención C del Sitio-19, la cual ha sido modificada para incluir una antecámara herméticamente sellada y un purificador de aire de potencia industrial. El personal de contención debe llevar trajes de riesgo biológico 166 especialmente diseñados en todo momento cuando se esté dentro del área de contención de SCP-166.

Debido a las necesidades fisiológicas únicas de SCP-166, se le han proporcionado una variedad de prendas de vestir de algodón orgánico de ajuste holgado, que se renovarán mensualmente. Todas sus comidas deben ser cocinadas de acuerdo a las pautas provistas, con la menor cantidad posible de aditivos inorgánicos.

Las solicitudes justificadas de artículos personales y modificaciones a sala de contención podrán concederse previa aprobación de una autoridad de Nivel 4 o superior. Actualización: Todas las solicitudes de SCP-166 deben ser aprobadas personalmente por el Director del Sitio Light. Hasta la fecha, SCP-166 ha solicitado:

  • Una copia de la Santa Biblia (Douay-Rheims, Revisión de Challoner) (concedido).
  • Un rosario católico (concedido).
  • Acceso a un sacerdote católico para la confesión, la misa y otros sacramentos. (denegado) (El Capellán Davis ha sido asignado para reunirse con SCP-166 durante los domingos de manera alternada después de un proceso de descontaminación completo.)
  • Varios libros y revistas, en su mayoría de carácter religioso (concedido, pendientes de revisión y aprobación sobre su contenido).
  • Un teléfono para contactar con la Abadesa del Convento de Nuestra Señora de la Misericordia en el condado de Galway, Irlanda. (denegado) (concedido) (anulado por orden del Director del Sitio, denegado)

Descripción: SCP-166 es una hembra humana de origen Europeo en su adolescencia con rasgos distintivos de los ungulados; poseyendo astas, pezuñas como pies y una cola corta que recuerda al Rangifer tarandus (Reno común).A pesar de estas anormalidades obvias, el análisis de ADN no revela rasgos genéticos anormales.

En un radio de 15 metros alrededor de SCP-166, los objetos artificiales vuelven gradualmente a un estado no trabajado. Los objetos de mayor complejidad, como los aparatos eléctricos o los vehículos, se ven afectados más rápidamente, y la degradación de sus componentes metálicos provoca un fallo estructural catastrófico en cuestión de horas. Los materiales rudimentarios, como las edificaciones de piedra o los productos hechos de materiales orgánicos, se descomponen a un ritmo prácticamente imperceptible. Dentro del mismo radio la vida vegetal comenzará a brotar, a menudo creciendo en lugares improbables como, por ejemplo, fuera del alcance de las cámaras de seguridad o los escáneres de identificación.

SCP-166 posee una sensibilidad posiblemente anómala a los materiales artificiales y contaminantes, y su inhalación o contacto provoca úlceras y ataques agudos de asma. En un caso, la proximidad física a un fumador provocó que SCP-166 sufriera un grave ataque de asma, a pesar de que el doctor en aquel momento no había fumado un cigarrillo durante tres semanas.

Descubrimiento: SCP-166 fue descubierto en el Convento de Nuestra Señora de la Misericordia en el condado de Galway, Irlanda, donde había vivido desde su infancia. Un agente desertor de la Coalición Oculta Global confirmó que SCP-166 era hija de LTE 9927-Negro ("La Diosa"), también conocida como SCP-████, que fue terminada por un equipo de ataque de la COG en lo que se conocería como el Incidente Cornwall.

El agente se había negado a terminar a SCP-166, en su lugar, lo introdujo a escondidas en un convento católico en el condado de Galway, Irlanda. Vivió allí hasta los 12 años, momento en el que un visitante del convento presenció accidentalmente a SCP-166 y lo denunció a las autoridades. El agente se puso en contacto con la Fundación, acordando compartir la inteligencia de la GOC a cambio de la seguridad garantizada y contención de SCP-166.

Los detalles adicionales son clasificados.

Anexo 166.1: Entrevista quincenal con el Capellán Davis

Davis: Buenos días, hija.

SCP-166: Buen día, Padre.

Davis: Como siempre, debo recordarte que debido a las circunstancias, el sello de confesión no tendrá lugar a menos que sea invocado específicamente. Incluso así, los detalles de nuestra conversación pueden ser revelados si se determina que son esenciales. ¿Has entendido?

SCP-166 asiente.

Davis: Excelente. Entonces, ¿cómo estás?

SCP-166: Bien. Uno de los empleados me habló del Benedicto ayer, ¿es cierto?

Davis: Ah, sí, ha sido bastante desafortunado, pero tiene sentido. Era bastante viejo, incluso cuando asumió el cargo. Ahora puede descansar, sabiendo que sirvió bien a la Iglesia.

SCP-166: ¿Sabe quién va a reemplazarlo?

Davis: La especulación ha abundado, pero podría ser cualquiera. Estos son tiempos difíciles después de todo, con todas las recientes… controversias. Puede que quieran un rostro fresco para representar a la iglesia, o puede que vayan con un hombre que ha dedicado años de su vida. Quién sabe, puede que incluso elijan a un hombre de la clase trabajadora. Ciertamente le daría a la gente algo de qué hablar.

SCP-166: Supongo que sí.

SCP-166 y Davis se sientan en silencio.

Davis: Siento una pregunta esta surgiendo, hija.

SCP-166: Lo siento.

Davis: No hay necesidad de disculparse. Para eso estoy aquí, después de todo. ¿Qué es lo que ocurre?

SCP-166: Es sólo que quería preguntarle algo, pensé que podría ser un poco personal. Me preguntaba, ¿tiene una buena relación con sus padres?

Davis: Con mi madre, sí. Antes de que falleciera, la visitaba una vez al mes en el asilo, además de en su cumpleaños y festivos. Le dije que era un capellán que servía en el ejército, lo que supongo que es algo cercano a la verdad.

SCP-166: ¿Y su padre?

Davis: Esa es una pregunta bastante más complicada. Era un buen hombre, un soldado que defendía tres cosas: Dios, la Patria y la Familia. Desafortunadamente, mantuvo esas convicciones con bastante rigor, lo que dio lugar a algunas… discusiones acaloradas. Todavía lo amo, pero de esta manera es mejor para todos.

Davis suspira.

Davis: ¿Y qué hay de tus padres? Sé que vivían en el convento, pero, ¿Y antes de eso?

SCP-166: Nunca los conocí realmente, me abandonaron cuando era un bebé. Supongo que deben haber conocido a las hermanas si me dejaron allí, pero no los recuerdo. Sólo lo que he descubierto. Mencionaban un poco a mi madre, antes de darse cuenta de que debían tener cuidado con lo que dicen de mí. ¿Creo que dijeron algo sobre que era una diosa? Lo que obviamente no es cierto, debe haber sido una especie de espíritu, pero no debe haber sido nada importante si terminé viéndome así.

SCP-166 se señala a sí misma.

SCP-166: Recuerdo haber espiado a la Abadesa, estaba hablando con una de las otras hermanas sobre cómo ella había hecho algo malo, algo sobre un ritual que alguien más detuvo. Dijeron que ella murió.

Davis: Lamento tu pérdida.

SCP-166: No como si la conociera.

Davis: ¿Y tu padre?

SCP-166 vacila.

SCP-166: No lo sé. Debió ser él quien me dejó en el convento, pero, ¿por qué allí? ¿Por qué no me llevó con él?

Davis: Estoy seguro de que tenía sus razones.

SCP-166: Tal vez. Sabes, nunca hablaron de él. Ni una sola vez. Debí haberle preguntado a la Abadesa mil veces, pero nunca mencionó ni un poco de él.

SCP-166 hace una pausa.

SCP-166: Si mi madre era tan horrible… ¿qué hizo mi padre?

[FIN DEL REGISTRO]

Anexo 166.2: Entrevista Disciplinaria de [CENSURADO]

[BEGIN LOG]

Light: ¿En qué mierda estabas pensando?

[CENSURADO]: Quería asegurarme de que estuviera bien. No me dejaste hablar con ella. Tomé otra ruta.

Light: Lo que hiciste fue mucho peor que eso. Si te limitaras a usar tu influencia para conseguir sus comodidades, seguro, podría pasar eso por alto. Pero luego tratas de darle a una anomalía de clase 4 una línea telefónica con el mundo exterior- Mierda. Al consejo ya le disgusta que trabajes en el mismo sitio que ella, si esto sale a la luz, puedes despedirte de cualquier trato que hayas hecho.

[CENSURADO]: ¡Vamos, Sophia! Ella es inofensiva. La única razón por la que está aquí es por mí. Tenía que hacer algo. ¿La Fundación iba a dejarla crecer pensando que ella-

Light: Antes de que digas otra palabra, recuerda que esto será visible para todos los que tengan una autorización de clase 4. Puedo censurar tu nombre, pero no puedo evitar que la gente junte las piezas de un arrebato inoportuno.

[CENSURADO] permanece en silencio.

[CENSURADO]: Dieciséis años. Dieciséis años en los que no ha podido caminar por la ciudad, o ver una película, o simplemente ir de compras. No importa si está en un convento o en una celda de la fundación, está siendo encerrada por algo en lo que no tenía opción. Todo por mi culpa. No es justo.

Light: Lo sé.

[CENSURADO]: Y no puedo hacer nada al respecto. Podría enviar un equipo de ataque a cualquier parte del mundo, conozco secretos por los que la gente más poderosa del mundo pagaría miles de millones, y aún así no puedo ni siquiera hablar con ella, hacerle saber que no está sola.

Light: Hiciste lo mejor que podías hacer. Mucho más de lo que nadie podría haber esperado de ti en una situación imposible

[CENSURADO]: Es curioso lo poco que eso hace la diferencia. Yo-

[CENSURADO] se queda en silencio.

[CENSURADO]: Sabes, no me importa. Sólo escríbeme. Acabemos con esto.

Light: …Te programaré seis sesiones de dos horas con un psicólogo de la Fundación, me aseguraré de que sea Glass. Si firma al final, podemos borrar esto de tu expediente.

[CENSURADO]: Mhm.

Light: [CENSURADO].

[CENSURADO]: ¿De verdad?

Light:

[CENSURADO]: …Sí, lo sé. Gracias, Sophia.

[FIN DEL REGISTRO]



El 08/05/2013 se descubrió la siguiente nota dentro de la zona de contención de SCP-166.

████,

Conocí a tu madre cuando no éramos más que niños. Tenía patas en vez de pies y luceros en los ojos. Era la belleza y la naturaleza encarnada, y la maté con mis propias manos.

El Edén no es un lugar. Es un estado de ser. Querían llevarnos de vuelta a él, y yo los detuve. Nos quite el paraíso por segunda vez. Nunca me he arrepentido de mis acciones de ese día, excepto una: que cuando me conociste ese día, viste a tu padre meterle una bala en la cabeza a tu madre. No ofrezco excusas, sólo explicaciones. Puede que ni siquiera lo recuerdes, pero te lo digo ahora con la esperanza de que entiendas por qué hice lo que hice. Espero que puedas perdonarme.

Te amo. Desearía haber podido hacer más por ti. Lo mejor que pude hacer fue dejarte en manos de gente amable y cariñosa y esperar que te criaran en mi lugar. Por lo que he visto, lo hicieron bien. Lamento que no hayas podido quedarte con ellos. Siento que te hayan traído a este lugar. Prometo hacer todo lo posible para que tu estancia aquí sea agradable. Prometo mantenerte a salvo.

Feliz decimosexto cumpleaños,
De tu padre que te ama.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License