SCP-156
Puntuación: +3+x
scp156.jpg
Un grupo de SCP-156

Ítem #: SCP-156

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-156 ha de ser mantenido en la unidad de almacenamiento refrigerado 19C excepto cuando sea removido para investigación. Sujetos de prueba infectados por SCP-156 han de ser detenidos y monitoreados por su propia seguridad. Desde el 21 de septiembre hasta el 21 de marzo, sujetos de prueba infectados deben permanecer dentro de la unidad de almacenamiento de seguridad a menos que parámetros de experimentación lo indiquen de otra manera. Ambas unidades de almacenamiento deben ser monitoreadas por cámaras de seguridad. La eliminación y autopsia de personal de clase D asignado a SCP-156 debe ser postergada hasta el 21 de marzo. Ninguna clase de personal es permitido de consumir SCP-156 a excepción de personal clase D a menos de ser aprobado por un miembro del personal clase 3.

Descripción: SCP-156 es un grupo de exactamente 181 pepitas de granada. El número de instancias de SCP-156 es constante. Cuando una es ingerida o destruida, es remplazada instantáneamente entre el grupo de instancias contiguas por una nueva. De otra forma, las instancias pueden ser transportadas libremente. Tras dejar el grupo (p.ej. cuando una instancia no se encuentra en contacto con otra instancia), la instancia se estropeara de forma natural, tras la cual una nueva instancia surgirá. Cuando todas las instancias son destruidas simultáneamente, todas las 181 instancias reaparecerán al azar en la localidad de una de las pepitas destruidas. Intentos de medir el tiempo entre la destrucción de una instancia y la aparición de una nueva utilizando cámaras de alta velocidad han fallado hasta el momento.

Si SCP-156 es ingerido entre el 21 de marzo y 20 de septiembre, los sujetos de prueba no mostraran ningún síntoma de infección hasta la tarde del 21 de septiembre, en donde todos los procesos vitales cesaran abruptamente. Un efecto similar es observado inmediatamente cuando SCP-156 es ingerido tras el 21 de septiembre. A pesar de estar técnicamente muertos, exámenes post mortem en los sujetos de prueba no han sido capaces de descubrir causas de muerte. Los individuos parecen encontrarse en perfecto estado de salud, condiciones pre existentes aparte. Mientras “muertos”, los sujetos de prueba no muestran ningún síntoma de descomposición salvo que los cuerpos de varios sujetos de prueba comenzaran a exhibir golpes y rasguños consistentes con tortura. Mientras que la mayoría de los sujetos sufren estas heridas, no todos lo hacen, ninguna fórmula confiable ha sido descifrada para predecir que sujetos serán afectados. Sujetos de prueba infectados permanecen en este estado dormitante hasta la tarde del 21 de marzo, cuando los procesos vitales reinician. Los afectados recuerdan poco del periodo de tiempo intermedio. Mientras que la mayoría de los sujetos se encuentran enteramente ignorantes del paso del tiempo desde su muerte aparente, algunos claman recordar el rostro de un hombre blanco y un árbol de granada marchitante.

Los sujetos de prueba continúan muriendo y reanimando anualmente entre 21 de septiembre y de marzo respectivamente, a menos que mueran por otra causa. La reanimación solo ocurre por muertes causadas por la ingesta de SCP-156

Tras pasar por un único ciclo de muerte- reanimación, los sujetos de prueba empiezan a mostrar altos niveles de angustia y paranoia en tanto se acercaba la fecha del 21 de septiembre, incluso si no habían sido puestos al tanto de los ciclos de muerte-reanimación. Así mismo, los sujetos tomaran medidas extremas para evitar cualquier clase de riesgo o peligro a su persona, incluso si estos mostraban un comportamiento arriesgado antes de ingerir SCP-156. Tras el curso de múltiples ciclos de muerte-reanimación, estos síntomas psicológicos se vuelven más pronunciados. Al mismo tiempo, Los síntomas físicos durante el periodo dormitante aumentan en intensidad para los sujetos sufriéndolos. Eventualmente, las heridas físicas empezaran a emular quemaduras y heridas punzantes. Muchos sujetos adquieren una fobia a perros y plantas muertas tras 3 a 5 reanimaciones. Tras varias muertes causadas por SCP-156, el tejido ocular experimenta necrosis en varios sujetos. Este tejido no reanima con el resto del cuerpo. Seguido, tras diez o más reanimaciones, la reanimación de los procesos corporales ocurrirá pero el sujeto experimental será incapaz de recobrar la conciencia, entrando a un estado comatoso. La muerte y reanimación continuara anualmente incluso tras haber alcanzado este estado.

SCP-156 llego a la atención de la fundación tras un incidente en ████████, Grecia, cuando ██ personas murieron el 21 de septiembre de 19██, sin causa aparente. La fundación se vio involucrada una vez que los locales reportaran el retorno de varios de los muertos que habían sido sepultados en bóvedas al nivel del suelo la primavera siguiente. Después de entrevistar a los sujetos, todos reportaron haber atendido a la fiesta de A█████ K█████, la cual fue sepultada y encontrada, asfixiada en su ataúd. SCP-156 fue encontrado dentro del domicilio, fresco a pesar de la intervención en el incidente seis meses después. La experimentación comenzó en el personal clase D en agosto 19██, D-E15624 el primer sujeto de prueba, murió el 2█ de septiembre, 19██, y fue autopsiado. Ninguna causa de muerte fue encontrada. El sujeto se dejó bajo monitoreo en almacenamiento. En marzo 2█, 19██, el sujeto empezó a mostrar actividad cerebral y el corazón del sujeto empezó a latir a pesar de que el cuerpo hubiese sufrido daño significativo durante la autopsia. D-E15624 expiro poco después sin recuperar la conciencia. Las Pepitas recibieron estatus SCP y se ordenó su experimentación a largo plazo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License