SCP-143
Puntuación: +3+x

Ítem #: SCP-143

Clase de Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-143 será contenido en el valle adyacente al Área-12 de Investigación Biológica, un área de unos 2 km². El área en torno a SCP-143 hasta una distancia de 20 km, así como todos los puntos de las colinas circundantes desde los que pueda avistarse, quedarán cerradas al público. SCP-143 será regado dos veces al día siguiendo un patrón regular mediante un sistema extenso de riego por aspersión, salvo que ya haya sido irrigado por las precipitaciones locales. No se permite la entrada del personal al recinto sin autorización administrativa de Nivel 4, y se recomienda que se evite el contacto con todo SCP-143, así como situarse entre sus componentes sin portar el debido equipo de protección. Es importante que nadie se encuentre en el área de contención cuando SCP-143 pierda sus pétalos.

Descripción: SCP-143 es una plantación de 300 especímenes de un tipo único de árbol. Los árboles son parecidos a la especie Prunus x yedoensis (Sakura japonés), también conocida como cerezo. No producen frutos, y el único medio conocido de reproducción es la propagación de "su propia raíz" empleando retoños cortados de muestras más ancianas.

Sus pétalos son de un color rosado suave, ligeramente transparentes, con la textura de cristal suave. Deben tomarse todas las precauciones al manejar los pétalos, puesto que sus bordes son afilados como cuchillas y pueden atravesar la carne con facilidad si no se manipulan con cuidado.

Madera y corteza son de un tono grisáceo claro, con la textura esperable de la madera, si bien su grano es muy suave al tacto.

Sin embargo, tanto los pétalos como la madera de estos árboles son mucho más duros que muchas otras sustancias naturales o artificiales, alcanzando una dureza de 5.000 HB en la escala Brinell y llegando a soportar temperaturas de hasta 1.800ºC. La relación resistencia-densidad supera a la del titanio, siendo casi un quince por ciento (15%) más ligera que el aluminio. A pesar de su dureza, madera y pétalos son muy flexibles y tan maleables como lo son la mayoría de las maderas.

Ambos son notablemente difíciles de utilizar dadas sus propiedades, pero a temperaturas lo bastante altas, a partir de 1.500 ºC, pueden fundirse piezas separadas que dan blindaje, corazas y armas de excelente calidad. Dado el lento crecimiento de esta especie, el material se recolecta con igual lentitud, si bien los pétalos se desprenden con regularidad, al menos dos veces al año.

Apéndice 143-1: Los árboles fueron criados in-situ a partir de brotes obtenidos de sus progenitores localizados en la provincia de Yamato, Japón, en 1905. Los árboles progenitores eran propiedad de una familia tradicionalista de herreros de espadas, que declaraban descender de un espadachín legendario llamado Amakuni. Se referían a los árboles originales con el apelativo "jinki no kodachi" (刃木の木立ち), o el "Soto de los Filos." La Fundación ha obtenido de ellos las técnicas para cortar y trabajar la madera y los pétalos que permiten convertirlos en objetos útiles.

Los árboles originales siguen en Japón y son propiedad del gobierno, pero siguen al cuidado de la misma familia. Sin embargo, el gobierno ha negado todo conocimiento de la existencia de estos árboles, y todos los productos obtenidos de ellos se mantienen en el ámbito nacional.

Documento 143-A: Hoy hemos perdido a tres miembros del personal de 143. Estaban recogiendo los pétalos que habían dejado caer los árboles el día anterior cuando se levantó una brisa que sacudió bastantes pétalos de los árboles y se los llevó volando. Y siguió así de ventoso todo el día. Mandaría un grupo de limpieza, pero todavía hay ráfagas y aún cae algún pétalo rezagado. Tendremos que recoger los restos cuando deje de soplar, dentro de un par de días.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License