SCP-1175
Puntuación: +2+x
1175-Bull.jpg

SCP-1175

Ítem #: SCP-1175

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: Debido a tanto su inmovilidad actual como a su apariencia pública, SCP-1175 sólo puede ser contenido de forma limitada in-situ. Un puesto de observación móvil (designado como OP-1175-1) debe mantenerse al borde el efecto, cambiando de localización al menos una vez dentro de un período de veinticuatro (24) horas.

La búsqueda de procedimientos de contención más permanentes está en curso; hasta que sea instituido, la función pública del sitio es permanecer activo con horarios modificados de 10:00 AM a 5:00 PM hora local, de Miércoles a Lunes, con agentes de la Fundación in-situ vestidos como seguridad privada civil para asegurar que todos los individuos no autorizados sean removidos del lugar antes del atardecer.

Descripción: SCP-1175 es la exposición central del Parque ██████ █████████, una instalación artística al aire libre localizada en [CENSURADO] y cubriendo un área vallada de aproximadamente 0,25 kilómetros cuadrados. Las propiedades anómalas de los objetos afectados sólo están activas entre la puesta y la salida del sol; por razones desconocidas, hay un 35% de posibilidades de que los objetos se vuelvan activos todos los Martes a intervalos irregulares, y por ello el parque debe permanecer cerrado durante ese día.

SCP-1175-1 es una representación de la cabeza de un toro, de 18,28m de alto, hecha de planchas de hierro fundido soldadas y pintado de rojo. En su creación inicial, SCP-1175-1 era hueco, pero observaciones actuales indican la presencia de maquinaria o algún otro tipo de forma de actividad dentro de la estructura; específicamente, los intentos con radar e imagen sonográfica no han dado resultados concluyentes, mostrando alternativamente la estructura de ser metal sólido o teniendo una falta de material físico cualquiera, incluyendo la cubierta. Desde la aparición de las propiedades anómalas de SCP-1175, el propio SCP-1175-1 se ha vuelto completamente inmóvil (véase el Informe de Incidente 1175-2), con imágenes subterráneas mostrando pilares extendiéndose verticalmente, a un ritmo de aproximadamente 0,6 metros al año. El propósito de estos pilares no es actualmente conocido, aunque han alcanzado hasta ahora una longitud de ██ metros, indicando un período de crecimiento inicial a gran velocidad.

1175-Goat.jpg

SCP-1175-2 (detalle)

SCP-1175-2 es el grupo designado de una serie de seis estatuas, cada una de 2,59 metros de alto, construidas de metales varios en la forma de un esqueleto humano con el cráneo de una cabra. Cada estatua porta un arma: una portando un bastón, una portando una guja, dos con espadas cortas, y dos con hoces modificadas. Estas estatuas se vuelven móviles durante los períodos activos, actuando de forma similar a los guardias de SCP-1175-1. No son abiertamente hostiles contra los humanos, aunque una o más de ellas permanecerán normalmente próximas a cualquier intruso que no hayan sido introducidos (véase el Anexo 1).

SCP-1175-2 sólo se volverá hostil en dos situaciones, la primera siendo si un individuo no introducido intenta hacer contacto con SCP-1175-1, o si cualquier individuo intenta dañarlo; o si cualquier individuo intenta retirar a SCP-1175-2 o cualquier otra instalación del parque. En este caso, tanto si están en estado activo como si no, todas las instancias de SCP-1175-2 emitirán inmediatamente sonidos descritos como "gritos" o "chillidos" y atacarán a la persona ya sea matándola en el proceso o persiguiéndolas hasta la frontera del área afectada. Si la persona o personas objetivo son asesinadas, sus restos serán llevados a SCP-1175-1, el cual en ese momento se abrirá una parte de su boca articulada (dicha propiedad no estaba presente en su construcción inicial) y los restos serán colocados dentro antes de que se cierre. Actualmente no se conoce lo que ocurre tras esto ya que el equipo de audio y vídeo remoto pierde todo contacto una vez que la boca se cierra.

Alternativamente, si cualquier estructura de construcción humana es erigida dentro del radio de 0,9km de SCP-1175-1 y permanece en pie durante más de veinticuatro (24) horas, todas las instancias de SCP-1175-2 tras la activación menos una emitirán de nuevo los sonidos chirriantes y correrán hacia la construcción a velocidades de hasta 75 km/h. Al alcanzar la nueva estructura, procederán a atacarla con las armas provistas así como con sus puños y sus cuernos hasta que la estructura sea demolida completamente, atacando de forma similar a cualquier humano que trate de interferir. Esta reacción no parece activarse por las reparaciones, modificaciones o extensiones de estructuras ya existentes dentro del área de efecto al momento de su aparición; esto consiste en el Parque ██████ █████████ en sí mismo incluyendo su valla exterior y una oficina/tienda de regalos, aproximadamente 0,2km de carretera estatal [CENSURADO] que cruza el área, y una cabaña abandonada (dañada irreparablemente durante una ventisca, fue destruida posteriormente sin incidente alguno).

SCP-1175-2 han mostrado signos de inteligencia individual y parecen ser capaces de comunicarse mutuamente, usando sonidos de niveles bajos de decibelios similares a sus llamadas de ataque; no han surgido variantes ni patrones e intentos de iniciar comunicaciones ha sido hasta ahora inefectivo. SCP-1175-2 también parece ignorar la vida no humana, incluso en instancias dónde pájaros o roedores han sido observados directamente desfigurando estructuras dentro del parque durante los períodos activos. El daño superficial y estructural de SCP-1175-1 se autoreparará a través de medios desconocidos.

Anexo 1175-1: SCP-1175 trajo el interés de la Fundación en ██/██/████, cuando tres jóvenes locales irrumpieron en el parque por la noche e interactuaron con SCP-1175-2 durante su estado activo. Los agentes de la Fundación fueron conscientes de la situación cuando las autoridades locales asumieron que los sospechosos debían estar bajo la influencia de sustancias alucinógenas debido a la redada ampliamente publicitada de suministros de narcóticos en el pueblo vecino de [CENSURADO]; después de la aplicación de amnésicos de clase B, los sospechosos recibieron memorias sugestivas de que debían haber estado consumiendo comida contaminada con los narcóticos.

El interrogatorio extensivo de G███ P█████, dueño del parque y creador de todas las piezas de arte contenidas, ha revelado que no fue el responsable de las actividades anómalas y que no sabe cómo empezaron; sin embargo, sabía de su existencia desde aproximadamente un mes antes del incidente anterior pero nunca lo informó a las autoridades o a los miembros de su familia por temor. También se ha vuelto aparente que SCP-1175-2 reconocen al Sr. P█████ como su creador o como alguna otra clase de autoridad; obedecen peticiones y órdenes de él hasta cierto punto, y si introduce un individuo como su amigo, SCP-1175-2 ignorará a esa persona a partir de entonces, incluso permitiéndole tocar directamente a SCP-1175-1.

Ya que esta habilidad de "introducir" a otros no ha sido cedida con éxito a otros individuos, P█████ ha sido designado como SCP-1175-3, pero conservado como director del Parque para mantener las apariencias públicas y facilitar las actividades de la Fundación. Él se mantiene en vigilancia constante, pero hasta ahora no ha intentado frenar a los agentes de la Fundación de ninguna forma y ha demostrado voluntariamente ofrecer cualquier ayuda o información de la que sea capaz.

Anexo 1175-2: Informe de Incidente 1175-02

En ██/██/████, el personal de la Fundación trató de retirar a SCP-1175-1 del parque; a pesar de haber sido ensamblado fuera del área y transportado en sus localizaciones actuales, todo intento de mover la estructura fracasó, terminando en la destrucción de una grúa capacitada para levantar aproximadamente 20 veces el peso que tenía SCP-1175-1 al momento de la instalación. Intentos de excavar el suelo bajo SCP-1175-1 o retirar otras estructuras del parque fueron interrumpidos constantemente por SCP-1175-2, aunque no al nivel de hostilidad de si las piezas anómalas fuesen atacadas directamente. Se ha decidido que, hasta que se puedan promulgar protocolos más estrictos, todo el material debe permanecer in-situ con agentes de la Fundación adicionales por seguridad. Se ha añadido un aumento nominal en las cuotas de admisión al parque para compensar los gastos.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License