SCP-1001
Puntuación: +1+x

Ítem #: SCP 1001

Clase de objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-1001 debe ser contenido en el Sitio-103, en un invernadero reforzado contra organismos peligrosos usando el Protocolo 12A. Estaba enraizado en el suelo en un círculo, con 9 m de diámetro x 4 m de profundidad, el cual fue removido del sitio de su descubrimiento. Debe ser regado y fertilizado esporádicamente, como se detalla en el Documento 1001-2. Ningún objeto capaz de producir sonidos peligrosos (armas acústicas, efectos meméticos basados en audio, infrasonido de altos decibeles, etc.) está permitido en la distancia auditiva del Sitio Biológico-103.

El objeto debe ser alimentado con 20 kg de Suplemento Nutricional 1001-R-8 una vez al mes. La fórmula del Suplemento Nutricional 1001-R-8 está detallada en el Documento 1001-2, pero la proteína del suplemento no debe ser menos del 40% por masa, y toda la proteína debe derivar de cerdos, perros, o especies de inteligencia similar. Estas líneas guía pueden ser alteradas como sea necesario cuando las pruebas hagan necesario que SCP-1001 pase hambre.

Huesos, cuernos, y otros tejidos duros nunca deben ser proporcionados excepto si son parte de pruebas debidamente supervisadas. Todas las pruebas que estén relacionadas con la provisión de tejidos duros deben ser aprobados por el Dr. Glastonbury y el Director de Seguridad en la actualidad del Sitio-103.

Descripción: SCP-1001 es una simple planta aparentemente perteneciente a una especie no descrita de Welwitschia. Sin parecerse a otras especies de Welwitschia, tiene un tipo de tronco que se amplía en una raíz principal de 180 cm de ancho y 5 m de largo, 2 m sobresaliendo de la superficie. También las hojas de SCP-1001 son únicas, las cuales son de 6 m de largo, llenas de púas, y capaces de secretar una brea pegajosa parecida a la resina, y las cuales son capaces de moverse con una considerable destreza y fuerza. SCP-1001 esta geográficamente desunido de sus parientes conocidos, siendo encontrado en el alto desierto Andino cerca de ██████, Perú.

El tronco y raíz primaria de SCP-1001 son huecos, abriéndose a una abertura redondeada en su copa, y lleno con una alta solución caústica de ácido clorhídrico y enzimas digestivas comparables con los lanzadores de la especie Nepenthes. Esta solución es capaz de reducir 50 kg de tejido animal en una pasta fina tras unos 20 minutos de inmersión.
Aunque son capaces de realizar la fotosíntesis, las hojas de SCP-1001 son singularmente ineficientes, produciendo aproximadamente solo el 50% de los requerimientos calóricos. Igualmente, sus raíces son inusualmente ineficientes a la hora de consumir nutrientes minerales y orgánicos. Para mitigar esta deficiencia, SCP-1001 es necesariamente carnívoro: usa sus hojas prensiles para llevar a la presa a su cavidad central, donde es digerida.

La inteligencia de SCP-1001 es altamente debatible. Sus tácticas de cacería se parecen a las de la especie Paralichthys (lenguados): entierra sus largas hojas en la arena y espera a que animal suficientemente grande (al menos 40 kg) pase junto a él, tras de lo cual emerge de repente y captura a la presa que pasa. Cuando esta táctica no produce resultados suficientemente adecuados, como sea, SCP-1001 empieza a imitar sonidos sofisticados. Es capaz de reproducir literalmente cualquier sonido al que es expuesto, como también recombinar sonidos "conocidos" en nuevas frases. Se ha observado usar esta última capacidad para atraer presas humanas, hablando con las voces de otros humanos que conoce la presa. El medio mediante el cual hace los sonidos es hasta ahora desconocido.

También es interesante la preferencia de las presas de SCP-1001: prefiere consumir animales inteligentes, especialmente aquellos que son capaces de usar herramientas o construir estructuras artificiales. Los humanos siempre son su presa favorita, pero en su ausencia acepta primates, perros, pericos, cerdos, castores, hormigas y aves constructoras de nidos. Cabe destacar que muchas de esas especies están por debajo de su tamaño habitual, incluso algunos a tal grado que capturarlos y digerirlos producen una pérdida neta de energía. Su método de detectar la inteligencia es desconocido pero aparentemente no está basado en la experiencia, llegando a atacar pulpos y delfines pequeños con un deseo comparable a cuando ataca a humanos o monos andinos.

SCP-1001 es incapaz de digerir completamente tejidos duros: los huesos de sus presas son gradualmente excretados a través de canales cerca de los bordes superiores de la caudex. Una vez excretados, esos huesos son invariablemente tomados con una de las hojas y movidos a una localización en o por debajo de la superficie del suelo alrededor de SCP-1001. El objeto organiza los huesos en patrones complejos los cuales son inútiles a la hora de obtener agua y son primariamente subterráneos, no atrayendo a las presas. Su parecido a la ███ █████ █████ Nazca [DATOS ELIMINADOS] y los devocionales mandalas de SCP-[DATOS ELIMINADOS] ha llevado al Dr. Glastonbury a hipotetizar que pueden ser representaciones o incluso [DATOS ELIMINADOS] efectos anómalos.

En el momento de su descubrimiento por la Fundación en 18██, SCP-1001 fue localizado en el centro aproximado de unos patrones circulares de 18 m de diámetro por 8 m de profundidad, █7% de los cuales estaban compuestos de huesos humanos. Tribus nativas cercanas profesaban un miedo religioso hacia el objeto proporcionándole sacrificios humanos. El ritual de sacrificio, que fue finalmente revelado a los interrogadores de la Fundación, requiere que los monjes escolten el sacrificio hacia SCP-1001 a lo largo de una "avenida" estrictamente delineada que más tarde se descubrió que tenía una estrecha relación con el patrón de huesos subterráneos. Las desviaciones de los patrones se dice que serán castigadas con la captura y el consumo de los asistentes, así como el sacrificio, pero un ritual exitoso acaba en una única persona siendo tomada. En raros casos, le dará órdenes a un monje para que mueva un particular [DATOS BORRADOS] siempre a cambio de un regalo no especificado, o incluso hacer retroceder la fecha del próximo sacrificio requerido. Varias historias indican que el ritual ha sido demandado por el propio árbol, [DATOS BORRADOS] "hablaba con las voces de nuestros [DATOS BORRADOS].

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License