SCP-022
Puntuación: +6+x
morgue.png
Imagen de SCP-022 a través de la cámara de seguridad.

Ítem #: SCP-022

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de contención: Una puerta de bóveda ha sido instalada después del incidente 022-827 para sellar SCP-022. Permanece cerrada todo el tiempo, con la única excepción de la aparición de un ejemplar SCP-022-1. La puerta original de SCP-022 fue destruida durante el Incidente 022-827, con intentos de reemplazo que fracasaron. Cámaras de seguridad han sido instaladas para vigilar los casos de SCP-022-1.

Cuando se presente un caso SCP-022-1, los sistemas automáticos deben incinerarlo al momento que abandone SCP-022. En ese instante, la puerta de la bóveda podría ser abierta para que el equipo de limpieza ingrese. Si los sistemas automáticos fallan al destruir al ejemplar SCP-022-1, los equipos de respuesta pueden entrar y neutralizarlo. Bajo ninguna circunstancia debería entrar un ser humano a SCP-022, excepto el personal de Clase-4 con propósitos de análisis. El personal de Clase-4 también puede ordenar capturar y sostener ejemplares SCP-022-1, sin embargo, no pueden retirarlos de las instalaciones de contención de SCP-022.

Descripción: SCP-022 es un depósito de cadáveres en el sótano de [ELIMINADO] Hospital de Gran Bretaña. Hasta 198█, no se reportaron sucesos anormales en la morgue. Los primeros informes de actividad extraña se recibieron en noviembre de 198█. El área fue rápidamente puesta en cuarentena por la Fundación, con una versión oficial de que el edificio había sido expropiado. La causa de la aparición repentina de estas extrañas propiedades se sigue investigando.

Periódicamente, una gaveta, al azar, se abre dentro de la morgue mostrando un cadáver cubierto con una sábana. Después de aproximadamente seis minutos de abierta, el cadáver cobrará vida y tratará de salir de la morgue. En este punto, el cadáver se denominará como SCP-022-1. Algunas veces, el cadáver estará demasiado dañado o descompuesto para salir con éxito de SCP-022 e incluso para poder levantarse de la gaveta en que se encuentra. En este caso, SCP-022-1 suele luchar y retorcerse sobre la plancha hasta perecer. Si un ejemplar SCP-022-1 expira sin levantarse de la gaveta, ésta se desliza nuevamente al interior, y posteriormente se cierra. Reportes indican que se percibe olor a tejido quemado inmediatamente después del evento.

La fuente de energía que da vida a los ejemplares SCP-022-1 se desconoce actualmente. Los especímenes no respiran, comen o duermen, y sus cuerpos no producen calor. Un análisis de un ejemplar SCP-022-1 tras su deceso no ha descubierto presencia de órganos anormales o sustancias químicas; parecen ser cadáveres completamente humanos.

Los especímenes también poseen una fuerza física que supera a la de los seres humanos normales. Aunque pruebas directas han resultado complicadas, los investigadores estiman que su resistencia aumenta aproximadamente 500 N (112 lb) de fuerza de elevación por encima de lo que se espera de un cuerpo humano en condiciones similares. El análisis continua para determinar si este efecto está ligado a la fuente de energía desconocida o si se trata de un fenómeno completamente diferente.

Cuando partes del cuerpo de SCP-022-1 son separadas, la porción con la mayor masa conserva sus efectos; las demás piezas se vuelven inertes. La destrucción de la cabeza o el cerebro no neutraliza a SCP-022-1; en su lugar, el torso y las extremidades inferiores siguen teniendo movimiento. La destrucción completa del tejido parece ser el único método exitoso para eliminar los ejemplares SCP-022-1. Si se dejan solos, los especímenes SCP-022-1 simplemente expiran, sus movimientos cesan y nuevamente parecen simples cadáveres. La cantidad de tiempo que esto lleva depende del daño del cuerpo y la velocidad de descomposición, lo cual puede tardar entre dos días y tres semanas.

Investigaciones han revelado que los organismos que actúan como SCP-022-1 corresponden a la descripción de cadáveres reportados como robados en morgues de todo el país. La forma en que se transfieren se está investigando actualmente.

Añadir materia nueva a SCP-022 ha resultado imposible hasta el momento. Cualquier objeto que entra a SCP-022 desaparece al poco tiempo de atravesar la puerta, sin dejar rastro. Esto incluye objetos inanimados y especímenes biológicos. Ver Anexo 022-001 y 022-002.

Mientras un espécimen SCP-022-1 tenga una boca funcionando, lengua, y tráquea, será capaz de comunicarse plenamente con los investigadores. Ver Registro de Entrevista 022-751 para más detalles.

Anexo 022-001: Una solicitud ha sido presentada para crear una nueva entrada a SCP-022 mediante la eliminación de una parte de la pared sur. La solicitud está pendiente de aprobación.

Anexo 022-002: Una acumulación de materia fue descubierta en el piso de la habitación que se encuentra exactamente arriba de SCP-022. Parece contener toda la materia que se ha enviado a SCP-022, con excepción de los seres humanos. Todos los materiales aparecen rotos y desgastados. Los componentes metálicos se encontraban cubiertos de grandes cantidades de óxido, con partes biológicas en diversas etapas de descomposición. Las pruebas revelaron que el tiempo que pasa entre la inserción de un objeto en SCP-022 y su aparición encima, es de exactamente 183 segundos. Los seres humanos que entran, sin embargo, no aparecen en dicha pila. En cambio, parecen integrarse con la morgue, para más tarde cobrar vida como ejemplares SCP-022-1.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License