SCP-019-PT-J

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x
banhammer.jpg

Foto única de la recuperación de SCP-019-PT-J. Muestra uno de los extremos del objeto.

Ítem #: SCP-019-PT-J

Clasificación del Objeto: "Seguro"

Procedimientos Especiales de Contención: Por el momento, SCP-019-PT-J debe estar siempre en posesión de la Dra. Anne. Depende exclusivamente de ella almacenar y cuidar el objeto.

Descripción: SCP-019-PT-J es un martillo de proporciones colosales rescatado en una expedición en el norte del Océano Atlántico entre 1930 y 1946. En su forma original, el mango del martillo mide aproximadamente 300 metros de longitud, y su cabeza unos 75 metros de ancho. La palabra "BAN" está grabada tanto en el mango como en la cabeza.

De forma peculiar, SCP-019-PT-J puede cambiar su tamaño, manteniendo la misma relación longitud-anchura independientemente de su tamaño. Se ha visto que el objeto no sólo se ha convertido en el tamaño exacto de un martillo convencional, sino que además ha pasado por uno, siendo utilizado entonces para clavar clavos en la pared del despacho de la Dra. Anne por su despistada secretaria. Dicha secretaria fue despedida brevemente.[1]

En las pruebas realizadas para desvelar el motivo y las condiciones que llevaron a SCP-019-PT-J a cambiar de tamaño, el objeto fue sometido al contacto de algunas personas en diferentes contextos. En todas las pruebas, excepto en una, SCP-019-PT-J mantuvo su tamaño original.

El experimento que tuvo éxito consistió en el contacto directo de la Dra. Anne con el mango del martillo, lo que hizo que éste redujera su tamaño de forma instantánea y repentina, alcanzando las medidas exactas de un martillo convencional. Fuera de la planeación del experimento, la Dra. Anne manejó a SCP-019-PT-J con normalidad, asumiendo que era un objeto sin propiedades anómalas.

Incluso después de 27 días desde el inicio de las pruebas, la única forma conocida y sobre nuestra capacidad de recursos, no sólo de analizar a SCP-019-PT-J, sino también de contenerlo, es a través del contacto, ya sea directo o incluso indirecto, del objeto con la Dra. Anne. Por esta razón, SCP-019-PT-J estará bajo su cuidado durante un periodo de tiempo indefinido hasta que aparezcan resultados más relevantes y fiables de los experimentos sobre los posibles métodos de contención del martillo.[2]

Anexo:
[1]: Incidente A



[2]: Registro #1


Página suelta:


Boceto:
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License