Reporte Del Incidente X23
Puntuación: +3+x

Incidente de Brecha de Seguridad - X23: En ██/.██/██, el Sitio 19 fue traspasado por operativos de una organización conocida por la Fundación como “La Mano de la Serpiente”.

Brecha del Sitio-19: El traspaso al Sitio 19 parece haber sido la segunda de dos entradas forzadas a propiedades SCP por ██████████, Conocido por la Fundación como “L.S.” Éste individuo fue responsable de una brecha de seguridad previa, habiendo coordinado el robo de SCP-268. Aunque [DATOS BORRADOS], es evidente por la vigilancia en vídeo que SCP-208 estuvo involucrado en la infiltración. El intruso conocido como L.S. parece haber simplemente entrado caminando al Sitio 19.

La intrusión parece haber sido con el propósito de usar SCP-914. El conocimiento del uso de SCP-914 por el intruso sólo puede ser asumido por la interrupción de los intrusos del Dr. ██████ durante pruebas de rutina. El Dr. ██████ parece haber sido [DATOS BORRADOS], resultando la única víctima de los intrusos.

SCP-407 parece haber sido borrado del sistema de la Fundación durante éste tiempo, así que sólo puede asumirse que los individuos involucrados fueron responsables. Si esto significa que el archivo ha sido completamente borrado o posiblemente en las manos de éste grupo renegado, es desconocido.

Una breve nota impresa fue hallada en la cámara de SCP-914; esta nota es la única representación que la Fundación posee actualmente del grupo responsable de éste incidente. [Véase Documento X23-01]

Documento X23-01:

Apreciados Señores de la Fundación

Detrás de armas y protocolos se esconden; encadenando desesperadamente lo inefable, atrapados en sus propias patéticas jaulas de miedo e ignorancia, forjadas por ustedes mismos. Se creen ser los pastores guardando los rebaños de los insensatos a través de la noche, pero están tan alterados por dudas y temores que en su desorientada arrogancia, ustedes intentarían vanamente encadenar al sol mismo en los cielos, para atrasar la noche diaria. A los mismísimos ángeles los contienen con tres dígitos y cuatro paredes. No pueden ver la ceguera con la que caminan y balancean su espada? En el día final, ¿contendrían al mismísimo Negro Surt con medidas y ciencia, y nos condenarían al estancamiento en la podredumbre mientras ustedes retienen su fuego purificador?

No les pido que no actúen, sino que actúen con entendimiento y corazón; uno no debe ni dejarse seducir por la oscuridad ni ser cegado por la luz, sino caminar con determinación en el crepúsculo y dirigir su mirada hacia todos los mundos. Caminen el Mundo de Fuego con pies descalzos y se encontrarán libres de las cicatrices que no sabían que tenían.

Ay, en sus miedos, ustedes no logran ver los Antiguos Dioses que todos somos, e incapaces de aceptar esta soberanía, detiene tanto el pensamiento como la esencia de aquellos que habrían llevado al hombre mas allá de lo mundano. No estén tan impacientes por retener las mareas de destrucción incesante, que pisoteen las valientes hierbas que se atreven a crecer en el mundo monocromático que desean pavimentar. Un orden tan ciego sofoca el caos, ¿y qué es el caos sino vida?

Los dejo con una última verdad; El Jardín es el lugar de la Serpiente; las divinidades del miedo y el orden que vienen a caminar en el fresco aire de la tarde son sólo visitantes. No fallen en ver el mal que se esconde en la luz, ni tampoco la belleza aromática de la más pálida flor de la oscuridad.

Con Sinceridad,
L.S.

P.S. – Me agradecerán por eliminar lo que llamaban “407”.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License