Renovación de Marca
Puntuación: +2+x

El Señor Carter y el Señor Marshall están sentados ante una mesa. Están discutiendo algo. La puerta se abre. Entra el Señor Dark.

Sr. Dark: Caballeros, tengo una desagradable noticia que contarles. Nuestro valor en la bolsa ha ido 17 puntos más abajo. Estamos perdiendo clientes a un paso asombroso.

Sr. Marshall, Sr. Carter (al unísono): ¡¿Cómo ha dicho?!

Sr. Dark: La competencia está entrometiéndose en nuestros asuntos. La Fundación SCP está robando a nuestros clientes, la Iglesia del Dios Roto y el Circo de la Carne están drenando a la gente influyente, la cuota de mercado de la Fábrica crece a sus anchas. ¡No tenemos oportunidad en el negocio a baja escala!

Sr. Carter: ¿Qué haremos ahora? Con las cosas como están, pronto nuestra compañía será embargada1; nos quedaremos en la ruina y ninguna cantidad de tiro podrá ayudarnos.

Sr. Dark: ¡Tranquilícense, colegas! Ya he pensado en todo ello. Si no podemos vender artefactos costosos a los ricos, ¡las fabricaremos a escala de producción y los pondremos a disposición del público general! Abriremos docenas de oficinas en diferentes países. Quién sabe, tal vez acabemos con un ciento o dos de ellas.

Sr. Marshall. ¿Podremos manejarlo en nuestra condición actual? Es una escala mucho más grande comparada a la que tenemos ahora.

Sr. Dark: Te lo dije, ya he pensado en todo y hecho algunos acuerdos, Permítanme presentarles a…

Entran cuatro individuos.

Primero (quitándose el sombrero y revelando pequeños cuernos en su cabeza): Sr. Natas, abogado.

Segundo (ajustando su corbata): Sr. Luke. No me agrada ser llamado por mi nombre completo; trae demasiada atención no deseada.

Tercero: Sr. Dark Jr.

Sr. Dark: Negocios de familia, por así decirlo.

Sr. Marshall (visiblemente molesto): ¿Quién es ése sujeto?

Sujeto: Scruffy, soy un conserje.

Sr. Dark. Le pertenece una parte importante de las acciones.

Sr. Carter: Tan mal están las cosas para nosotros….

Sr. Dark (dirigiéndose a los invitados): Conozcan al Sr. Marshall y al Sr. Carter, los propietarios de nuestro pequeño negocio. Gente fabulosa. Apuesto a que congeniarán en nada de tiempo.

Sr. Natas: Los contratos ya están firmados, de modo que podemos empezar de inmediato. No obstante, siendo un copropietario de la compañía, insisto en una renovación de marca. Todos merecemos recibir mención en el nombre.

Sr. Carter (haciendo algunos cálculos): Demasiado grande. Incluso si simplemente tomamos las iniciales. Sólo escúchenlo: ¡MCDNLDS!

Sr. Marshall: Le ruego su perdón, pero insisto en que el nombre del Sr. Scruffy sea separado del resto. Nada personal, pero un conserje como director puede ahuyentar a los clientes.

Sr. Carter: Usaremos un apóstrofo. ¿Le molesta, Sr. Scruffy?

Scruffy: Para nada.

Sr Marshall: Perfecto. Aún así, el nombre es apenas legible; menos aún fácil de memorizar. Tal vez si añadiéramos algunas vocales…

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License