¿Por qué Cambiar?
Puntuación: +3+x

Era memético después de todo

Todo comenzó cuando el Dr. Vang fue echado de la Fundación. Yo comencé a trabajar con el Dr. Vang 5 años después de consiguiera mi título y conseguir ser reclutado por mi cum laude y todo eso. El era un chico encantador ; humorístico, pero nunca perdiendo su genialidad, y trabajaba muy duro. Se mantuvo así por unos… cuanto, diez? veinte años?

El reclamaba estar bajo el efecto de una roca de su oficina. Una roca que causaba que las personas perdieran interés en el trabajo, para perder la fuerza de voluntad para la innovación. La roca de la procrastinación. Maggie y yo pensábamos que era un chiste—no era la primera vez que el Dr. Vang creaba un SCP ficticio para asustarnos. No conducimos una investigación en ello; después de todo, ¿como puedes investigar una broma que no existe? La broma fue olvidada, como la roca misma, después de unos pocos días. Yo no recordaría la roca de nuevo hasta muchos años después.

Dr. Vang comenzó a cometer errores que nunca ha hecho. Un libro fuera de lugar aquí, un vaso volcado por allá, todo fue explicado con un movimiento de la mano. El era un hombre anciano, después de todo. Luego vinieron los informes apresurados, las reuniones perdidas, la falta general de trabajo hecho. Sus poderes fueron tomados, su posición degradada, aún nadie se atrevía a preguntar la razón de ello. Yo traté de no dejar que lo despidieran; después de todo, el fue mi mentor, y un investigador respetado la primera vez que lo conocí. Pero con todo mi duró trabajo yo no logre convencer a los O5 para que se quedará.

Él no se molestó en empacar su oficina, sólo la dejó así con una nota en la puerta que decía "Para el siguiente tipo". Sus cosas fueron hechas circular a través de la Fundación. Le perdí el rastro a la mayoría, pero sabía que los O5 seguirían resguardando sus cosas, tal y como hicieron con el Dr. Ganz cuando murió. Visitaba al Dr. Vang de vez en cuando, y yo permanecía trabajando para la Fundación hasta el día de hoy, pero mi corazón no estaba en ello después que el Dr. Vang se fue.

Un nuevo investigador, mientras que cavaba a través de las cosas del Dr. Vang, encontró la roca olvidada. Es, técnicamente, un SCP, aunque no estaba designado con una clasificación del objeto o número. El investigador incompetente no encontró ninguna propiedad anómala y solo dispuso de ella. La Fundación se movió a asuntos más importantes; después de todo, ¿Quién se preocupa de una roca lúgubre, con un informe de cuatro líneas? La roca fué hecha a un lado, junto con otra basura regular de la Fundación.

Pronto, problemas pequeños comenzaron a salir. Una entrega que se suponía que iba a llegar en una semana tomo la mitad un mes en llegar debido a la disminución de vuelos. Un episodio de un show se atrasó por meses por la falta del personal. Una carretera que fue planeada en ser construida en 6 meses arrastro varios años. Pero nadie lo noto, todo estaba dentro de lo normal. Después de todo, ¿que humano no comete errores? Somos falibles, después de todo. Estos no son enormes problemas de todos modos.

Unos pocos años antes de mi retiro aprendí que la Fundación recupero la roca original, juntos a varios de cientos de rocas idénticas de un grupo extremista secreto semejante a la Insurgencia del Caos. El grupo puso sus manos sobre ellas después de la eliminación fallida ; ellos encontraron las causas de las propiedades de la roca, y la produjeron en masa. Y fue vendida a otros grupos extremistas, quienes secretamente comenzaron a ponerlas dentro de asambleas de la ONU, reuniones de G20, todas las conferencias de las organizaciones importantes de APEC a OTAN. Aviones de sigilo volaron sobre municipios, rociaron ciudades con una capa delgada de tierra procrastina en la oscuridad de la noche. Un intento de debilitar a los principales actores mundiales y derribar la democracia. El mundo todavía seguía, día a día, y la humanidad quedaría retenida junta en sí. Los líderes continuaron en mantener la paz con los extremistas, y los que una vez creyeron que podrían traerles la victoria fueron decepcionados una vez más. No hubieron efectos inmediatos, y los extremistas pronto buscaron otros medios para derrotar a sus enemigos.

La sombra de la roca permaneció, filtrándose en la vida de cada hombre, un efecto que nadie había previsto.

La gente de todas partes se quejaban de la escoria en general, pero eran demasiados apáticos para enfrentarse a ello. Siempre había alguien más a quien culpar, otro momento para hacerlo. Cuentas tomaron años para ser pagadas, edificios tomaron décadas para construirse, y aun así, nadie le parecía importarle lo suficiente para arreglarlo. Pronto, grupos activistas se vinieron abajo por la falta de interés. Los sindicatos se disolvieron porque nadie tenía la voluntad para pelear por los derechos. Miembros de los cuerpos parlamentares aún seguían siendo elegidos, pero no había cuentas que pagar, problema que debatir, o conflicto por resolver. Las guerras acabaron porque los soldados de ambos lados habían perdido la pasión y patriotismo que los había puesto ahí en el primer lugar. El consejo de los O5 intento prevenir que se esparciera este fenómeno, para iniciar la recuperación, para permitir a la humanidad volverse a poner de pié, pero sin importar lo mucho que intentaron, los agentes y los investigadores retrasaron las misiones por años.

Nosotros no nos morimos por dentro. Nosotros simplemente perdimos nuestra voluntad para mejorar.

A todos simplemente… no le importo, creo. La vida era buena. ¿Por qué Cambiar?

Siempre hay más adelante.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License