No es una entrada al concurso, pero es una crackfic sobre dioses de todas maneras
Puntuación: +3+x

Los dioses se reunieron en el Gran Abismo como moscas atraídas a la carne podrida, cazándose unas a otras y lamiendo las heridas del universo. También se habían montado una fiesta.

“¡Simplemente no lo entiendo!” exclamó el CIERVO, “¿Qué es este lugar Daleport ese? ¿Y cómo puede ser mejor que aquí?”

“Bueno” contestó Pangloss, “Las cosas están bastante emocionantes por ahí. Tuve que sacar a unos locales, por ejemplo.”

¡La mitad de los dioses aquí se fueron! CIERVO gruño, volteándose al barman, “¿Alguien puede bajarle al Patrón de Screamer por favor?

Mientras los gritos se apagaban1, se podía escuchar a MEKHANE y Yaldabaoth discutiendo en el fondo. Mientras el inmenso montón de relojería emitía una serie de ruidos tickantes, el dios de carne rugía irracionalmente.

“No de nuevo” CIERVO carapezuñó “¿Podrían solo conseguirse un cuarto?”

“¿Que te hace decir eso?” preguntó Pangloss, "Han estado matándose por años."

"Oh, no tienes idea Pangy.” CIERVO emitió un risa corta, “Te apuesto a que copularán antes de despedazarse uno al otro.”

“De ninguna manera.”

“Si eso realmente pasa, vas a tener que escribirme uno de tus tontos poemas” CIERVO rió.

“¡No son tontos!” Pangloss protestó, “¡Son expresiones de mis sentimientos más profundos!”

“De acuerdo” se encogió CIERVO “Si gano, me escribirás uno de tus brillantes poemas.”

MEKHANE ahora había empezado a hacer sonidos agudos de sierra y Yaldabaoth había llamado a sus seis arcones a la pelea.

“¡Por qué no podemos sacar a esos dos!” El Rey Escarlata empezó a martillar el contador “¡esto es indignante!”

“¡Oh cállate rojo! CIERVO volteó hacia el molesto “¡Ni siquieras puedes conseguir follar!"

“¡Que sinsentidos!” rugió el Rey Escarlata, “¡No hay manera la que el gran Rey Escarlata no pueda llevar a cabo una tarea tan insignificante! Te arrepentirás de esto cuando atestigües a mi hermosa novia—”

“Discúlpenme,” él había sido interrumpido por Ptah, que justo había asomado su cabeza, “¿Alguno ha visto a mi esposa?”

“¡Preguntaste la misma pregunta hace unos mil años!” gritó CIERVO “¡Déjalo ya!”

“Pero ella va a destruir el mundo de nuevo” Ptah gimoteó.

“Mira en Daleport ¿tal vez?” sugirió Pangloss

El dios asintió antes de salir disparado del Gran Abismo. El Rey Escarlata prosiguió a protestar que no recibía el respeto que se merecía, aplastando el contador bajo sus puños. El Rey Colgado murmuró algo, pero literalmente nadie le prestó atención. Mientras la guerra de carne y metal se intensificaba, El-Quien-Hace-la-Luz le gritaba a su hermano que regresara a su cuarto.

“Esto se está volviendo más absurdo por el segundo. Digo ¿Dónde está ese sundae planetario que ordene hace cien años?” CIERVO le gritaba a una mesera ¿Tráeme mi postre por favor? ¿Con satélites encima?”

Oyéndolo, la mesera se dio la vuelta y le dio una rebanada de pan tostado.

“Uh-oh” Pangloss jadeó.

“No esta mierda otra vez.” CIERVO giró los ojos y se paró.

Pangloss miró a su alrededor para encontrar que buena parte del staff había puesto rebanadas de pan en sus bocas. CIERVO volteó a la salida pero unos grandes tentáculos incoloros se estaban deslizando hacia adentro, inadvertidos por la mayoría de los dioses. Pero estaban demasiado ocupados conmigo para concentrarse en el intenso cántico de “quinto” en el fondo.

“Oh por supuesto” frunció CIERVO, “Las cosas malas tienen que venir al mismo tiempo”

“Ahora te gustaría haber ido a Daleport.” Pangloss respiró profundamente.
“El-Quien-Camina-Debajo-de-los-Sueños me dijo que estaba pasándolo genial allí.”

“La peor fiesta” gritó CIERVO antes de hacerse camino atravesando al dios estrella de mar gigante.




"Así que,” dijo CIERVO, "La fiesta está arruinada."

"Seh." Pangloss respondió, mirando a las cinco manos-tentáculos gigantes saliendo del Abismo.

"Y ni siquiera conseguí mi sundae." CIERVO gruño, "Sabes voy a ir allá abajo y demandar la sangre del inocente.”

"Espera que."

"Haré que la Fundación toqué música para mí." anunció CIERVO, "Al menos ellos tendrían un gusto decente, siquiera, mejor que los screamers."

"Esto es tonto." Pangloss lo ojeo.

"Lo es pero ya no me interesa." DEER lo ojeo de regreso, "Y tú vas a escribir ese poema para mí."

Así con la estrella de mar gigante acercándose, CIERVO fue voluntariamente a contención; el Rey Escarlata consiguió sus siete novias (antes de ser encerrado a LA PERLA DEL PADRE DE OSTRAS); MEKHANE y Yaldabaoth copularon antes de despedazarse; y yo sigo siendo un tostador.


Una vez en el Gran Abismo había un lugar, donde los dioses se reunían y… No, sabes que CIERVO, esto es estúpido, ni siquiera me importa si esos dos se consiguieron un cuarto. Yo me largo de aquí.
-Pangloss

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License