Olimpia
Puntuación: 0+x

El profesor sintió un familiar, frío linóleo bajo sus pies mientras avanzaba por la instalación. Había pasado mucho tiempo, pero todo parecía igual a cómo lo recordaba. El pasillo de la entrada se veía exactamente igual, sin los muebles y las piezas decorativas. Todavía podía recordar venir por aquí el primer día, emocionado y listo para comenzar a trabajar en el proyecto. Las cosas no habían salido como él esperaba, pero había ido tan lejos como pudo. Esos primeros días habían estado llenos de esperanza, de que podían fortalecer la Fundación. Estaban empujando el umbral de las pruebas anómalas cruzadas a un punto que nunca había pasado antes.

El General Anders trató de reprimir su risa mientras veía al nuevo director pasar por el puesto de control de seguridad. Era completamente ridículo, tener un perro a cargo de un proyecto como este. Incluso si era un perro inteligente. Anders se encogió de hombros y volvió a revisar los documentos que había solicitado. Solicitudes de Clase D, formularios de reubicación anómala…simplemente más peso arrastrando el proyecto detrás de su agenda.

El techo de los pabellones de investigación se alzaba imponentemente sobre la cabeza cuando el profesor vagabundeaba a través de ellos y leía el rótulo de cada puerta al pasar. Wehrner…lo perdió en el 76. Jacob…se fue en el '78. Había algunas oficinas vacías, las que tenían los nombres eliminados por varias razones. Aún así, habían tenido un buen trabajo aquí. Era un lugar donde la historia casi se había hecho.

Esta fue siempre la parte más aburrida del trabajo, la etapa de componentes. Medir la salud, la edad, el peso y todo ese jazz…era tan tedioso. Ni siquiera llegó a desarmarlos, eso fue en la asamblea. Todo lo que tiene que hacer es contar, cortar y repetir. Se limpió los guantes mientras continuaba la preparación. Mientras pensaba en ello, deberían enviarles algunos analgésicos más potentes.

El profesor retrocedió cuando percibió el olor de los viejos dormitorios de Clase-D. Negando con la cabeza, aceleró el paso. La Clase-D solo se había utilizado con fines científicos, lo que fue un motivo para fortalecer la Fundación. Nada de malo con eso. Tal vez algunas personas lo criticaron por permitir que tanto se desperdiciara, aún cuando no habían intentado detenerlo. Ni siquiera había sido su culpa…Anders había ordenado a los Clase-D. Entonces fue culpa del General. Anders había sido removido del proyecto, por lo que la culpa había recaído en él.//

El hombre miró los enormes instrumentos suspendidos sobre él. Brillaban en la tenue luz, con un brillo del cobre y varias formas inminentes en la oscuridad. Algo en el desorden de los engranajes comenzó a emitir un leve zumbido, y las restricciones alrededor de sus muñecas comenzaron a apretarse. Respiró hondo cuando un dolor sordo le subió por la espalda y lentamente levantaban la columna vertebral. Se sentía agonizante, como si alguien arrastrara un trozo de hierro afilado y ardiente por su espalda, deteniéndose cada pocos segundos cuando se atascaba y tenia que bajar para desatorarse. Continuó hasta su cuello, y sintió un dolor agudo en la base del cráneo. Pronto, los médicos vendrían a mirarlo, lo considerarían un componente mal formateado, y luego pasarían a otro sujeto de prueba.

Había una puerta en la parte posterior, que conducía a las cámaras de prueba principales. La mayoría de los equipos de laboratorio y de prueba se habían dejado en estas habitaciones, debido a su antigüedad, lo que los hacía inadecuados para las pruebas actuales de la Fundación. El profesor pasó por tubos de plomo, intercalados por artilugios de bronce, con la capacidad de realizar todo tipo de pruebas biológicas. Las tuberías de liberación sobresalían de las paredes y los techos en cada puerta, con las puertas mismas hechas de acero liso. Pasó junto a ellos, recordando la rutina diaria de las pruebas, tratando de encontrar esa habitación.

Alan colocó el cuerpo delante de 158 y empujó las condiciones de procedimiento a los medios óptimos. Volvió perezosamente a la cámara de control y observó cómo la máquina hacía su trabajo. El primer día, la eliminación de las almas de los condenados había parecido una maravilla, pero desde entonces el brillo había desaparecido. Realmente fue solo un trabajo monótono. Presione el botón, quite el alma. Presione el botón, envíe el alma a otro tipo. Él ni siquiera estaba haciendo almas para el proyecto, estas solo eran almas de prueba. Heh, hay un trabajo que nunca antes hubiera soñado. "Extractor de almas profesional".

Pronto, las cámaras de prueba dieron paso a las cámaras de contención. Todos los prototipos se habían llevado a cabo aquí, cada uno era un nuevo drenaje de recursos. Aunque los prototipos exitosos habían sido pocos y distantes entre sí, cada falla les había enseñado un poco más sobre cómo funcionaban estos objetos. A veces, las lecciones habían sido costosas, pero siempre aprendían cosas nuevas. Al final de los interminables juegos de cajas de hormigón y entradas de acero, había una simple puerta de madera. Kain lo abrió.

Había pasado su último día con ella, jugando un poco. Siempre le gustó jugar con él, riéndose cada vez que recuperaba lo que había arrojado. Habían terminado de jugar, decidieron descansar en el suelo de linóleo. Arruyando su cabeza, descansaron juntos. Cuando llegaron los guardias, ella se negó a ir. No quería terminar como los demás, fuera de servicio y olvidado. Él le dijo que estaba bien. Que solo la estaban llevando a un control médico antes de dejarla ir con él. Ella confiaba en él.

A partir del 7/19/████, toda actividad relacionada con el Proyecto Olympia ha sido descontinuada. El Alto Comando ha considerado que es un gran desperdicio de recursos, y el soporte eliminado permanentemente para el proyecto, con el personal asignado para trabajar con el traslado a sitios alternativos. Se llevará a cabo una audiencia con los administradores del proyecto para determinar cómo el proyecto pudo continuar tanto tiempo como lo hizo a pesar de la falta de resultados concretos. Prototipos y otros equipos han sido programados para ser eliminados.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License