Ofrendas al pasado
Puntuación: +22+x

En los pasillos del Sitio-34, se oían las pisadas de dos personas en un corredor dirigiéndose a un elevador con un paso moderado, aquellos pasillos recién renovados, testigos de miles de personas para esa fecha. Los tiempos ciertamente eran diferentes en comparación a las décadas anteriores, el creciente descubrimiento de nuevas anomalías y grandes eventos en la historia provocaron la expansión y creación de nuevas instalaciones, dejando un poco obsoleto aquel viejo pero icónico lugar, nacimiento de diferentes departamentos y personajes. Justo una de esas personas estaba allí, la Directora del Departamento de Biología, Luisa Vander y su compañero Alonso.

—Entonces, antes de irme, repíteme de nuevo las tareas y archivos que te he dejado encargado, las más importantes en sí —mencionó Luisa quien al mismo tiempo revisaba su reloj holográfico y enviaba archivos a varias personas referentes a solicitudes.

—Actualizar los PECs de los SCPs del área 14 en el piso subterráneo 5, desclasificar la información de nivel 4 referente al Proyecto de Rosas, revisar las nuevas propuestas de utilización de anomalías taumiel… ¿En serio debo nombrar todas? Son como 23 si no mal recuerdo y aparte no es como si te fueras a ir durante mucho tiempo —respondió Alonso mientras miraba al techo pensando en las otras tareas.

—Por supuesto, solo he pedido un día de vacaciones por esta vez, pero no importa el año, siempre debemos estar precavidos y tener en cuenta las prioridades.

—Si no mal recuerdo, ¿estas son tus primeras "vacaciones" desde que trabajas aquí?

—Sí, tampoco es que me sienta tranquila sin hacer nada o tomarme ratos libres, la investigación en este campo ha sido mi pasión desde… Hace mucho tiempo.

—A veces cuestiono tus métodos, pero si te han permitido llegar tan lejos debes tener tus razones… ¡Oh! Antes de olvidarme, Lidia me pidió que te preguntase si podía tener acceso a tus investigaciones de clonación y cultivo de tejidos para restaurar el ecosistema de flora anómala perdida en el Incidente del Amazonas durante 2088.

—¿Ella? Pero si apenas entró a trabajar hace un año.

—Tu conferencia sobre el impacto del incidente la dejo muy ilusionada, deberías hacerlas más aburridas para evitar este tipo de entusiasmo… Uh, es solo una broma.

—No te preocupes, y, dile que lo podemos hablar en 3 meses, el Proyecto de Rosas incluye ese incidente —Luisa se detuvo y miro de frente a Alonso—. Si bien voy a tomarme este tiempo para descansar, en serio, no dudes en llamarme para cualquier cosa, por lo más mínima que parezca.

—Lo sé, siempre lo tengo en cuenta, directora. Tampoco te preocupes tanto, no será el fin del mundo esta noche y si lo es, no será por tu culpa.

—Eso espero, nos vemos en menos de un día y no olvides organizar el papeleo. Ya debería ser considerado una anomalía con lo caótico que es incluso al ser todo tan automático.

Ambos llegaron al elevador y Luisa se despidió de Alonso y entró al elevador. Una vez ahí, esperó que todas las personas lo desocuparan para abrir el comando de asistencia del elevador.

—Menú de asistencia, solicito acceso al piso subterráneo 06, área primera. Código de acceso: Dos-Rojo-Estela Tres-Blanco-Claro Uno-Negro-Visión.

ACCESO CONCEDIDO. CONFIRMACIÓN DE VOZ ACEPTADA. COMIENZO DEL ANÁLISIS GENÉTICO EN PROCESO.

—Anulación de análisis genético. Código de solicitud: GUU-GCU-AAU-GAU-GAA-CGU.

ANULACIÓN CONFIRMADA. PROCEDIENDO CON PRUEBA ALTERNA-5. DESPLIEGUE DE AGENTE COGNITOPELIGROSO VISUAL DE CLASE V… SIGNOS VITALES CONFIRMADOS. BIENVENIDA DIRECTORA L. VANDER. TIEMPO DE ESTIMACIÓN PARA LA LLEGADA AL ÁREA: 15 MINUTOS.

—Je, ¿dudaste que realmente fuera yo, Reisen?

Lo siento, mi programación me tiene prohibido pasar por alto las pruebas estándar. Aparte, sé que no le gustaría que fuese de otra manera.

—Por supuesto, solo estaba probándote de nuevo. ¿Has notado algún comportamiento extraño por parte de nuestros miembros?

La alimentación del personal sigue siendo inadecuada a pesar del nuevo programa de comida en la cafetería. Si bien cuenta con los nutrientes adecuados, ha sido descrita como insípida.

—Me refería más a comportamientos ilícitos, como extracción de información, documentos, etc. Aunque me gusta saber que te fijes en esos detalles, al parecer los compuestos generados por nuestras bacterias les falta sabor, es una pena no tener tiempo para encargarme de eso. Hablando de comida, ¿pudiste conseguirme lo qué te solicite desde hace unos meses?

Casos de acciones ilícitas este mes: 0. Y sí, logré sintetizar la comida y objetos solicitados. Por desgracia, las copias originales dejaron de ser producidas a mitad del siglo XXI. Similitud entre las copias respecto a los productos originales: 98.976%.

—Muchas gracias, Reisen.

De nada. Me alegra que se tome un descanso después de más de un siglo de trabajo.

—Solo será una noche.

Tras pasado el recorrido para llegar a su destino, las puertas del elevador se abrieron para dejar ver el pulcro hogar de la directora, caracterizada por tonalidades obscuras y algunas estanterías llenas de libros. El tiempo que ella pasaba allí era escaso, pasando la mayor parte de su vida en laboratorios u oficinas; por esto, apreciaba los momentos para olvidarse por un rato de toda la carga tanto administrativa como de investigación. Pasó a su dormitorio para cambiarse la ropa, mirando la fecha en su reloj: 1 de noviembre del 2099. ¿Tanto tiempo había pasado desde sus primeros recuerdos?

Tantos eventos, emociones y experiencias a lo largo de los años, viendo las diferentes generaciones de compañeros alzarse a lo largo del siglo XXI. Y con el paso de las décadas, se dio cuenta del papel de cada uno, no solo como una parte del personal más, por ello había decidido dedicarles una de sus noches, para conmemorarlos en su mente. Si algo aprendió en todos estos años, fue dejar de ser tan apática respecto a las diferentes tradiciones culturales, siendo esto más por su falta de contacto con las mismas más allá de investigar por su cuenta.

En esta tarde, Luisa se preparaba para colocar una ofrenda en honor a sus compañeros y amigos que dejaron este mundo. Tras cambiarse de ropa y tomar un vaso de agua, despejó uno de sus muebles y fue por los objetos que solicitó, empacados en diferentes cajas. Entonces…



Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License