Odio Laboral
Puntuación: +1+x

Detesto mi trabajo. La semana no había ni siquiera comenzado, y ya estaba abrumado con informes y quejas. A veces me parece que soy el único empleado sensato en esta oficina olvidada por dios. Los beneficio en este lugar no están mal. Suficiente para soportar todas las peculiaridades del jefe. Entonces, revisemos al sujeto de esta semana. Frank McCoy. Gracioso, algo familiar, pero bueno tipo. Aunque no puedo entender de ninguna manera por qué es tan difícil ponerse un nuevo nombre que no inicie con F. Bueno, al menos ahora se puede pronunciar el nombre. Anteayer, se llamaba Filandus de Lantoisier. Piénsalo, Filandus de Lantoisier. ¿De dónde sacan a estos tipos? Suena a mierda. Aunque todos todavía lo llaman Fantômas. Aunque escuché eso cuando escuchó este apodo, este psicópata cortó personalmente seis de las nueve extremidades de uno de los miembros del departamento de Mutadores. Pero dejamos que lo hiciera. Entre él y el bastardo infantil con la boca llena de dientes negros afilados, el primero al menos es un excelente economista y psicólogo. Después de todo, satisfacemos todo tipo de placeres perversos, los ricos compran obras del "Circo de Carne" como pan caliente. Cada trabajo es único y dice "Cómprame, te demostrare que soy especial". Los monstruos siempre han atraído a las multitudes.

Y ya que hablamos de ello, ayer trajeron a otro "monstruo", una chica, capaz de ignorar las leyes de la física y caminar sobre las paredes y el techo, como si estuviera en el piso. Por supuesto, tanto el departamento de Técnicos como el de Mutadores se aferraron a esta; por suerte los Ocultistas estaban ocupados con un nuevo trabajo. Entonces, estos imbéciles empezaron a pelear en el comedor. Y la pelea, termino siendo, madre mía, una masacre. Nunca subestimes ni la vitalidad ni la mezquindad de las biomáquinas de la muerte de los Mutadores, ni la efectividad prudente de los tentáculos de acero de los Técnicos. Seis heridos graves, dos cadáveres, varias habitaciones adyacentes al comedor fueron destruidas. La undécima, después de aprovechar el revuelo, huyó, y ahora estamos atrasados en el horario. En general, no entiendo cómo estas pilas de psicópatas con ideas diametralmente diferentes sobre las personas pueden entenderse bajo un mismo techo, e incluso a veces como crean juntos. Mutadores, bioingenieros que quieren promover la naturaleza y al hombre una nueva etapa de la evolución en el hogar; Tecnicos, también llamados Integradores o Tecnofacistas, que tratan el cuerpo humano como un recurso, o más bien como un cuerpo que puede ser mejorado, ser llenado de componentes electrónicos, armas e incluso un puñado de todos lo innecesario pero mortal. Y los Ocultistas, una mezcla entre el Culto de la Muerte medieval y un grupo de artistas de vanguardia que escupieron en la cara de la ciencia y las leyes de la vida y la muerte.

La llamada Fundación, constantemente mete sus narices en nuestros asuntos y busca obras ya producidas, "fenómenos", o como se les llama aquí por nuestros empleados, materia prima. Afortunadamente son demasiado estrechos de vision y muy paranoicos para comprender todo el potencial de estas criaturas. Tomemos, por ejemplo, la Amalgama y la Batería. Por separado, son útiles y una pequeña amenaza. Pero, si los conectas, obtendrá algo seis veces más divertido. Después de todo, por algo los conectores en la parte posterior de la Bateria no coinciden con la ubicación de los conectores de su fuente de poder. Juntos forman un generador de invisibilidad móvil que refracta no solo la luz sino también las señales eléctricas a una distancia de doscientos metros. Imagina este poder. Este es el poder de los dioses. Nuevos dioses. Nosotros. Jaja ¿En serio creen que los contendrán a todos?

Detesto mi trabajo, pero pagan bastante bien aquí. Muy bien.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License