No Os Desvanezcáis
rating: +4+x

La vieja torre de agua en las afueras de este pueblo de mierda ha estado abandonada durante siglos. Es increíble que aún no hayan derribado la maldita cosa.

Subo el siguiente peldaño, que se queja en respuesta al peso inesperado, antes de partirse por completo. Me las arreglo para atraparme en el último segundo, pero mi Go-Pro no tuvo tanta suerte. Produce un suave golpe en la nieve de abajo.

"Ahí va mi puto selfie perfecto".

Pero estuvo cerca. Tomé un segundo para recuperar el aliento, antes de calmar mis nervios y continuar mi ascenso.

No puedo dar marcha atrás ahora. No te salgas del plan.

Vas a ser recordado por esto.

Me subo a la plataforma y me saludan con una sonrisa de oreja a oreja, la estúpida mascota de la escuela rival. Su cara está desgastada y pelada. Menos mal que está a punto de conseguir una nueva pintura. Ahora todo lo que tengo que hacer es decidir exactamente cuántas pollas debo añadir. Hora de ir a trabajar.

Sólo uno más por aquí…

¡Oh! Salpica por todas partes…

…rosa? ¿Qué carajo creía que iba a hacer con pintura rosa?

…dales algunos dientes perdidos; ¡se verá igual que estos pajilleros de su misma madre!

…un poco más y…¡listo!

Me retiro y admiro mi creación en toda su gloria. En sólo unas horas, la gente se despertará con su amado avatar siendo asaltado por un grupo de pollas flotantes; como si fuera la estrella de un bukakke embrujado. Ahora todo lo que tengo que hacer es tomar algunas fotos para que los chicos demuestren que sí, que soy un cabrón. Saco mi móvil y me pongo a trabajar, lamentando el hecho de que no puedo publicar estos online (aunque sólo sea para poder #pollazo).

Es un buen momento para fumar. Enciendo uno y miro los bosques que rodean la ciudad. La nevada de anoche cubrió el paisaje, dejando una prístina capa blanca durante kilómetros. Podía ver el lago a lo lejos. Desde mi punto de vista, podía ver claramente por encima de la valla de seguridad que la rodea. Cuando la niebla de la madrugada comenzó a disiparse, incluso pude ver la superficie del agua y… ¿qué coño es eso? ¿Puedes verlos ahí fuera?

Pongo mis manos alrededor de los ojos, como si unos prismáticos de fantasía pudieran mejorar mi visión, y me asomo sobre la barandilla. Definitivamente hay algo que se balancea en la superficie. Es… mierda. Parece que hay alguien ahí fuera.

Eso no puede ser verdad. Lo es Hace años que cerraron el lago. Para mantenerlo oculto. ¿Algo sobre una resaca? Mentiras. Mierda. Bueno, no es mi problema si algunos tipos se mataron a sí mismos. Son más cercanos de lo que crees.

Por mucho que quiera alejarme, no puedo. Porque quieres saber la verdad. Estoy paralizado, suspendido peligrosamente sobre la barandilla. Hay algo en ellos. ¿Algo familiar? ¿No te acuerdas? La pelirroja…

Katie Lawson

Nos conocimos en clase de Economía Doméstica. Siempre fue tan paciente y cariñosa. Todavía se preocupa. Hizo un viaje conmigo y con varios de mis compañeros de clase durante el verano para ver la nueva Montaña Espacial. Nos besamos por primera vez durante el espectáculo de fuegos artificiales de la tercera noche. Yo… hice algunas estúpidas promesas que sabía que no podía cumplir…Aún hay tiempo.

Doug Garner

Una pasada de tío. Siempre quería que lo acompañara en sus desventuras. No le apetecía estar solo. Nos pillaron entrando a hurtadillas para ver Tiburón; me las arreglé para escapar antes de que apareciera la policía, no tuvo tanta suerte. Tampoco me traicionó en ningún momento. ¿Y arriesgarte a perderte? Siempre me cubría las espaldas. No le decepciones.

Ben Ward

Vivía al otro lado de mi calle durante toda nuestra vida. Estuvo allí todo el tiempo. Nunca podría imaginarme un amigo mejor. Y él, a ti. Empezamos a distanciarnos una vez que empezó a concentrarse en los estudios. Tenía miedo de lo que pudieras pensar. De vez en cuando pasaba por aquí, sólo para relajarse. Porque te echaba de menos. ¿Acaso no le echas de menos? La última vez que hablamos fue cuando me invitó al concierto de Queen en la Paramount en abril.

Me caigo hacia atrás, tambaleándome por una mezcla de vértigo de la altura; mareo por el cigarrillo, y una repentina migraña. Me pongo las manos en los ojos, tratando de mantener la cabeza recta. Pero ya ni siquiera puedo concentrarme en mí mismo. Hay gente ahí abajo. Necesitan mi ayuda. Sin siquiera molestarme en limpiar las pruebas (volveré a buscarlas), caigo por la escalera y empiezo a bajar.


Se trata de un paseo tranquilo en bicicleta hasta el camino que conduce al lago, y uno ruidoso para la última milla más o menos. El único sonido que no soy yo saltando entre la nieve son las ocasionales ráfagas de viento gritando entre los árboles. No. No es el viento.

¿Puedes oírnos?


¿Puedes oírnos?


¿Puedes oírnos?




Peligro: Peligro de Ahogamiento. El área está prohibida.



Pequeños carteles como este estaban por todas partes. Es para mantenerte fuera. Es para mantener la verdad oculta. Los ignoro y sigo adelante. No puedo abandonar a mis amigos en este momento.

Es curioso, a pesar de que el sol está saliendo, parece que hace más frío. Siempre hace frío. Por eso te necesitan.

Alambre de púas. Joder, es cierto. ¿Cómo diablos se supone que voy a pasar por encima? Por ahí. Espera un momento… ese arbusto…Casi. Parece que hay un agujero detrás, justo debajo de la valla. Por favor. Con las manos y las rodillas, me arrastro.

Ahora puedo verlo…

¿Puedes verlos?
¿Puedes verlos?
¿Puedes vernos?
¿Puedes verlos?
Pueden verte.

Nosotros


podemos


Podemos


Ver


Ver


Ver

Te

Es… Dios mío…

¿Nos ayudarás?


¿Nos recuerdas?


¿Me recuerdas?


¿A mí?


¿A nosotros??


¿Cómo pudiste olvidarlo


después de todo?

¿No te acuerdas de nosotros?

Son todos los que conozco. Cada uno de vosotros. Todos mis amigos. Mi familia. Y otros que no recuerdo bien. No deberías estar aquí. ¿Por qué? ¿Cómo puede ser? ¡Tengo que sacaros de aquí! No dejaré que esto continúe.

El agua helada me llega a los tobillos. Con cada paso que doy puedo sentir que el suelo se aleja cada vez más… hasta los muslos, y ya estoy temblando. Mi corazón empieza a estremecerse. Algo anda mal.

Ayúdanos, por favor.


Sólo tú.


¿Qué hay de todos estos años?

¿Fue todo en vano?


Lo prometiste.


Siempre nos preocupábamos por ti.


Te necesitamos.


¿Nos recuerdas?


¡Lo prometiste!




Me acerco lentamente a ellos… puedo ayudar. No tiene que ser así. Todos podemos salir de aquí.

Hasta el pecho.

No puedo quitarme el miedo de estar en aguas tan profundas. Cuando era niño, una bala de cañón me hizo caer al fondo de la piscina de mi tío. Me asusté. No podía moverme. Me estremecía de pánico, intentando desesperadamente ganar terreno vertical en vano. Pensé que iba a morir. Alguien bajó a tiempo para pescarme, pero desde entonces, he tenido una fobia horrible al agua. De hecho, nunca he aprendido a nadar.


Todo va bien.


Todo va bien.


Todo va bien.


Siempre hay tiempo.


No vuelvas atrás.


No nos dejes aquí.


Por favor.


Lo prometiste.




Hasta el cuello.

Ya es demasiado tarde. No puedo encontrar el fondo, no puedo ponerme de pie. Me estoy ahogando en el agua, estoy empezando a sacudirme de nuevo.


Todo va bien.


Hemos esperado tanto tiempo.


No nos darás la espalda.


Pudimos haber sido tanto.


Hecho tantas cosas.


Todo se ha esfumado.


Desperdiciado.

En sus brazos.


Puedo ver sus caras.


Los reconozco a todos.


Conozco a todos ellos.


Por fin estamos juntos.


Me han estado esperando durante mucho tiempo.


¿Cómo podría haberlo olvidado?




¿Olvidado?




¿Por qué nos harían eso?




¿Cómo podrían?




Ellos no hacen eso.




No pueden dejarnos aquí.




No puedes dejarme aquí.





















No me olvides.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License