Más Allá de la Carcasa
Puntuación: +12+x

Registro Experimental Sobre la Desvirtualización y Supresión de la Pseudopsique de Paraentidades Mediante Taumaturgia, AKA "Apareo EVE Parasupresor"

Entrada BD Entidades Amenaza

ID de Amenaza:

LTE-0050-Velveteen-Blit – "Fotomatón Paratáctil "

Nivel de Respuesta Autorizado:

2 (Amenaza Sub-Moderada) N/A (Destrucción Confirmada, Registro Archivado)

Descripción:


— "Muy bien Dunwich, ¿está listo?" dijo una voz ronca detrás de un espejo.

Dunwich asintió para luego extraer varios mililitros de sangre de su brazo con una jeringa. Entonces abrió paso a la máquina de fotografías. Sentía sin inmutarse como muchas cosas invisibles lo tocaban. Tal vez una simple mirada al hombre no mostraría nada extraño, pero mirarlo con máquinas de calor mostrarían un bugalú de rojos y azules.

Él se sentó dentro del fotomatón, miró su cámara y oprimió la jeringa para ver la sangre saltar. Con los ojos cerrados, levitó la fiesta de sangre que había ocasionado y formó una conexión con la máquina. De un extremo la sangre entraba por su cuello, y del otro se conectaba a la máquina. Y durmió

Entonces, Dunwich cayó en un eterno vacío. Estaba dentro de lo que anteriormente era algo vivo, ahora unido a algo sin vida. Un simbionte errante que se alimenta de conceptos como comer o beber. No había arriba ni abajo, pero él estaba tocando suelo. Ya estaba dentro del alma de la máquina.


Liquidación:


Proyecto "Averte"

Bajo la aprobación de 92 de los 108 miembros que conforman la Coalición Oculta Global de las Naciones Unidas, se ha instado al Taumaturgo Prelator Rick Dunwich a realizar un procedimiento experimental taumatológico con nombre clave: Apareo EVE Parasupresor (AEVEP), donde se pretende neutralizar para-amenazas de bajo nivel mediante métodos no-destructivos. Mediante este procedimiento, Rick Dunwich igualmente buscará información ECHO-22 para luego ser utilizada en el desarrollo de paratecnología.

Era un lugar lleno de nada, hacia cualquier dirección, tal vez realmente él era el único algo ahí; al frente de Dunwich, caminando en línea recta, un hombre, con sus manos tocando sus alrededores, con una estela de adoquines brillantes como la luna siguiéndole, con la cara de ébano, con pieles formales, sin nada en su pecho; él estaba buscando algo.

De él salía un brazo o una mano por cada vez que se extendía para tocar una pared de sólida nada. Dunwich había caminado hacia él, tratando de tocarlo, pero esa pared le impedía tal cosa. Dunwich empezó a sudar, y a pesar de que el lugar era frio, había calor.

Se alejó del hombre y nuevamente vino el estupor helado; y él seguía caminando.

El rostro de ese hombre clamaba la cama, cada paso le hacía temblar, y por cada nuevo miembro que salía de su cuerpo, había un tic en su ojo derecho.


13/02/2███ 11:50-

Rick podía sentir su cuerpo en el exterior, él estaba en el sueño de una máquina, un mundo alterno al cual había entrado por medios mágicos.

Debía darse prisa antes de que la máquina encontrara lo que buscaba. Él necesitaba encontrar una forma de romper la pared de nada.


Caminó en la nada hacia el hombre de las Cien Manos nuevamente, no tenía tiempo para estar resolviendo acertijos. Se sentó y empezó a meditar mientras el hombre seguía caminando, o es lo que diría un observador.

Estaba tratando de comunicarse con el alma de la máquina, pero de ella sólo venia una única palabra. Tan seca y cortante que probablemente Rick lo tomó como un objetivo que debía ser cumplido a toda costa: "Caricias."

Pero, ¿qué eran esas caricias?

Mientras el hombre seguía caminando sin inmutarse, Rick pensaba, recostado de la pared de nada, incomodo con la bata a modo de vestidura sacramental. Él recordaba a los taumaturgos con los que trabajaba: "Cuando encuentres al alma, intenta buscar su objetivo, es algo que les parece motivar a seguir. Una vez encuentres su objetivo, intenta que ella no lo haga luego, ni antes, pues la situación podrá volverse peligrosa. Tal vez sus efectos normales se aceleren. Tal vez su anomalía se vuelva mortífera rápidamente. Pero recuerda, después de estar en ese mundo, tu vida se cuenta en horas, sino en minutos. Suerte." Rick pensaba en las sensaciones en su piel en el exterior. No era normal, era más rápido de lo usual. El estar ahí perturbaba el alma, una especie de efecto observador, donde aceleraba los actos del alma.

¿Si dejaba que entraran a su boca podría ver la otra cara del alma? Rick se arriesgaba a morir de asfixia, pero tenía el suficiente tiempo para mirar lo que esta alma necesitaba para ser desactivada.

"No puedes mirar más allá del alma mientras no esté en funcionamiento; parece que hacen tanto esfuerzo en su objetivo, que se debilitan. O eso es lo que dicen algunos, aún no sabemos del todo bien cómo funcionan las almas no-vivas, así que ten cuidado. Tal vez morir en ese mundo de alma te pueda matar en la vida real." esas palabras lo seguían atormentando, y a la vez eran una llave para desactivar el alma.

Se levantó y corrió, había perdido el alma de vista. La consiguió luego de algunos minutos. Luego esperó, y esperó… y esperó. Esperó mientras seguía al alma y tocaba la pared en su eterno pensar en que, si externamente las sensaciones entraban en su boca, podía debilitar la pared y poder interactuar con el alma.

Sintió una arcada y se cayó de lado. La pared se había ido. Y miró al alma, todas sus manos apuntaban a un agujero levitando en la nada, y cada una entraba poco a poco en él. La cara del alma se volvió en una sonrisa de placer, como si por fin, después de un día laborioso, tomara un descanso en su cama.

Rick debía darse prisa, no quería que fuera lo que pensaba.

El alma empezó a gritar: "¡Caricias, caricias, caricias!"

Rick estaba palideciendo. Se estremeció, pero sin inmutarse, tocó una parte del hombre, y Rick lo entendió todo.

El hombre empezó a llorar y le dedicó una cálida sonrisa a Dunwich. Sus manos empezaron a extraer algo rosado del portal, más que rosado, era rojo; no era algo sólido, era más unas venas que tenían un líquido en ella; y Rick empezaba a tumbarse en el suelo, intentó comunicarse con él, en esperanza a no sucumbir.

— "Alguna vez tuve lo mismo que tú." — Dijo el alma, porque ahora su sentimiento es mutuo, y los dos saben lo mismo — "Ahora sólo busco algo que lo suplante. Necesito caricias, Rick."

— "Sé lo que se siente, y no es bueno. Muchas veces lloraba por mujeres, por familiares, por mi vida, nimiedades de las que hoy me arrepiento. Pero encontré una forma de dejarlo. Deja el vino y deja las Caricias. Se libre, te lo dijo yo. Encuentra libertad y deja de estar aferrado a este mundo, ¿puedes?"

Por favor, mátame.

Rick sintió como el alma se debilitaba, y de su bata, sacó un puñal y un frasco.

Le cortó la garganta y recitó unas plegarias.

— "¿Y bien, Rick?"

— "No siento nada ahora" dijo mientras se retiraba tristemente.

Firmado,

dcaf(1).png
Subsecretaria General D.C. al Fine
Coalición Oculta Global de las Naciones Unidas
La Máquina Ahora No Hace Nada,
Pues Yace En Un Frasco de Porcelana

¿En mi mente, señor?
Si

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License