Los Caballeros Humanistas Hub
Puntuación: 0+x

Introducción

1

Jean-Baptiste Ravin de Courville a los 28 años.

Los Caballeros Humanistas, comúnmente llamados "Caballeros", son transhumanistas anormales que desean mejorar la condición humana a través de la anormalidad. Consideran la anormalidad como un proceso natural y piensan que es deber del hombre adaptarse a ella. Esta evolución hacia una Humanidad Anormal ocurre por la creación de anomalías y su uso, y lleva el nombre de "El Mejor Hombre".

Los Caballeros Humanistas tienen una historia muy documentada, comenzando en la segunda mitad del Siglo XVIII con la creación de la organización por Jean-Baptiste Ravin de Courville y el Barón d'Holbach. Además, la organización pudo haber tenido alguna influencia en el pasado sobre la política francesa, especialmente durante la Revolución del Imperio.

Desde el simple club de reflexiones humanista que fue la organización en su infancia, se ha diversificado y ampliado hasta convertirse en un jugador importante en la escena anormal francesa. Los Caballeros se consideran así mismos como la continuación moderna de la Ilustración, afirmando que las libertades fundamentales del ser humano que se obtuvieron a partir del primer movimiento de la "Nueva Ilustración" ahora deben adquirir las libertades fundamentales del 'Hombre Anormal'. Los Caballeros están actualmente presentes principalmente en Francia, aunque también están establecidos en el Reino Unido, Alemania, Bélgica, Austria, los Países Bajos, Italia y España, y anecdóticamente en Europa del Este. . No más de una docena de Caballeros estarían actualmente activos fuera de Europa. El tamaño relativamente pequeño de la organización limita su capacidad de acción al tiempo que facilita su ocultación a los ojos de la Fundación.

Funcionamiento Interno:

La organización de caballeros parece estar dividida en tres grupos principales:

  • La "Red", es un séquito de informantes civiles conformado posiblemente por una muy extensa agrupación, aunque presente solo en la Francia metropolitana. Esto permite a los Caballeros mantenerse al tanto de los movimientos de otras organizaciones anormales, así como localizar nuevas anomalías. Los informantes de la red parecen ser tratados caso por caso: algunos no conocen a su empleador, mientras que a otros se les ofrece el estado de aprendizaje después de un cierto período de tiempo.
  • Los "Aprendices" son discípulos de los Caballeros actuales, que les enseñan las ciencias anormales y la doctrina filosófica de la organización. Estas incluyen misiones de "campo". Se supone que todos los aprendices algún día se convertirán en Caballeros.
  • Los "Caballeros" por derecho propio. Estos últimos están conformados por los líderes de la organización: tomaron el juramento y recibieron los "Tres Regalos", un nuevo nombre, una mansión privada y una subvención, además de la responsabilidad de capacitar a uno o más aprendices. Los Caballeros disfrutan de una gran libertad de acción dentro de la organización y parecen ser capaces de actuar independientemente, siempre y cuando su investigación cumpla con los lineamientos establecidos por la Asamblea. Por lo tanto, varios Caballeros solo practican con sus aprendices en su mansión, mientras que otros lo realizan en retiros o clubes. Se estima que su número no excede los mil.

La organización de los Caballeros parece muy poco institucionalizada y su único cuerpo de toma de decisiones sería una "Asamblea Humanista". Esta Asamblea se reuniría con una frecuencia desconocida para determinar las pautas de la organización, así como los fondos otorgados a cada Caballero. La organización parece estar basada principalmente en una forma de meritocracia.

Financiamiento:

La financiación más estable para los Caballeros Humanitarios proviene de una cuota de membresía que parece ser pagada por todos los caballeros de pleno derecho. Este dinero se agrupa y redistribuye entre los Caballeros de acuerdo con el mérito y las necesidades de cada uno. Sin embargo, la organización también parece respaldada por donaciones de sus miembros más ricos. De hecho, muchas familias ricas parecen ser históricamente parte de la organización. También parece que los clientes privados que comparten los mismos intereses pueden donar a los Caballeros, aunque estos patrocinadores nunca han sido identificados. Finalmente, algunas anomalías parecen ser creadas por la organización con el único propósito de ser vendidas a través de Marshall, Carter & Dark Ltd.

2

"Merleau, Da Lozzo, de Bellegarde, Montieu y Ponty llegando a la Asamblea del 1 de junio de 1932".

Actividades:

Las principales actividades de Caballeros giran en torno a la investigación de lo anormal, en particular la teoría de los puentes singulares, y la creación de anomalías que puedan mejorar la condición humana. Muchos Caballeros también practican la filosofía aplicada a la anormalidad.

Diferentes políticas enmarcan las actividades de Caballeros. Aunque la mayoria siguen siendo desconocidas para la Fundación, se pueden citar tres de estas:

  • La "Nova Gloria" (Nueva Gloria), que es el pilar de la actividad de los Caballeros. Esto se refiere a la creación de anomalías que pueden mejorar la condición humana, directa o indirectamente, o para comprender los mecanismos humanos con el fin de influir en ellos. Según los Caballeros, adquirir la "Nueva Gloria" sería hacer al hombre anormal por naturaleza.
  • La "Renovatio Pulchritati" (Restauración de la Belleza) para crear "El Arte del Mejor Hombre". Esto implica el financiamiento de analistas y la creación de obras de arte anestésicos que convierte a los Caballeros en un importante mecenas en la escena anart.
  • El "Hominum", una política originalmente no anormal. De hecho, se trata de crear fondos y llevar a cabo misiones humanitarias, principalmente para las personas oprimidas por un régimen autoritario y particularmente cuando las anomalías están en juego. Se cree que el grupo de interés a trabajado en varias ocasiones para alterar estos planes, aunque no se puede dar ninguna prueba concreta.

Sin embargo, los Caballeros mismos parecen considerar estas políticas como "directrices" en lugar de dogmas vinculantes.

El proselitismo de las causas humanistas y transhumanistas parece llevarse a cabo solo mediante publicaciones de tratados científicos o filosóficos. Con el fin de reclutar nuevos miembros, los Caballeros usan su red para identificar a los posibles alumnos y prefieren acercarse a ellos de forma individual. Sin embargo, los Caballeros a veces se acercan a miembros de organizaciones opositoras, incluyendo la Fundación, para tratar de unirlos a su causa, especialmente sobre la base de su experiencia en lo anormal. La Fundación alienta al personal a denunciar a cualquier miembro sospechoso de estar en contacto con los Caballeros Humanistas.

Los Caballeros son extremadamente discretos y la recopilación de información sobre su organización actual ha resultado difícil. De hecho, parecen tener un nivel muy alto de control memético y lo usan para transmitir información codificada.

Relación con la Fundación:

Los Caballeros no son directamente hostiles a la Fundación. Han expresado repetidamente su respeto por la Fundación y sus éxitos. Sin embargo, los Caballeros afirman ser "ideológicamente irreconciliables" con esta. De hecho, la organización considera la anormalidad como un proceso natural que sería inútil, e incluso peligroso, el tratar de detener, por lo tanto, sienten un profundo desprecio por las doctrinas de confinamiento de las anomalías menos peligrosas. Otra razon también es porque los Caballeros son conscientes del pequeño tamaño de su organización frente a la Fundación, a quienes solo son hostiles cuando sus intereses están en juego.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License