Interludio: Una Exhibición
Puntuación: 0+x
petrakovich.jpg

Fotografía de "Todos los Días son Miércoles"

Encontrado en 2012, como parte de la exposición curada de la Biblioteca:

"De Pie Sobre los Hombros del Fénix: Descubrimiento y Redescubrimiento en la ReCreación Post-Milenaria del Anarte"

Michael Petrakovich
Canadiense, 1976-2043

Todos los Días son Miércoles
2003-04
Sangre, sudor y miedos sobre lienzo;
Aceites sobre madera de enebro.
Donado a la Biblioteca por el artista.

La primera pieza producida por M. Petrakovich tras su abandono de las tácticas de "conmoción y destrucción" del colectivo de arte "Are We Cool Yet?", Todos los Días son Miércoles es un punto de vista importante e impresionante de las luchas del artista para redefinirse a sí mismo como un miembro de la escuela de ReCreacionistas de anarte en lugar de un pseudo-deconstruccionista.

Las referencias al estilo tradicional del surrealismo son más pronunciadas en el uso de tintas compuestas de muestras de sangre de Picasso, Dalí y Masson, combinadas con el sudor del propio artista. El uso de los efectos sinestésicos por parte de Petrakovich se da aquí con total libertad, con las respuestas táctil-gustativas y propioceptivas auditivas que se reportan con mayor frecuencia. También tenga en cuenta el uso único de ocre y carmesí para provocar la sensación de embriaguez, un efecto cognitivo que Petrakovich utilizó con gran efecto en piezas posteriores.

El efecto secundario y más infame ha sido descrito por el artista como "derechos de autor" y consiste en cualquier representación indirecta, incluyendo fotografía, video, bocetos dibujados a mano, clarividencia, proyección astral y escrutinio, para producir solo una copia alterada de esta placa descriptiva con la mayoría del texto reemplazada por la siguiente frase: "Chúpala, perra. Tienes que ver para creer."

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License