La Orientación O5
Puntuación: +5+x

Yo estuve allí.

Yo estuve allí cuando un hombre rasgó a través de cinco puertas de acero y cercenó hombres por la mitad con sus manos desnudas. Yo estuve allí cuando cosas horribles surgieron de un avión en pleno vuelo e hicieron que un mundo cuerdo estallase en llamas. Yo estuve allí cuando lo verde hizo a los muertos bailar y gritar.

Yo estuve allí cuando se recibieron las órdenes, cuando se siguieron esas órdenes, y cuando nos dijeron que tendríamos que seguirlas una vez al día, cada día, el resto de su vida.

Yo estuve allí cuando los dos mejores hombres que he conocido nunca se derrumbaron en un instante porque apartaron la vista, y permanecí allí, contemplando aquella cara ridícula…

Aquella cara absurda, ridícula.

Aquella fue la última vez que algo me sorprendió.

Cuando desperté en una cama de la enfermería y me dijeron que me habían ascendido, no me sorprendí. Cuando me dijeron que habían fingido mi muerte y administrado amnésicos a las personas que mejor me habían conocido, no me sorprendí. Cuando me trajeron al Mando y conocí a los otros, no me sorprendí. Entonces me dijeron que, como parte de la Orientación O5, iban a explicarme que era SCP-001…

No me sorprendí.

Cuando conocí al resto del consejo, me dijeron que como parte del protocolo habitual, recibiría una carta de presentación del Administrador. Cuando les pregunté que dónde estaba el Administrador, ellos simplemente me dijeron "No lo sabemos". Casi me reí; ¿no lo saben todo los O5? Ellos me entregaron la carta y salieron de la habitación, cuando pregunté porque estaban saliendo, dijeron, "Intimidad". Simplemente parpadeé; en este punto me pregunté si todo aquello no era más que una broma. Así que me senté en la silla que me dejaron y desplegué la hoja de papel.

Bienvenido, supervisor recién designado.

Tiene preguntas. A lo mejor aún no sabe cuáles son todas, o le preocupa qué respuestas tengan en este punto, pero las tiene, y tiene muchas. Si ha abierto esta carta esperando esas respuestas, le contaré todas las que tengo.

Es decir, ninguna.

¿Qué es SCP-001? No hay uno solo. ¿Fue ese el primer objeto anómalo que descubrimos? Por supuesto. ¿Fue importante? Probablemente no. ¿Confuso? Bien. Por lo menos aún es humano. Eso es todo lo que somos, seres humanos. Seres humanos que piensan que podríamos registrar la destrucción de la cordura. Fuimos unos necios. Y aún lo somos. La Fundación está comprometida, siempre lo ha estado, y siempre lo estará. ¿Por qué? Pensamos que hay una clave, una razón para todo— es porque pensábamos que había un "porqué".

No lo había.

Así son las cosas. Nada ha cambiado, el universo no se ha roto con el tiempo, así es como debe ser. Se le informa al personal sobre SCP-001 porque les reconforta. Ayuda a pensar que hay un porqué, porque eso sugiere que hay una solución, pero no la hay. No reparamos: aseguramos, contenemos, protegemos. Sin duda, se habrá preguntado, ¿por qué los objetos no están ordenados cronológicamente, en orden de recuperación? Sin duda, se habrá preguntado, ¿por qué algunos objetos tienen historias completamente documentadas y otras no? Sin duda, se habrá preguntado, sabiendo lo que sabe, ¿porque este mundo todavía existe? Le dije que tenía más preguntas de las que pensaba.

Ya no sabemos cuánto de lo que documentamos es verdad, probablemente cambie de un día para otro. No hay forma de decir lo que está siendo afectado por qué anomalía, especialmente cuando hay un número infinito que todavía no hemos descubierto. La existencia es una anomalía.

Así que, ¿qué esperamos que haga, armado con esta información, o ausencia de la misma? Lo que pueda. No reparamos, y no solucionamos.

Aseguramos.

Contenemos.

Protegemos.

Felicidades por su ascenso a supervisor.

Buena suerte.

-El Administrador

Yo estuve allí cuando el que no me importase no bastó para protegerme de la verdad.

Debo haberme pasado una hora sentado antes de que volvieran por mí. Cuando me preguntaron como estaba, todo lo que dije fue: "Un poco sorprendido." Me miraron y escuché una voz, débilmente, "Bienvenido a Supervisión, Brian." El resto es historia, si tal cosa existe. Hay una cosa más, por cierto, la carta tenía una PD:

No se preocupes mucho acerca por eso, cualquier cosa que piense que es la verdad es probablemente lo bastante bueno de todas formas.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License