La Fundación y El Mal
Puntuación: +4+x

Este es lo primero en lo que puede ser una serie de salidas de carácter de ensayo de la naturaleza de la Fundación SCP, su trabajo, y sus aspectos. Mantenga en mente que la Fundación, siendo por naturaleza, un trabajo colaborativo, es, por necesidad, un canon conectivo. Aspectos son colocados y removidos dentro y fuera en una base constante. Mi propósito aquí es dar un punto de vista de escritor sobre tendencias generales dentro de la Fundación.

Mi primer ensayo es sobre el tema del Mal dentro del universo de la Fundación. El mal, por definición, es un concepto nebuloso, pero generalmente puede ser definido por consientes acciones inmorales. Esta es la razón por la que los enfermos mentales son a menudo no descriptos como malvados: uno debe tener un entendimiento de moralidad y elección de actos en una manera inmoral para ser considerado malvado. Si uno no entiende el concepto del bien y del mal, esta, en el peor de los casos, loco.

Los escritores a menudo caen en las dos trampas envolventes de la Fundación. La primera es asumir que la Fundación está en el lado de los buenos. Ciertos viejos artículos tienden a caer en esta trampa: son hechas referencias de SCPs tornando a la Fundación por ayuda, a la Fundación luchando contra los males del mundo, y generalmente pintando a la Fundación a la luz de los paladines luchando contra la oscuridad.

Esto ignora los actos inmorales extremos que la Fundación a menudo recurre. Mi SCP-231 ha sido traído como un ejemplo de esto, pero la verdad es, un ejemplo mucho más siniestro y sutil puede ser encontrado en el ejemplo de SCP-132.

SCP-132 es un ejemplo de la Fundación como el Caballero Blanco. El SCP en cuestión es una chica cuya existencia causa su dolor. Pero tornando a la Fundación, su dolor es aliviado. Esto parecería ser un buen acto por parte de la Fundación… pero considerando la oración final en el artículo.

Debido al enfoque no profesional del Agente ████-████████ de admisión de SCP-132 [Referido al PROTOCOLO-XII de Código de Conducta de Recuperación], él fue subsecuentemente terminado.

Si alguna vez has visto Erase una Vez en México, la Fundación es el Agente Sands. Existimos para mantener el equilibrio… puede ser que no vaya tan lejos como para dispararle en la cabeza a un chef porque su comida es DEMASIADO buena para este mundo, pero estamos cerca. Y es por eso que la Fundación no puede ser buena: A causa de que estamos dispuestos a encerrar a las cosas que parecen demasiado inofensivas, o incluso beneficiosas para el mundo, simplemente a causa de que no conforman la visión de la Fundación de que debería percibir el público como realidad.

La otra tendencia, y una que ha ido en aumento últimamente, es pintar a la Fundación como un montón de perros de tiro, psicópatas violadores que luchan contra un mal aún peor. Esta mentalidad a menudo describe al Personal de la Fundación como monstruos completamente amorales que son sádicos, crueles e irredimibles… excepto que las cosas contra las que luchan son peores. ¿Verdad?

Incorrecto.

La verdad es que la Fundación no se involucra en el mal por motivo del mal. La gente que trabaja para la Fundación no son necesariamente malvados: muchos de ellos son buenos, individuos interesados en hacer lo que deben porque deben hacerlo. Por ejemplo: mi alter ego, el Dr. Clef, ha sido a menudo representado como un psicópata violento quien va matando SCPs solo por el placer de hacerlo. Sin embargo, si consideras sus acciones, y las comparas con las acciones de algunos de los más… inestables… miembros de la Fundación, verás… o espero que seas capaz de ver… un patrón simple de su violencia: la precisión.

Clef no es innecesariamente violento, aunque hay miembros del equipo que lo son: él es tan violento como como siente que debe serlo. Para otro gran ejemplo, interpreten uno de los varios Registros de Desmantelamiento: ningún remordimiento se siente por terminar una vida o destruyéndose un artefacto único. Solo, como mucho, humos sarcástico.

A fin de cuentas, el personal de la Fundación no son locos ni homicidas. Son gente que hace su parte para proteger el mundo. Sin embargo, esto no cambia el hecho de que al final, muchas de sus acciones son inmorales e injustas, por lo menos, en el hecho de que muchos ítems SCP humanoides son aprisionados contra su voluntad simplemente por que deberían ser tomados pausadamente. ¿El fin justifica los medios?

No lo sabemos.

Y esa es la gran pregunta que los lectores de la Wiki de la Fundación tendrán que responder por si mismos a largo plazo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License